Adela mudó buena parte de sus actividades a la playa, donde junto a Nacho hacen un gran equipo (Caro

Claro, Reta y Orense

SAMOA

Esfuerzo de invierno apostando al verano

07|01|20 16:07 hs.

Adela Pedone y Nacho Frugoni transmiten trabajo, compromiso y sobre todo amor por nuestras playas. Afirman que para ellos lo significativo es que el turismo se mantenga durante todo el año buscando que desde el municipio se apoyen actividades que lo sostengan. “Durante el año siempre querés hacer cosas para atraer gente, es cuando necesitás el empuje para que se acostumbren a venir a Claromecó no solo en enero y febrero. Ahí necesitás el mayor apoyo”. Hace 10 que apuestan por vivir aquí y desde la puesta en punto de Pinocchio –en calle 28 y 9- no han parado de crecer. 


En diciembre de 2019 consiguieron la concesión del parador céntrico y lo mantuvieron abierto también en invierno, siempre con la misma línea de acción: apostando y dando trabajo a chicos locales; gracias a ello aseguran que pudieron “mantenerlo mejor, cuando había temporal veníamos a correr la arena; en otros años no estaba siquiera la bajada habilitada”. Sumado a esto, siempre bogando por lo local se muestran felices de brindar trabajo y darle a los visitantes y habitantes del lugar eventos a los que concurrir cuando generalmente hay poco: “hicimos una degustación de vinos, por ejemplo. No tenés mucho que hacer en el invierno, entonces donde ven algo se enganchan y atraen otras personas”. 



Empapados en esta nueva temporada y consultados sobre la construcción de la nueva edificación aseguran que “va a empezar de a poco, todo lo que se hace es en base a lo que vas trabajando –ya que es mucho dinero- y ahí se va a empezar a levantar por etapas”; melancólicos, aseguran que derribarlo les da pena porque en sí la construcción está bien y es típica de Claromecó, “mucha gente nos pide que no lo tiremos”. 


El proyecto, elaborado por la Arq. Josefina Menna (Caro Mulder)


Aseguran que trabajaron incansablemente para poner el local a punto, ya que no lo encontraron en las condiciones que hubiesen querido, además de que las concesiones salieron a fin de noviembre, por lo que no tuvieron demasiado tiempo. “Éramos 14 metidos acá adentro sin luz, desde la mañana hasta la tardecita durante dos semanas. Se hizo mucho a contrarreloj, con algo muy difícil de llevar. El primer verano fue a prueba y error constante, después vas aprendiendo hasta que más o menos le encontrás el ritmo”. Si bien ellos ya tenían experiencia en rubros similares, e intuían que esto era algo grande explican que “no sabíamos que era tanto y tampoco que necesitábamos este número de gente para llevarlo”. 

En referencia a las ideas que tienen para mantener entretenido al turista, aseguran que quieren brindar cosas distintas y variadas. Si bien a veces el clima no acompaña, “te tenés que arriesgar, las personas ven que lo intentas y te siguen apoyando”; asimismo aseveran que les gustaría más acompañamiento por parte de las autoridades y que la misma no sea solo por el verano. “Se quisieron hacer muchas cosas durante el año con las autoridades y todas fueron negativas, entonces ahora no nos da ganas de decirles que sí”, explican; pero no se rinden y ya tienen en vista planes propios que llevarán a cabo.



Cuando los invitaron a sumarse a algunas actividades impulsadas por las direcciones de Turismo y de Deportes, Frugoni es determinante en la decisión de preferir quedarse a un costado; sin embargo confía y ansía que la gestión del nuevo director de Turismo sea beneficiosa para todos generando una vuelta diferente en lo que a Claromecó respecta, “ojalá Lamberti pueda llegar a hacer algo, ideas tiene pero si no tiene apoyo es complicado; él como privado era un toro y ha hecho cosas que nadie logró”. 

En carnaval, por ejemplo, piensan realizar cosas divertidas con magos, agua, bandas, y shows, hamburguesas y panchos. Todo con trabajadores locales, que se integre la familia y deseando que el tiempo los acompañe al contrario del anterior donde a mitad de festejos debieron suspenderse por la lluvia. 

Samoa invita entonces, a regocijarse con sus espacios coloridos y su amplia carta a cargo de un chef claromequense incorporado en marzo. Nacho asegura que desde que tienen a Marcos Antonio Gutiérrez en la cocina, se “ha mejorado un cien por ciento”, habiendo tenido todo el invierno para afinar detalles. Lo que ofrecen incluye desde minutas hasta platos elaborados, enfocándose en lo que son pescados y mariscos, trabajando con la pesca del día. Además, la posibilidad de optar por menús vegetarianos y para celíacos. El parador abre a las 8 de la mañana, mientras que la cocina a las 11.30 y a partir de allí es posible sentarse a consumir lo que se desee, hasta las 23.30 donde el día finaliza.

Actividades a la carta
Ana González está trabajando en conjunto con el parador para brindar un servicio de actividades que impulsen el movimiento del cuerpo. Si bien asegura que es una idea piloto en la que no ha puesto horarios fijos dado que se trata en mayor medida de “un servicio a cielo abierto en donde se concilian los turnos y las acciones con los alumnos”. 


Anita González cambió de escenario y llevó la propuesta de su gimnasio a la movida que ofrece Samoa en este verano


Asegura que busca “transmitir que la gente se mueva para mejorar la calidad de vida, alejarse de los fármacos y logre producir su propia química”, para esto se trasladó desde Tres Arroyos con barras, discos, y sus redes para juegos playeros. 


(Caro Mulder)



(Caro Mulder)


“Esto es un punto de partida para los diferentes paradores, ojalá éste sea el referente en esto porque me siento muy cómoda trabajando con los chicos, son dos empresarios interesantes que deberían valorar por cuestiones que tienen que ver con prestar servicio, que es algo muy importante”, certifica. A la vez que tiene ganas de generar un proyecto donde se cree un parador saludable donde solo se vendan alimentos de calidad y el espacio esté destinado al deporte de playa. 

El parador Samoa cuenta entonces, con clases de latino en el horario de las 17 en caso de que el día no amerite la playa, o a las 19 en caso de que sí. También, es posible utilizar durante todo la jornada las canchas que están colocadas de manera libre y gratuita. Se incorporan esta semana clases de yoga para los lunes, miércoles y viernes a las 9 de la mañana.