Interés General

Peligros a tener en cuenta

Un límite claro al uso de redes sociales

25|01|20 11:41 hs.

El análisis de la doctora Mirmi también incluyó a las redes sociales, que constituyen un tema más complejo. No deberían estar conectados los niños menores a los 12 años, sin supervisión permanente de un adulto ya que están en un ámbito plausible de tener contacto con desconocidos, a abusos y diversas lesiones a su integridad. Esto sí hay que dejarlo bien claro; no deben tener redes sociales. 


En un informe de Amnistía internacional se establecen las siguientes formas de ciberacoso y los peligros de las redes sociales, que en la mayoría de los casos ya se da ingresando en la adolescencia, entre ellos se pueden encontrar:  

-Mensajería: es la utilización de la mensajería con el uso del teléfono móvil, correo electrónico o conversaciones en las que se puede comunicar a través de la red, es una herramienta de transmisión de información textual, imágenes, video y audio. Adicionalmente, la mensajería se utiliza para enviar información no cordial o de intenciones inadecuadas, chat utilizados para groserías, engaños a víctimas que se convierte en un cyberabusador. Las redes que más se utilizan son: Facebook, Google+, YouTube, Twitter, LinkedIn, Tumblr, Instagram, Flickr, Reddit, Badoo, muchas de ellas actualmente también se encuentran en los celulares. 

-El Sexting: es la acción de enviar contenidos de tipo sexual como: fotografías o videos; producidos generalmente por el propio remitente, a otras personas por medio de teléfonos celulares. Esto expone al creador o creadora de dichos contenidos a graves riesgos, debido a que puede ocurrir la difusión masiva e incontrolada de dichos contenidos. 

-El Grooming: es el conjunto de estrategias que una persona adulta desarrolla para ganarse la confianza de niños, niñas y adolescentes a través de Internet con el fin último de obtener aprobaciones de índole sexual. Desde un acercamiento lleno de empatía y/o engaños se pasa al chantaje más cruel para obtener imágenes comprometidas de él o la menor y, en casos extremos, pretender un encuentro en persona. El grooming en muchas ocasiones puede ser el inicio de un acoso sexual.

Desarrollo pleno 
Ante esto, Graciela Mirmi recomienda a los padres extremar la vigilancia de los contenidos que sus hijos e hijas comparten tanto a través de Whatsapp o las redes sociales, que en su mayoría se basan en la imagen, por lo tanto también contribuyen a generar ideas falsas de felicidad, belleza y necesidades también falsas muy perjudicial en las etapas de la formación de la identidad de los niños y/o adolescentes; aún más si son expuestos sin supervisión en las redes sociales. 

Por lo cual adquiere relevancia para el crecimiento de los niños es la presencia, el acompañamiento, y la supervisión de sus padres en todos los momentos de su vida. 

“Pero lo más importante es el ejemplo que dan los padres que basan su principal fuente de interacción en las relaciones y manifestaciones mediadas por las pantallas y la tecnología. El niño no debe ver a su entorno todo el día con el teléfono en la mano. Hay que apuntar a un desarrollo pleno de cada familia”, aconseja Graciela Mirmi al cerrar la entrevista.