Opinión

Paradigma de los museos

Las exhibiciones hoy son nuevos retos

26|01|20 11:10 hs.

Por Agustina Ortiz


¿Deben los museos entrar en las emergencias sociales de nuestro tiempo? Manuel Borja-Villel, director del Reina Sofía, reflexiona, con motivo del último Congreso Internacional de Museos celebrado en Sidney, sobre los desafíos, las injerencias políticas y la necesidad de los centros de arte de “activarse” desde lo local y actuar en el mundo. 

Una receta: “pensar desde lo común”. La palabra común reconoce su origen etimológico en el griego “koinós” de donde pasó al latín como “communis”, integrada por “com” que significa global o junto y “munis” que significa servicial. Por eso algo común es lo que está al servicio de todos, del conjunto social, o que todos lo poseen como rasgo característico. 

Los museos contemporáneos, se han instaurado como signo de transformación social, espacios lúdicos de experimentación sensorial, y de reflexión propositiva de cambio.


Los museos como espacios propuestos para “pensar” son los ambientes propicios para las grandes innovaciones y la creatividad. La exhibición, la experimentación y el ocio que se nos permite allí como público, nos generan diálogos, encuentros sustanciosos y enriquecedores capaces de transformarnos y llevarnos a confluir con la oscilante realidad de hoy. Los museos contemporáneos, se han instaurado como signo de transformación social, espacios lúdicos de experimentación sensorial, y de reflexión propositiva de cambio. Propulsores de iniciativas, deben aguijonear a la sociedad para que reaccione a tantos frentes incompresibles e irracionales que desestabilizan cualquier intelecto medianamente equilibrado. El visitar un espacio de estos no puede dejarnos inmune, es mejor que nos perturbe e incomode a que nos resulte indiferente, no hay peor castigo que el silencio. 



Actualmente el paradigma del arte dejó de ser la imitación de la naturaleza, hoy el arte es plural, individualista, transgresivo y conceptual. 

Deben aguijonear a la sociedad para que reaccione a tantos frentes incompresibles e irracionales que desestabilizan cualquier intelecto medianamente equilibrado.


El público quiere verse reflejado en estas producciones estéticas, y por medio de ellas percibe la realidad que ha construido. Hoy nos convocan como sociedad a acercarnos para pensar todos juntos una nueva forma de conocimiento, donde la evolución de sus integrantes no deje fuera a quien no quiera estarlo. Los museos son espacios de puertas abiertas, para aquellos que se animen a traspasarlas y deseen sentir el placer movilizador que produce la inquietud de lo desconocido, lo probable o simplemente el devenir de la vida. La construcción de significado y metáforas comunicacionales nos llevan a obtener una visión diferente del mundo y a reflexionar en torno a los sucesos que día a día nos atraviesan en los diversos espacios de pertinencia. 

Es necesario que los museos hoy replanteen sus funciones y las adecuen a la realidad social.