La Ciudad

Gabriel Guerra, secretario de Prevención y Salud

Guerra: “El objetivo es optimizar el funcionamiento del sistema de salud”

12|01|20 10:31 hs.

Con la gestión que comenzó el pasado 10 de diciembre, el intendente Carlos Sánchez apostó a hacer una renovación casi total en cuanto a los nombres que en la actualidad encabezan las áreas jerárquicas relacionadas con la salud pública del distrito. A la luz de los hechos, se trató del ámbito en el que mayor recambio hubo en cuanto a las designaciones y nombramientos. 


Cabe recordar que Gabriel Guerra reemplazó a Isabel Tarchinale en la Secretaría de Prevención y Salud; Ana Basilio a Javier Pizarro en la dirección técnica del Centro Municipal de Salud; y Alexis Pogorzelsky a Mabel Elías en la dirección asociada. 


Gabriel Guerra


En diálogo con este diario, Guerra profundizó sobre el modelo de gestión que se buscará aplicar en materia de salud pública en el distrito. En ese marco, abordó los ejes principales que, a partir de su llegada a la Secretaría, buscará fortalecer. 

 -¿En qué basará su gestión como Secretario de Prevención y Salud? 
- La idea es continuar la gestión que viene realizando el área de salud del municipio de Tres Arroyos a través de la administración municipal. La Secretaría de Salud tiene a su cargo distintas áreas que son fundamentales: el de la Tercera Edad, el de Primera Infancia y el de Matriciamiento de Salud Mental, en la cual se busca anclar localmente en base al cumplimiento de la Ley de Salud Mental. 

Por otra parte, la Secretaría de Prevención y Salud tiene que tomar a su cargo todas las estrategias de prevención y promoción de la salud. Por ejemplo, el área de Vacunación tendrá prioridad dentro de la Secretaría. Asimismo, se buscará promover campañas y difusión que sean informativas para la población y que estén centradas en las enfermedades prevalentes, como puede ser la hipertensión arterial, la diabetes, la prevención de accidentes cerebrovascular (ACV) y trastornos alimentarios que llevan a la obesidad. Son cuestiones que conllevan a un impacto sobre la salud. 

También vamos a trabajar con las áreas de prevención en cuanto a accidentes en la vía pública. El impacto que ese aspecto tiene en la salud pública es importante y tenemos un proyecto que aborde ese asunto. 

En cuanto a las tres áreas a cargo de la Secretaría de Salud, en la de la tercera edad, sobre la cual hoy se está trabajando mucho en lo que es la fiscalización, ordenamiento y organización de los pacientes hacia los geriátricos, vamos a intentar sumarle actividades, es decir, que el trabajo no quede solo en una fiscalización y en controles; sino que también podamos difundir actividades para la tercera edad en conjunto con las direcciones de Cultura y de Deportes. Vamos a empezar a gestionar un centro de día para que aquellos abuelos que vivan con sus familias o solos, que sean autovalentes, puedan acceder a distintos talleres y actividades en forma permanente. La idea es poder concentrar todo en nuestro centro de salud. 

Es importante saber que ha habido un cambio en la dinámica del comportamiento de la población. Antes, las familias buscaban resguardar a los adultos mayores. Hoy en día, y a partir de varios factores, los abuelos no están tanto en sus casas y acuden a este tipo instituciones: entonces, la idea es que en esos lugares puedan llevar adelante una mejor vida, con atención de salud y esparcimiento. 

En salud mental: Vamos a fortalecer el área de Matriciamiento, que es la atención del paciente psiquiátrico en la comunidad, tratando de lograr la posibilidad de generar el proyecto de viviendas asistidas, en las cuales los pacientes que egresan puedan autovalerse y sean gestores de su propia vida en la comunidad, gestando trabajo y siendo generadores de estudio; y que más allá de su patología, puedan llevar una vida más adaptada a la comunidad

En primera infancia: Seguir trabajando con los centros disponibles. Hay un muy buen trabajo educativo para esas familias que acuden a esos lugares. No solo se trata de una guardería, sino que también se brinda asesoramiento, instrucción y formación acerca del desarrollo y cuidado de los niños. Vamos a trabajar más en conjunto con el área de Pediatría y con el CATDI. 

-El gobierno nacional y provincial lleva poco más de un mes de gestión ¿Qué expectativas tiene con respecto al trabajo en conjunto que se hará entre la Secretaría su cargo y los ministerios de Salud? 
- Cuando una nueva gestión comienza, uno tiene las mejores expectativas, sobre todo en base a una comunicación fluida. Obviamente, desde la Secretaría de Salud no vamos a hacer más que seguir los lineamientos que establezcan los ministerios de Nación y de Provincia, a través de la Región Sanitaria I, que es la que nos compete, y adaptarlos al funcionamiento local. Nosotros tenemos un sistema de salud amplio y disperso. Tenemos un área geográfica en la que se concentra una población importante, con áreas aledañas como lo son las localidades del partido. Y dentro de eso, contamos con una estructura de salud muy grande. Entonces, la idea es coordinar todo el funcionamiento. En algún momento se habló del trabajo en redes para fortalecer la atención propia. Va a ser un año difícil desde lo económico, independientemente de las ganas que se le pueda poner. Y por lo tanto, creo que vamos a mejorar la calidad de lo que hoy tenemos sin poder crecer demasiado. Una vez que mejoremos esa calidad, buscaremos ir a lo ideal.

-¿Y cómo se logra eso?
-Es difícil. El hecho de haber pasado por la Dirección del Hospital y de pertenecer a su plantel me da una visión más amplia sobre cómo está funcionando el sistema en Tres Arroyos. La idea es optimizar el funcionamiento actual. 

-¿Cuál es la principal dificultad que tiene la salud pública de Tres Arroyos?
-La principal dificultad pasa por el cuestionamiento general que hay en torno a la atención en la guardia del Hospital. Hoy por hoy, el plantel de la guardia está completo. Hemos fortalecido la cantidad de profesionales y a raíz de eso se ha disminuido el tiempo de espera de la gente. Una de las cuestiones en las que vamos a trabajar es en la instrucción a los pacientes para el correcto de los distintos sectores relacionados a la salud, como son los centros de atención primaria, la guardia y especialidades, entre otros. Lo que queremos es que el profesional y el paciente se sientan en conjunto y trabajando por lo mismo. La idea es que el paciente no vea al cuerpo profesional como un enemigo, ni viceversa.