Claro, Reta y Orense

Claromecó

El accionar después de la tormenta

15|01|20 11:10 hs.

En la madrugada del martes se disparó una tormenta ya prevista, que arrojó casi 60 milímetros. Por la presión ejercida, el murallón costero frente al reloj se vio perjudicado; además, muchas calles tanto de Claromecó como de Dunamar se vieron afectadas e incluso algunas quedaron anegadas. Sumado al trabajo desarrollado por el ente descentralizado desde primeras horas de lo sucedido, Carlos Sánchez se hizo presente en la localidad por una reunión preestablecida que tuvo como objetivo la planificación de trabajo para todo el año. 


Alrededor de las 11, el presidente del Concejo Deliberante, Werner Nickel, el concejal Francisco Aramberri, el director de Turismo Julián Lamberti, Carlos Avila y el intendente Sánchez, se presentaron frente al reloj en una recorrida ya pautada en pos de visualizar algunos espacios donde se efectuarán trabajos. Sánchez aseguró que el encuentro ya estaba previsto y que pertenece a una serie de recorridas que se darán a lo largo de estos días. “Ayer estuve en Reta y próximamente en Orense”, priorizando las localidades balnearias aunque prometió que también estará en las demás. 

En relación a lo acontecido por las precipitaciones, el intendente mencionó que se trabajó desde muy temprano con personal del Ente Descentralizado para solucionar la problemática. La prioridad fue que no existiera ningún tipo de accidente y aseguró que reconstruirán la parte caída del murallón, afectada por el colapso del sistema de desagüe.



Carlos Avila por su parte recordó que están colocadas bombas automáticas para los sectores que se complican por el agua, en conjunto que se realizan a diario tareas de limpiezas de pastos y residuos que se acumulan, con el fin de que las mismas trabajen en toda su potencia. ”Hasta las tres y media estaba todo bien porque había llovido poquito, solo diez milímetros. Pero de esa hora en adelante cayeron unos golpes de agua fortísimos, nos superó eso y tuvimos que agregar bombas a nafta y mangueras de hasta de 300 metros para sacar el liquido de distintos lugares”. 

El capataz le avisó que la lluvia, además, había erosionado parte del murallón, por lo que un grupo de personas continuó el trabajo con las bombas y otras se presentaron con maquinarias, palas cargadoras y demás, para proteger y acomodar el lugar. Consultado por las calles que se vieron completas de agua, aseguró que se trabajaría durante todo el día para que el pueblo quedara transitable en su totalidad, mencionando que el primer charco socorrido fue en 25 y 36, sumado a otro en 29 y 30, los cuales tuvieron prioridad por la cantidad de agua con la que contaban. 

Planificación en conjunto y a futuro 
En referencia a la reunión que se llevó a cabo, Sánchez referenció que tiene que ver con el planteamiento de trabajos para todo el año en relación a los servicios, las obras, y que la idea es que su presencia se dio ayer “pero en los próximos días vendrán los equipos de trabajo del municipio, los secretarios de Obras Públicas, de Medio Ambiente y de Hacienda, ya que también se tocó la recaudación, y generarán una reunión para organizar el trabajo fino de acá a los próximos meses”. 

Por su parte el director del Ente dio detalles de la misma. Adelantó que en marzo se realizarán las obras de hormigonado en algunas calles de la localidad que han terminado su ciclo útil, siendo este un pedido recurrente de los vecinos; además de la parquización del lado derecho del puente vehicular, imitando lo realizado con El Paseo las Acacias, espacio que muchos disfrutan cuando los días no permiten hacer playa. 

La reunión puso sobre la mesa la organización de esos trabajos, de dónde vendrían los fondos y “las actividades que haremos desde el Ente, en cuales requerimos indefectiblemente ayuda municipal y qué otras tareas gestionará el intendente con la Provincia y la Nación, llámese pluviales, cloacas, asfalto y demás”. 

Sumado a esto, el diálogo implicó la posibilidad de obtener algún crédito ya que desde Claromecó están queriendo contar con una pala Bobcat que, según menciona, ayudaría al barrido de cordones y otras tareas; además de una nueva motoniveladora; “es una posibilidad si aparece un crédito blando y el municipio puede tomarlo”, definió Avila. 

Al mismo tiempo, aseguró que es positivo estar en sintonía y al corriente de qué posibilidades hay en cada uno de los temas; consultado sobre el apoyo desde el municipio cuenta que es absoluto, que se siente muy acompañado. “Estamos en continuo contacto, tratamos de darle la impronta que podemos nosotros desde el Ente, con los recursos que tenemos y podemos, con el apoyo del intendente Carlos Sánchez y la gestión y colaboración de las áreas de la Municipalidad de Tres Arroyos, tanto de Obras Públicas, de Seguridad, etc.” 

Esas áreas ayudan para que el funcionamiento, sobre todo en la temporada sea lo más organizado posible. Ejemplifica que el sector de Tránsito envía a la villa balnearia inspectores para tratar de ordenar el desborde de visitantes que se acercan a pasar los días, específicamente a la tardecita y sobre el mediodía. “Eso se hace en conjunto y colaboración, por lo que estoy muy agradecido”, finalizó.