El Campo

Cosecha

Sorpresa cervecera: la cebada está rindiendo más de lo esperado

24|12|19 10:35 hs.

Cuando la cosecha de cebada ya está finalizada en la mayoría de las regiones, restando sólo lotes del sudeste bonaerense, se puede decir que mantuvo una característica que mostró desde mediados del ciclo, la disparidad de los resultados, y mostró una carta inesperada en muchas de las zonas cuando entraron las cosechadoras, rindió mejor en kilos y en calidad de lo esperado. 


“Finalizada la cosecha en el oeste y norte de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos, los rindes y calidades han sorprendido de manera positiva. Las bajas temperaturas en el llenado de granos, sumadas a la excelente adaptación de la cebada a condiciones de estrés hídrico, son los principales factores que explican los resultados”, indican en el habitual informe mensual sobre el cultivo cervecero que elaboran los ingenieros Mario Cattáneo y Fidel Cortese. 

A la hora de poner la lupa sobre el mapa productivo, salta a la vista que para la zona aledaña al puerto de Bahía Blanca y el sudoeste bonaerense en general la cosecha fue mala y fue la región más castigada. Pero allí también la cebada entregó un poco más de los esperado. “En el sudoeste bonaerense, está avanzada la cosecha en un 90%, con bajos rindes, aunque mejor de los esperados, y algunos problemas por altas proteínas”, explican los especialistas en el trabajo que será publicado en www.cebadacervecera.com.ar. 

En la zona del sudeste, con un avance del 60 % en la cosecha, ha habido resultados muy variables de acuerdo a fechas de siembra, variedades, estado nutricional y afectación de heladas, como principales factores. “Hay rindes y calidades muy dispares pero, como en el resto del país, mejores de los esperados”, concluyen.

“Con este panorama nuestras estimaciones prevén una producción total de entre 3,7 y 4 millones de toneladas de cebada cosecha 2019/20”, agregan.

Tres Arroyos 
El ingeniero Cortese brinda más detalles sobre los resultados en Tres Arroyos. “Cuando te vas acercando de Bahía Blanca hacia Tres Arroyos el escenario mejora, y para el lado de la costa mejora mucho más. En general la gran mayoría de los lotes están rindiendo más de lo que pensaban los productores”, analiza. “En general, en la zona costera va a ser una cosecha buena, pero para Chaves, De La Garma y el norte de Tres Arroyos los resultados son pobres. Y eso tiene que ver con que las lluvias fueron menores”, completa. 

Tecnología de cultivo 
Los especialistas recordaron la importancia de las buenas condiciones de almacenaje para cebada ya que, en el caso de las destinadas a malteo, el poder germinativo es una condición indispensable en la comercialización. “Otro aspecto importante es la pureza varietal, por lo que aconsejamos en todos los casos analizar los lotes para evitar sorpresas y movimientos que, con los actuales precios, hacen inviable el margen del cultivo”. 

Panorama internacional 
Como parte de su informe, los ingenieros Cattáneo y Cortese brindan un panorama de lo que está pasando con la cebada en el resto del mundo. “Con la finalización de la cosecha de cebada en Canadá, con buenos rindes, que elevan su producción a 10,4 millones de toneladas, se cierra la campaña 19/20 en el Hemisferio Norte. Las estimaciones del USDA para esta campaña pronostican una producción mundial de 156,8 millones de toneladas, lo que significa, como adelantamos en el informe anterior, la mayor cosecha de los últimos 20 años”, indican. 

“El stock final sube interanualmente en un 21% (18,9 vs 21,9 millones de toneladas), mejorando la relación stock / consumo de 12,8% de la campaña 18/19 a 14,3% en la actual campaña”, agregan. 

“La producción de cultivos de invierno en Australia se vio afectada negativamente por las condiciones climáticas a principios de primavera, que fueron más desfavorables de lo esperado en la mayoría de las regiones de cultivo, particularmente en el oeste de Australia y el sur de Nueva Gales del Sur. La lluvia estuvo por debajo del promedio y las temperaturas por encima del promedio en la mayoría de las regiones de cultivo”, completan. 

Para los principales cereales de invierno, se pronostica que la producción de trigo disminuirá en un 8% a alrededor de 15,9 millones de toneladas, 35% por debajo del promedio de 10 años hasta 2018/19. En cambio la producción de cebada puede aumentar en un 4% a alrededor de 8,7 millones de toneladas, un 3% por debajo del promedio de 10 años hasta 2018-19, según las estimaciones del Australian Bureau of Agricultural and Resource Economics and Sciences (ABARES). 

“Todos estos números, sumados a una cosecha por encima de lo esperado en Argentina, hacen que el mercado opere sin grandes cambios en los precios”, indican los especialistas.

“Un dato interesante para las exportaciones argentinas es que tanto en Brasil como, en menor medida, en Uruguay, las cebadas presentan problemas de DON, al igual que pasó en nuestro país el año pasado, lo que va a repercutir en el aumento de las necesidades de importación de Brasil. Habrá que seguir atentamente como juegan las políticas comerciales entre ambos países con las nuevas autoridades gubernamentales”, advierten.