Claudio Menéndez y Billy Wilson en El Bar La Perinola (Caro Mulder)

Claro, Reta y Orense

Trayectoria

La RCC y sus 30 años junto a vos

14|01|20 09:31 hs.

La “RCC” cumplió en Mayo treinta años, y esa trayectoria está dada por todos los que la han compuesto y la componen actualmente. Con el afán de crecer, han sabido sortear el paso del tiempo siempre manteniendo la audiencia que los sigue incluso, a kilómetros. 


La radio referente de la localidad, tiene mucho para contar y aventura cambios trascendentales. La historia de la radio comienza con la familia Martínez. 


Parte del equipo de la RCC (Caro Mulder)


Para la tesis, uno de los hijos de Crisanto, más conocido como “Tito” debió realizar un trasmisor que decidieron probar en el lugar donde trascurrían sus vacaciones. La emisión de prueba fue capaz de generarles tal motivación por la que luego, harían los papeles para impulsar la trasmisión regular que inició el 25 de Mayo de 1989. 

Claudio Menéndez, sin duda uno de los referentes del espacio y que la vio crecer asegura que “el acierto es haber hecho una radio a imagen y semejanza de Claromecó”, a la vez que menciona que “Tito” eligió siempre que el aire estuviese manejado por personas locales. 


Claudio encontró su lugar en la radio como oyente, “como todos los que estamos acá”. Asegura que escuchaba la programación de aquella época: “Salí de la canaleta”, “La isla”, “Duelo de neuronas”, “Tercer mundo”, programas que busca replicar con el actual “Bar la perinola”, que conduce junto a Billy Wilson. 


Claudio Menéndez, detrás del vidrio junto al operador técnico Esteban Mango (Caro Mulder)


“Siempre fui de escuchar radio, toda la vida. Y esta me encantaba porque era algo totalmente diferente a lo que escuchaba”. En el año 1993 se acercó a pedir trabajo y lo obtuvo. Desde ese momento, la mayor parte del tiempo transcurre en el estudio; comenzó de movilero, luego obtuvo un programa de playa y a los dos años ya estaba en el estudio. Hoy, podemos escucharlo hasta en tandas publicitarias, incluso cantando. 

A pesar de ser una radio chica en una villa balnearia, desde el primer día se caracterizó por muy buena tecnología que la hacía única. El “Cabezón” Menéndez asegura que eso siempre le llamó la atención “en la Rock & Pop pasaban la tanda con casetes y acá ya lo hacíamos con computadora de sonido”. 

La radio, siempre una adelantada, contaba con sonido pulido que era difícil de encontrar para la época, “había otras FM pero se escuchaba sucio”. En un principio funcionaba en avenida 42 entre 29 y 31; en el año 1992 se mudó a 40 entre 21 y 23, lugar que la encuentra hoy en día. 


La mañana es de las chicas. Patricia Minuto (abajo) conduce ‘Pará un minuto’, y el aire es controlado por la operadora Andrea Carrera (arriba)




Dos años después del cambio, se colocó una antena nueva que para ese momento, era lo último. Medía 72 metros. 20 más que el Faro. Con esa afirman, llegaron a escucharse en Monte Hermoso, Benito Juárez, De la Garma y Chaves. 

Actualmente, uno de los desafíos es poder implementar la radio con imagen; se desarrolló una prueba en el año 2014 en la que trasmitieron en vivo una entrevista con el Intendente Carlos Sánchez, él desde su despacho y los locutores en el estudio. Claudio es consciente de que ese es el futuro, aunque “no me termina de convencer porque es mostrar la galera del mago”, dice. 

Otro de los objetivos es ampliar más la programación y reforzar redes sociales, especialmente Instagram que es hoy por hoy, la reina madre. Claudio asegura que, a partir del fallecimiento de “Tito” Martínez en el año 2017, siempre con el acompañamiento de sus hijos, empezaron a tomar las riendas del espacio. 


