Alejandro Goldbaum

Interés General

InfoSalud

Para prevenir lesiones por las caminatas por la playa

04|01|20 12:49 hs.

Tres Arroyos cuenta en su distrito con tres playas, privilegiadas por sus grandes extensiones, su tranquilidad y sus paisajes dignos de apreciar en toda su extensión. Es muy común ver a sus turistas realizando caminatas, hasta el Faro, el arroyo en Claromeco o hasta la albufera de Reta. Sin embargo, para disfrutar las caminatas sin sobresaltos, hay que tener ciertos cuidados; que si bien son mínimos se deben tener en cuenta. 


Dialogamos con el doctor Alejandro Goldbaum, jefe del Centro de Salud de Reta, quien nos detalla los beneficios e inconvenientes que presentan las caminatas por la playa y nos da algunos consejos y recomendaciones para disfrutar de esta práctica tan habitual. 

El doctor Goldaum recomienda que para quien no lo realiza en forma asidua ni posee un entrenamiento deportivo, es conveniente que la caminata por la arena no supere los 30 minutos; incluyendo el regreso. Los paseos deben ser cortos, ya que las largas caminatas por la playa generan fatiga muscular en las piernas (habitual en gemelos) y en los pies (habitual en la fascia plantar). Esto se debe al exceso de amortiguación de la arena y a la falta de fuerzas de reacción del suelo que ayudan a la marcha.

Los beneficios 
Si se realiza esta práctica en forma breve pero diaria, tiene efectos muy positivos para los sistemas cardiovascular, nervioso y muscular y, por supuesto, también para nuestros pies, ya que “es de las zonas con más terminaciones nerviosas de nuestro cuerpo, y la arena es una superficie ideal para estimularlos, en particular al sistema cardiovascular”. 

Además, la humedad del mar y su baja presión son factores que facilitan una mejor recepción de oxígeno. Para el sistema nervioso estos paseos “modulan la sintomatología depresiva, disminuyen la ansiedad y el estrés percibido, mejoran los vínculos sociales y reducen las tensiones corporales”. 

Para el sistema muscular “caminar por la arena es un ejercicio que hace trabajar nuestros músculos, especialmente los de las piernas, fortaleciendo los huesos, articulaciones y tonificando la musculatura”, 

Esta actividad también ayuda a conseguir otros beneficios, como “los relacionados con problemas vasculares, varices, edemas en las extremidades por estasis venosas de diferentes causas. La irregularidad de la arena hace una compresión sobre toda la planta del pie facilitando el retorno venoso y así mejorando la hinchazón de las piernas”, 

Por último, la arena de la playa también incide en la belleza de la piel, ya que “es además un buen exfoliante natural”. 

Sin embargo, como cualquier actividad física se deben tomar ciertos recaudos. 

El clima y su impacto 
En primer lugar, los cuidados a tener en cuenta son los relacionados con el clima reinante. Siempre debe colocarse protector solar, factor superior a 30 y renovarlo cada dos horas. Proteger el cuero cabelludo de la exposición al sol con gorro y en zonas ventosas siempre llevar un abrigo, por más que haya sol; ya que debe evitar exponerse a los cambios de temperatura. 

Como cualquier actividad física que realizamos en verano, hay que prescindir pasear por la playa en las horas de más calor, optando por realizar estos paseos en “las primeras horas del día o en las últimas de la tarde” y siempre portando con suficiente hidratación. Nunca salir sin llevar agua segura. “Hay que ser conscientes de que cuando la temperatura ambiental supera los 30ºC y la humedad es igual o superior al 80 por ciento, no es recomendable realizar ejercicio físico debido a que el cuerpo en estas condiciones no elimina bien el calor producido durante la actividad”, remarca el doctor. 

La arena: ¿seca o mojada? 
La arena nos otorga muchos beneficios a nuestra salud, pero debemos de tener precaución si la playa presenta mucho desnivel o inclinación. 

En cualquier caso, si optamos por realizar estos paseos, el mejor tipo de arena es la mojada: “Es el terreno más sencillo de recorrer en la playa, ideal para comenzar y precalentar los músculos, ya que las olas masajean los tobillos y ayudan a estimular más la circulación”. Esta superficie “suele ser algo más estable que la arena seca, en la cual se necesita un mayor gasto energético por el esfuerzo que requiere el recorrido del paso, desde que se choca con el talón hasta que se despega de la arena”.

