La Ciudad

María Angélica Piñero y Alfredo González

Un pedido para el traslado de personas con discapacidad

11|01|20 11:22 hs.

María Angélica Piñero es la propietaria de una combi que se utiliza para el transporte de personas con movilidad reducida y Alfredo González el chofer. El jueves por la tarde se acercaron a la redacción de este diario para plantear que han realizado gestiones y pedidos con la finalidad de que el Concejo Deliberante sancione una ordenanza, que genere un marco para esta actividad. 


Alfredo González explicó las circunstancias económicas que dieron lugar a la compra del vehículo. “Durante un año la guardé y después la arreglé para andar nosotros”, comentó. 

Según puntualizó, el inicio en la prestación de este servicio fue casual. “Nos pidieron un favor un día, después vino una señora, luego otro vecino”, afirmó. La combi fue modificada para que pueda ingresar una persona en silla de ruedas y descender por una rampa sin necesidad de un desplazamiento o cambio de lugar. María Angélica Piñero explicó que “entra y sale una persona sentada en silla de ruedas”. 

Al describir los motivos de la solicitud, comentó que “es para no andar afuera de la ley. Soy monotributista social, trabajé para el sanatorio con gente de diálisis, tengo contacto con los geriátricos también. Realicé cursos de PAMI y cuento con el certificado; sé bañar por ejemplo a una persona que no se puede mover, desempeñarse con adultos mayores”. 

Subrayó que “no lo hacemos por comercio”, tras lo cual dijo que cuentan con otros ingresos. Agregó que “vemos que es bueno y necesario. Trato de hacer lo que puedo. Hay costos que cubrir de gasoil, cambios de cubiertas, VTV cada seis meses”.

Al destacar el valor de esta prestación, indicó: “Si vieras la cara el 24 de diciembre a la noche cuando vas a buscar una señora y la llevas a la casa del hija, y a la una de la mañana la volvés a buscar”. 

Luego de mencionar que presentaron el tema en el área de Tránsito, aseguraron que “en Discapacidad lo hablamos con todos, nadie se hizo cargo”. 

En cuanto al diálogo en el Concejo Deliberante, María Angélica Piñero sostuvo que “Daniel Frem había realizado una presentación, pero lo tenía que ayer yo. El expediente entró hoy (por el jueves) supuestamente. Me hizo la nota Claudia Cittadino”. 

En este sentido, Alfredo González observó que “al parecer lo van a hacer como una excepción. No debería ser así, queremos que se haga no por nosotros, sino porque es algo que hace falta. No hay otro servicio similar para particulares en Tres Arroyos, deberíamos tener más porque somos 70.000 habitantes. Pero ¿quién invierte 20.000 dólares en una combi adaptada?”. 

Además comentó que, según datos que les brindaron, hay en Tres Arroyos “225 vecinos en sillas de ruedas y 3000 personas con discapacidad”. 

Aclararon que “con los inspectores de tránsito no hemos tenido ningún inconveniente en la vía pública, nunca afectaron este trabajo. Solamente nos complica la gente imprudente que estaciona en línea amarilla”. 

La propietaria de la combi dejó en claro que “es una actividad que voy a seguir haciendo. Después de que tuve un accidente personal pensé en no realizar más los transportes, pero ¿qué culpa tiene una persona con discapacidad de que no se hace cargo de las cosas la gente que debe hacerlo?”. 

El chofer señaló que “tengo carnet común y profesional. El vehículo posee dos seguros, uno para el rodado y el otro sobre gente transportada. Cuenta con cintos de seguridad, cuando se mueve la silla automáticamente se traba. Está todo en condiciones”. 

Finalmente, reiteraron que “no vivimos mal, pero no nos sobra nada. Tratamos de hacer una obra, que el 24 de diciembre o un Día de la Madre haya personas que puedan ser trasladadas y la pasen mejor o puedan ir al centro en alguna oportunidad si así lo desean”.