El estudio Roulet lo realizó en base a un productor que siembra soja en campo propio de 500 hectárea

El Campo

Relevamiento

Los cambios en la reglas del juego pintaron de rojo los números de la soja

03|01|20 15:41 hs.

La suba dispuesta por la Ley de Emergencia Económica en los derechos de exportación y la alícuota de Bienes Personales provocará, en el caso del cultivo de soja, que cambien los colores del número final. Hasta diciembre el resultado daba en verde, ahora dará en rojo. 


Así se desprende de un estudio realizado por el consultor y ex Secretario de Agregado de Valor de la Nación, Néstor Roulet, sobre cómo se repartirán los dólares de una hectárea de soja de la presente campaña, a partir del aumento de las retenciones de la leguminosa al 33%. 

“Mientras la producción tendrá una pérdida en el resultado final para la campaña 2019/20 de alrededor de 32 US$/ha, el Estado se llevará en todo concepto por tributos 654 US$/ha, que equivalen a 53,41 % de los ingresos brutos de dólares por una hectárea de soja”, asegura Roulet.

“Esto se debe al efecto distorsivo del tributo más importante que son los Derechos de Exportación, ya que se calculan directamente del ingreso inicial actuando como un impuesto directo a las ventas, sin tener en cuenta las variables productivas, ni la rentabilidad”, agrega.

“De los 19.250 millones de dólares que ingresarán al país por el complejo sojero de la campaña 2019/20, más de 10.000 millones van a parar a las arcas de los Estados Nacional, Provinciales y Municipales, mientras la producción pierde 623 millones de dólares”, completa.

Presión 
Según el estudio realizado por el ex funcionario de la administración de Mauricio Macri, la pérdida del 2,64% de la producción se debe al aumento de la presión impositiva (aumento de los Derechos de exportación) desde que asumió el nuevo Gobierno, ya que pasó del 24,7% al 33% es decir un 8,3% más.

“Si hiciéramos el mismo ejercicio con las condiciones de hace un mes atrás, con el derecho a las exportaciones del 24,7% y con Bienes personales del 0,75% del valor del bien (ahora es del 1,25%), el productor tendría un margen positivo de 119 U$S/ha”, asegura Roulet. 

Entre sus conclusiones, el consultor resalta un histórico reclamo del sector productivo: “Esto (los resultados de su trabajo) refuerza la tesis de que el Gobierno nunca debe que modificar las variables luego de que el productor hizo la siembra de un cultivo (por cambios en las reglas de juego y falta de seguridad tributaria), ya que de un resultado positivo al realizar la inversión hoy se encuentra que pierde dinero”. 

El estudio Roulet lo realizó en base a un productor que siembra soja en campo propio de 500 hectáreas y a una distancia de 280 kilómetros al puerto. El valor FOB puerto argentino de 350 US$/tn lo multiplicó por el rendimiento promedio de la soja en el Argentina (3,5 tn/ha) y obtuvo los dólares que ingresan al país por de una hectárea de soja. 

Para obtener el precio bruto que va a recibir el productor a este valor se le descontó las retenciones y los gastos de puerto. En tanto, el consultor analiza también los números finales de la soja a nivel país: “Con una producción estimada de 55 millones de toneladas para la campaña 2019/20, podemos estimar el ingreso de dólares al país por el complejo sojero, donde el Estado (Nacional, Provinciales y Municipales) recaudará más de 10.000 millones de dólares a pesar que la producción tendrá una pérdida de 623 millones de dólares”.