El de Cascabelito es un servicio esencial para las familias de la localidad

S.Mayol y Bellocq

Especial de Fin de Año

El Estado al rescate de Cascabelito

02|01|20 21:34 hs.

En el mes de octubre desde el gobierno bonaerense le dieron a conocer a la Liga de Madres que finalmente el Jardín de Infantes Cascabelito, de San Francisco de Bellocq, había pasado a manos del Estado. Ese anuncio significó una rápida respuesta a la demanda hecha desde la entidad que administraba a la institución nacida en 1972. 


Desde siempre, pero sobre todo en el último tiempo, se había vuelto imposible sostener el nivel de costos fijos en una economía tan castigada como la de nuestro país. No había evento que alcance para recaudar dinero, y las cargas sociales, pagos de seguros y servicios se habían convertido en una mochila por demás pesada para la Liga de Madres, desde donde resolvieron finalmente solicitar su estatización a mediados de 2018. 

María Celia Funes es la presidente de la Liga de Madres y contó a La Voz del Pueblo que “los gastos eran demasiados como para mantener un jardín, entonces decidimos pasarlo al Estado”. 


María Celia Funes, Presidente de la Liga de Madres (Jardín Cascabelito)


De todas maneras apuntó que aún resta un detalle para aplicar la estatización en su totalidad. “Empezamos el año pasado con los papeles, no recuerdo si en julio o agosto. Después nos atrasó una deuda porque habían llegado unos papeles tarde, todavía tenemos pagos que hacer por todo el verano”, dijo la directiva. 

Explicó que los pagos que se tienen que efectuar corresponden a servicios de agua, luz, y de alguna carga social. “Eso tenemos que seguir pagando hasta que el Estado venga y diga que no hay que pagar más”, afirmó.



Iniciativa propia 
Desde la misma Liga de Madres se pensó en la opción de la estatización como única salida para lograr sostener el servicio que brinda en la localidad el jardín de infantes. “Mandamos papeles directamente nosotros a La Plata”, dijo la presidente de la institución quien además precisó que no hubo intermediarios políticos en el proceso. 

“Después que estaban hechos los papeles vinieron y nos dijeron que iban a ayudar a que se estatizara lo antes posible”, comentó.

Incluso sorprendió a las integrantes de la institución la celeridad con la que finalmente se resolvió el pedido que se viabilizó localmente desde la jefatura educativa de inspección del nivel privado. “La gestión fue bastante rápida, más de lo que suponíamos. Pensábamos que iba a tardar bastante considerando que el Estado quizá no se iba a querer hacer cargo, pero fue todo lo contrario”, confió la mujer. 



Generando recursos 
Contó María Celia que para cumplir mensualmente con el pago de cargas sociales debían “trabajar un montón y nada alcanzaba”, considerando los aumentos que debían absorber por las cargas sociales, seguros y los servicios de luz y gas. “Hacíamos tortas fritas, buñuelos, bingo, tallarines, ferias de ropa hasta cicloturismo, pero eran demasiados los pagos para un pueblo chico como nosotros que no puede juntar dinero fácilmente”, sostuvo. 

Recordó igualmente que hubo “gente de campo que nos daba ayuda con material didáctico, y el intendente que nos había dado un cheque de 10 mil pesos. Pero este año no nos empezó a dar porque no había dinero”. 

“Un logro” 
Explicó María Celia que con la estatización, el pago de las cargas sociales de los sueldos –que siempre ha pagado el Estado- de los seguros y los servicios, ahora no son responsabilidad de la Liga de Madres. “Para mí fue un logro grande que se haya podido estatizar. También a uno le da lástima después de tantos años, pero no se podía más”, señaló al mismo tiempo en que resaltó que se extrañarán las actividades para generar recursos. 

El jardín de infantes Cascabelito fue fundado en 1972, tuvo este año una matrícula de 48 alumnos entre los que se cuenta el servicio de maternal. Dispone de cuatro docentes, incluida una directora con sala a cargo.