Parte de quienes pasaron a planta permanente con funcionarios municipales y dirigentes gremiales

Chaves

Gonzales Chaves

Pase a la estabilidad laboral municipal con una fuerte respuesta a las críticas

18|01|20 21:09 hs.

Durante un interesante acto que se desarrolló pasado el mediodía en el Centro Cultural Georgina Valdez de Lafargue, se dio lugar al pase a planta permanente a 102 trabajadores municipales, logrando de esta manera su estabilidad laboral. En la oportunidad estaba presente el intendente municipal Marcelo Santillán, el secretario general de la CTM y Fesimubo, Rubén García, y el secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales de nuestro distrito, Marcelo Brunero.


Fue éste quien abrió el acto indicando que “no puedo expresar la emoción en este momento de tenerlos a todos ustedes aquí y realizar los nombramientos, porque me traen muchos recuerdos que me llenan de emoción dado que también pasé por esto y pienso en ustedes, más en por los tiempos difíciles que hemos pasado en estos últimos cuatro años, cuando el gobierno nacional venía por el achique de puestos de trabajos y el ajuste, y seguro que cada uno de ustedes pensaba si en algún momento se quedarían sin el contrato de trabajo como lo pensaba yo cuando era contratado cada vez que se me vencía el mismo y no sabía si tendría renovación”. 


El intendente Marcelo Santillán, acompañado de Rubén “Cholo” García y Marcelo Brunero, destacó el valor del acto concretado y fue duro contra quienes lo criticaron por este hecho


Brunero reseñó que finalmente se llegó a este acto tras “una serie de consecuencias, como el hecho de tener hoy una ley que lo permite y una Federación que luchó y sacó esta ley, y también debo reconocer que tenemos un intendente que viene del campo popular y si hacemos memoria no es el primer acto trascendental que ha hecho, ya que el primero de esta naturaleza que realizó en los primeros meses de gobierno fue nombrar a diez compañeros en planta permanente que la antigua ley no permitía”.

Es un derecho 
Después de otras manifestaciones de Brunero, fue el jefe comunal, doctor Marcelo Santillán, quien se dirigió a los trabajadores y a su entender “este es el acto más trascendental que va a tener nuestra gestión de gobierno y cuando salgamos de aquí cada uno de ustedes se va a llevar un nombramiento a su casa, se lleva su derecho, algo muy lindo para sus familias. Recuerdo que cuando mi mamá trabajaba por hora era ir a la casa y traer la comida para ese día, y mi padre también trabajaba sin estabilidad en el campo y la familia sufre porque no se sabe si se va a poder pagar la luz, comprar la garrafa o comer al día siguiente y tener las cosas necesarias para ir a la escuela”. 

Entre otras consideraciones, Santillán apuntó que “este es un acto importante y tiene doble importancia, porque la estabilidad que hoy adquieren ustedes es la única en sentido propio que tiene el derecho laboral argentino, que implica que el empleo público con estabilidad no depende de la voluntad de quien gobierna de poder dejarlo cesante. En el sector privado la estabilidad tiene sentido impropio, porque con el poder del dinero no importa los años que haya trabajado, no importa la capacidad de ese obrero, sino que importa la plata que tenga un patrón para despedirlo aún sin justa causa, fíjense entre una estabilidad y otra, la estabilidad de ustedes puede ser solo removida con una sumario administrativo previo y esto no es poco, depende de la voluntad de cada uno de ustedes de la conservación del trabajo que hoy tienen”. 



No obstante Santillán advirtió que los trabajadores incorporados “tienen la responsabilidad de cumplir con el trabajo de la mejor manera posible, fundamentalmente para dignificar al empleado que a veces esta desprestigiado, casi siempre por aquellos sectores que nunca han hecho nada, que muchas veces no son capaces de barrer el frente de sus casas”. 

El intendente insistió con el derecho de los trabajadores “que hoy adquieren se debe defender no solo en el ámbito municipal, lo debemos defender en el ámbito político, vivimos cuatro años donde nos quisieron instalar que el Estado es grande, que había que achicarlo, que tiene mucha gente y cuando uno se encuentra con esa barbaridad en algún medio de comunicación no tengo prejuicios, siempre los quiero dejar de lado, pero no hay que dejar de generar conciencia y nosotros terminamos de lograr un aumento de la tasa a la hectárea que aprovecho a felicitar a nuestros concejales y a los vecinalistas que nos acompañaron, pero rápidamente sale una información que dice que se aumenta la tasa a la hectárea y pasan cien empleados a planta permanente, fíjense si eso no es maldad, siendo que es un derecho que ustedes se han ganado, es una maldad salir a decir eso”. 

En ese sentido Santillán aseguró que “la incorporación de más de cien empleados a planta permanente no implica un peso al Estado municipal, porque todos tienen igual situación salarial, contratados y estables. Esto solo implica la voluntad de un intendente que no le interesa tener a los empleados esclavos de una decisión política, le interesa tener a los empleados trabajando con dignidad y que su estabilidad dependa únicamente de la tarea que realizan”. 

Y aclaró que “no estamos tocando un solo peso del aumento a las tasas en sueldos municipales, no hacemos ningún despilfarro, lógicamente que a muchos les molesta que vecinos adquieran dignidad”.

Ideológico 
Después de otras consideraciones del intendente municipal sobre el tema, fue el secretario general de la CTM y Fesimubo, Rubén García, también usó de la palabra reconociendo la labor del intendente municipal con el pase a planta laboral de los empleados, destacando el discurso que había hecho el jefe comunal “que para nosotros es un discurso ideológico, donde desde una ciudad del interior se plantea qué clase de municipio, de gobernación y de gobierno nacional se quiere”, refiriéndose posteriormente a aspectos que tienen que ver con hechos políticos pasados, como así también realizaciones y logros de los trabajadores municipales con la nueva ley que los beneficia en muchos aspectos.