- Evitar planos inclinados, ya que caminar durante un largo periodo por una superficie inclinada puede afectar principalmente a estructuras como las rodillas. Las personas que sufran afección en meniscos o cartílagos de la rodilla deben evitarlo. A su vez deben evitar ingresar en zonas con humedales o pastizales por las picaduras de insectos o animales rastreros; que en Reta son muy habituales. Se debe sumar la aplicación de repelente, siempre que se realicen caminatas playeras. - Colocarse protector solar en los pies y es conveniente no utilizar ojotas, ya que hay que realizar tracción para que no se salgan y es muy frecuente que generen lesiones. El calzado mas aconsejado, es aquel que ajuste el pie; sobre todo con ajuste de talón, como por ejemplo las Crocks. Si no se tiene pensado ingresar al agua lo más conveniente es utilizar zapatillas; ya que protege toda la superficie del pie. Por lo cual, las ojotas tan populares en verano sólo están aconsejadas para el uso de espacios públicos comunes como los ingresos a las piletas o baños públicos, duchas o gimnasios. 

Cuidado de los pies 
En una caminata por la playa pueden darse distintas lesiones que se consideran leves y evitables, con procedimientos sencillos; que evitan que un paseo distendido finalice en el Centro de Salud, indica Goldbaum. Entre ellas se pueden mencionar: 

-Rozaduras- cortes- torceduras de tobillo o rodilla – cortes por pisar elementos cortantes. En verano es habitual sufrir rozaduras al dejar de usar medias y aumentar la fricción del material del calzado sobre la piel. En ese caso, se recomienda curar las heridas generadas y cambiar de calzado para evitar que se agraven las heridas o se desarrollen ampollas. En caso de generar ampollas el tratamiento aconsejado es esperar que pierdan liquido acuoso y no retirar la piel, ya que esa misma piel es el mejor apósito para proteger la zona.

El resto de las lesiones se previenen utilizando un calzado con ajuste y teniendo precaución al elegir el sector por donde se realiza el recorrido. 

El uso de ojotas solo es aconsejado como barrera de protección ante hongos o el virus del papiloma humano en la zona plantar, una enfermedad típica en niños y deportistas, que se aloja en zonas húmedas o en los lugares en los que frecuentemente se producen depósitos de agua, como lo son los vestuarios, duchas comunes o accesos a piletas. Para erradicar aún más la posibilidad de contagio, se recomienda no compartir el calzado ni la toalla, amplia el doctor Goldbaum, hacia otras prácticas muy habituales en verano. 

-Quemaduras por exposición, en el uso de protector solar se recomienda incluir los pies en su totalidad, también el dorso, ya que pueden sufrir quemaduras, que sumadas a las rozaduras al caminar, pueden ser dolorosas. 

Otro consejo muy importante, que mucha gente pasa por alto, es secar en profundidad los pies insistiendo entre los dedos y las uñas para eliminar la humedad. Además, tras pasar el día en la playa o pileta, es aconsejable lavar bien las ojotas o el calzado que se utilice y siempre finalizar con la hidratación mediante la aplicación de una crema específica para pies. Aplicando un pequeño masaje. 

Asimismo, el doctor Goldbaum recomienda para los caminantes frecuentes y que lo realizan a modo de actividad deportiva, y que ejercitan por un mayor lapso de tiempo, que conozcan previamente el recorrido a realizar con antelación; siempre lleven consigo los elementos de cuidado mencionados previamente, un teléfono celular para realizar contacto ante una situación anómala y que avisen siempre a alguien la hora de salida – llegada y el recorrido a realizar, sobre todo si se va a alejar de las zonas de baño, o urbanas. 

Tener en cuenta estas simples recomendaciones nos evitan de accidentes y sobresaltos y hacen que los paseos sean saludables y placenteros. 

El Centro de Salud recuerda que las tres playas del distrito tienen servicios de emergencias activos las 24 horas y que es recomendable que cuando llegan al lugar agenden en los celulares los números de emergencia. También se dispone de consulta programada, contando con obra social o sin cobertura.