Las drogas. Un paso común de la mayoría de los menores involucrados en hechos delictivos

Policiales

Lo trasladarán a La Plata

La droga, el mal que acosa al menor aprehendido el viernes

08|01|20 09:06 hs.

La historia del menor aprehendido el pasado viernes podría comenzar como la de la mayoría de los niños judicializados en estos días. 


Un inicio precoz en el consumo de estupefacientes hasta alcanzar un nivel que no le permite pasar un día sin tomar cocaína, es la realidad que envuelve al adolescente de 15 años recién cumplidos que, por estas horas, todavía sigue alojado en el Centro de Recepción de Bahía Blanca, esperando un traslado a otra institución de La Plata, donde atiendan la enfermedad que lo empujó a las calles a buscar como sea el dinero para alimentar su enfermedad. 

Luego de haber sido aprehendido en su propia casa, cercana al barrio Chacra de López, el pasado viernes por la tarde a raíz del dictado de una medida restrictiva de seguridad ambulatoria, una herramienta de excepción y por tiempo limitado que se da en los casos de los menores inimputables, desde la Fiscalía de Menores se informó a LA VOZ DEL PUEBLO que, la doctora Marina Vizzolini, titular de la misma, la solicitó a la jueza de Garantías subrogante, la doctora Verónica Vidal, por la reiteración de hechos delictivos y por “un tema de adicción enfocada en el consumo”, trascendió. 

En ese sentido, pudo saberse que el joven acerca del cual se solicitó la medida con elementos probatorios concretos de 11 delitos contra la propiedad, comenzó su carrera delictiva cuando tenía 12 años, oportunidad en la que, con el paso del tiempo fue incrementando su cotidianeidad y gravedad. 

Esta última cualidad, acentuada por el consumo de estupefacientes, principalmente marihuana y cocaína, con la cual, en los últimos años había adquirido un acostumbramiento que lo empujaba al consumo diario.

Evaluación disciplinaria
A pesar de las numerosas acusaciones que pesan sobre él, desde el Ministerio Público se puso énfasis en el hecho de que fue retirado de las calles para proteger a los vecinos y “a él mismo”. 

En ese sentido, se remarco que la medida fue para evaluarlo disciplinariamente con los equipos técnicos de cada lugar, para ver las estrategias que se pueden implementar para su tratamiento, no solamente por el consumo de sustancias, sino también por estas conductas de transgresión que, de alguna manera, el poder Judicial confía en poder revertirlas. “Es una medida de protección, para las personas y para él, que está poniendo en juego su vida”, comentó la doctora Vizzolini ante una consulta al respecto de este diario. 

De esta manera, también se indicó que el adolescente continuaba alojado en el Centro de Recepción de Bahía Blanca, desde donde una vez que esté firme la medida, lo trasladaban a La Plata.

En ese sentido, se indicó que la defensa apeló la resolución de primera instancia y le toca definir a la Cámara de Apelación de Azul. Tal como pudo saberse, el joven arrancó su raid delictivo a los 12 años con hechos instrascendentes, se agravó a partir de las 13 y, ya con su adicción a cuestas, no conoció límites a los 14. 

Una edad que lo hace inimputable, ya que la Ley 22.278, del Regimen Penal de Minoridad que rige actualmente, exige una edad mínima de imputablidad de 16 años, razón por la cual, el sospechoso tresarroyense está excluído del sistema de Responsabilidad Penal Juvenil.