La Ciudad

Proyecto

Reciclando Vida, una idea que cumple sueños

11|01|20 09:13 hs.

Silvina Tiseira transformó en palabras lo que siente a partir de la puesta en marcha de Reciclando Vida, una idea que nació hace cuatro meses a partir de un proyecto presentado por un grupo de mujeres del Barrio Los Ranchos de la Virgen de Luján que se ganaban la vida cirujeando en la planta de reciclado. Y Silvina, con la iniciativa dando sus primeros pasos, dijo: “Los sueños están para cumplirse”. Y así quedó demostrado ayer, cuando se presentó formalmente esta valiosa propuesta que tiene mucho de inclusión. 


Reciclando Vida es un proyecto basado en un vivero comunitario. Su objetivo es la producción de plantas ornamentales, hortícolas y de árboles. Y al mismo tiempo, se busca generar un espacio de cooperación, encuentro, capacitación y cuidado del medio ambiente llevado adelante por mujeres pertenecientes al Barrio Ranchos de la Virgen de Luján. 

El proyecto, que cuenta con un fuerte apoyo del municipio a través de las secretarías de Desarrollo Social y de Gestión Ambiental, fue impulsado por un grupo de mujeres, madres, algunas jefas de hogar, que decidió apostar por una alternativa. En este caso, la generación de un vivero comunitario, un emprendimiento productivo que se muestra como una nueva posibilidad laboral para las integrantes del mencionado grupo. 



Además de la comuna, desde la Chacra Experimental Integrada Barrow (CHEI) también hay un marcado apoyo al proyecto. “Como Estado, era imposible que no acompañemos este proyecto que tiene mucho altruismo, perspectiva de género, empoderamiento de las mujeres, que busca cambiar la realidad y ayudar al medio ambiente”, expresó la ingeniera agrónoma Natalia Carrasco, quien es parte de la CHEI y que ayer estuvo presente en la puesta en marcha del proyecto. 

Por su parte, la licenciada Lorena Cortés, integrante del staff de trabajadoras sociales de la Secretaría de Desarrollo Social, sostuvo: “La idea era armar un vivero, generar un espacio en la planta de reciclado que genere vida. Por eso el tema de la producción de plantines para vender”. 

“Esto surgió de las chicas que históricamente cirujearon en el basurero. Desde Desarrollo Social se aportó con infraestructura y se acompañó todo el proceso. La idea es revindicar esta experiencia y que se transforme en un microemprendimiento, es decir, una propuesta con salida laboral y perspectiva de género”, agregó. 



A partir de la puesta en marcha de Reciclando Vida, se instaló en el predio de la planta de reciclado un invernadero, lugar donde se ofrecen los plantines. La producción también se ha comercializado en ferias. “La idea es que el proyecto crezca. Queremos presentar esta experiencia en algún congreso, mientras que, por otro lado, también se apunta a ser proveedores de plantas para el municipio”, señaló Carrasco.

Sueños 
Silvina Tiseira es casada y madre de ocho hijos. Durante 17 años se la “rebuscó” en el cirujeo; pero por estos días, su realidad está enfocada en darle impulso a Reciclando Vida, un proyecto que lleva adelante junto a otras cinco mujeres del Barrio Los Ranchos. 

“Fuimos con la propuesta del vivero a la Secretaría de Desarrollo Social y nos dijeron que nos apoyaban para salir del basurero, de la rutina del cirujeo y de la mugre. Esto que se propuso y que luego se empezó a formar es una satisfacción porque pudimos lograr eso en este lugar, que lo tomamos como nuestro. Estanos contentas con el grupo que se armó y con la gente que nos apoyó”, expresó. 

Con Reciclando Vida, este grupo de mujeres da un mensaje más que claro. “La gente tiene que creer. Los sueños se pueden cumplir; nosotras estábamos en el fondo de un basurero y pudimos cumplir con lo que nos propusimos. En Tres Arroyos, la gente puede cumplir su sueño. Somos mujeres y queremos demostrar que podemos. Somos madres y estábamos en el fondo del basurero, donde nadie nos veía. Hoy estamos más que contentas con este proyecto”, señaló.