Billy Wilson, en su segunda casa (Caro Mulder)


Reservado aún, pero con impulso, adelanta que este año será clave para la historia de Radio Comunidad Claromecó. “Se va a producir un cambio muy importante, puede ser bisagra en la historia de los 30 años”.

La audiencia de la RCC 
Otra de las insignias que escolta la radio se la lleva la cantidad de audiencia que los elige; sabe captar año tras año nuevas personas pero sobre todo y no menos importante, las saben mantener. Ha sabido abrirse a la comunidad, ser parte. No ser observadora, sino involucrarse. 

Si bien desde allí confirman que siempre han recibido muchos oyentes “es posible que se haya afianzado en los últimos 10 o 15 años” tal vez por la iniciativa de ir ‘aggiornándose’ con los años tanto con su página web como con la creación de las cuentas en redes sociales que le permite estar más cerca, incluso de los que ya no están en Claromecó. “Eso empezó a generar que la gente que se va te siga escuchando cuando vuelve a su lugar de origen”. 

Reservado aún, pero con impulso, adelanta que este año será clave para la historia de Radio Comunidad Claromecó. “Se va a producir un cambio muy importante, puede ser bisagra en la historia de los 30 años”, afirmó Claudio Menéndez.


Asimismo, un acertado en la materia, al cumplirse 20 años Claudio propuso crear un Facebook porque era lo que estaba en auge en aquel momento. La página hoy tiene más de veintiun mil seguidores y Claromecó tiene tres mil habitantes. Son siete veces más. (FB: Radio Comunidad Claromecó; IG: @claromecorcc; TW:@rcc979) 

Los sorteos que identifican el aire de esta radio también juegan un papel preponderante en todo esto; nació como una manera de que la tanda publicitaria no fuese tan larga, como un atractivo. Hace diez años decidieron realizarlos en todos los programas, y tuvo una aceptación más que importante. Reciben, entre 300 y 500 mensajes por juego. El domingo, en un minuto, recibieron ochenta mensajes respondiendo a la consigna. Debido a esto, algo que sorprende y alegra a todos los integrantes y que los motiva para seguir, debieron crear un sistema para anotar a los participantes ya que anteriormente lo hacían en papel. 

La RCC es una radio descontracturada, playera. El ‘cabezón’ le dice, “radio en patas” y posiblemente esa sea la identificación con la que cuentan y que la hace amiga de sus oyentes. A diferencia del invierno, no se escucha información dura; lo que buscan es acompañar al turista y también al vecino Claromequense que está trabajando. 

Las nuevas voces 
Andres Catalini y Braian Dovidenko llevan desde la infancia el amor por la radio. Con once años, pusieron en marcha vía online su espacio que se llamó, justamente, “La radio de los chicos”; buscando su lugar en la RCC es que se acercan en el año 2014 con el proyecto en mano. 


Los atardeceres y las noches de la radio son de Andrés Catalini, con Recalculando


“La idea era llevar esa radio de chicos y gustó, tanto a los compañeros como a la audiencia y por eso hoy sigue al aire”. Por supuesto que tuvo modificaciones y hasta incorporaciones que lo enriquecieron aún más. 

Con la esencia intacta de sumar gente joven, Valentino Vitolla toma lugar con una columna de pesca que salía una vez por semana, para empezar a sumar minutos. 


Desde cualquier lugar y pedaleando. El color del verano lo transmite Valentino Vitola con cada crónica desde el móvil (Caro Mulder)


Pasada la temporada, comenzó a hacer algunos móviles hasta que este año gana su lugar estable brindándole una brisa nueva y refrescante al programa. 

Estos tres jóvenes, son además quienes ayudan y apuestan a seguir mejorando y ampliando el espectro día a día. Trabajo en conjunto, que se va aprendiendo con el correr de los días pero siempre buscando crecer.

Claudio dijo, “es un aprender constante”. Y seguirá siendo.