Claro, Reta y Orense

.

Lo que hay que saber sobre el mar

29|01|20 12:20 hs.

La situación que la localidad vivió el día lunes en donde una turista perdió la vida luego de ser rescatada por tres guardavidas, nos dejó junto a las intervenciones que a diario realizan los servidores de la localidad el llamado de atención frente a cuestiones de seguridad en playa. Uno de los temas principales es que el veraneante tome conciencia de dónde es ideal entrar al agua, ya que el exceso de confianza podría terminar en un desenlace peor, “son mil doscientos metros en Claromecó y quinientos en Dunamar, donde hay un buen piso además de contar con los protocolos de prevención” define Bertoncello. Los jalones o banderas coloradas se colocan por canales o situación de peligro, por lo que hay que evitar entrar allí. 


Asimismo, muchos son los veraneantes que bajan en vehículo y deciden por una zona de baño sin cobertura, remarcando que no es lo ideal. En esos sectores el coordinador de playas aconseja hacerlo hasta la rodillas o máximo la cintura y nunca detrás de la ola, “las grandes complicaciones surgen cuando no te bañás en los lugares seguros y trae aparejado riesgos, mi primer consejo es que no lo hagan”, profundiza. 

El mar no es una pileta y el respeto por él tiene que estar intacto, “las situaciones más peligrosas se dan a mitad de mareas porque el agua sube y baja de golpe donde encontramos riesgo y peligro” mientras asegura que el mar cuenta con una fuerza importante por lo que hay que estar prevenido. 

Si bien es cierto que cuantos más elementos existan a disposición, más rápida será la respuesta en cuanto a socorrismos, asegura que cuentan con lo necesario para una actuación rápida y efectiva. Asimismo reafirma que “a las playas hay que prepararlas durante todo el año, los materiales, los equipos de trabajo y la continuidad laboral” por lo que espera poder seguir trabajando en el invierno por estas cuestiones para seguir afianzando este grupo de guardavidas que se está formando en una nueva gestión y operativo de playas. 

Bertoncello hace autocrítica y define: “lo que si veo es una falta importante de carteles, sumamente necesarios y los hemos pedido” ya que muchos de los turistas que visitan Claromecó pueden no saber o no entender la señalización de banderas. “Estamos ante un año atípico, donde se espera que pasen cuarenta y seis mil veraneantes; el cuerpo de guardavidas son cincuenta y nueve personas que llevan adelante un operativo importante, las están conteniendo”. 

Gran parte de su vida trascurre en Barcelona, donde ha captado amplios conocimientos y continua sumando experiencia a fin de replicarlos en la localidad. “No quiere decir que aquello sea mejor ni esto peor, pero sí hay que buscar equilibrio en la realidad social que se vive, estamos teniendo muchísima gente y muchos de los guardavidas son nuevos y hay que formarlos”.



El actuar fue “perfecto” 
Consultado sobre el accionar de los tres guardavidas que tuvieron intervención en el rescate de Nancy Mercedes Greco el lunes por la tarde, afirma que “fue perfecto”. La victima realizó el baño a la altura de la casita verde, unos quinientos metros fuera de la zona de baño, que sumado a la gran deriva existente en el día hizo que se rescatara a la altura de los baños públicos. Fue atendida por “gente de muchísima experiencia, de diez y doce años de trabajo y el puesto tenia la misma cantidad de guardavidas que años anteriores”, quienes le practicaron lamentablemente sin éxito RCP y ejercicios de reanimación. 

“Estamos tranquilos con el trabajo hecho, fue muy profesional y se contó con todos los recursos y la coordinación adecuada de evacuación de playa”, sostuvo a la vez que explica que se están esperando los resultados de la autopsia, donde se determinará la real causa de defunción. 

Capacitación por silla anfibia 
Ayer se realizó tanto en turno mañana como en tarde una capacitación no obligatoria sobre el uso de la silla anfibia dictado por Lucas Rubiño. Este curso es solicitado por la provincia para el guardavida que esté a cargo de los baños asistidos. Con esfuerzo y participación del sector de Recursos Humanos de la Municipalidad contó con amplia convocatoria por parte de los servidores de las tres playas con las que cuenta la localidad, “tuvo muy buen recibimiento, te diría que un ochenta y cinco por ciento de concurrencia”, contrario al año pasado en el que solo dos pertenecientes al cuerpo lo realizaron. 

Bertoncello refuerza la importancia de “aprender y ser más profesionales, incorporando un conocimiento a sus vidas que hoy les va a servir para poder ayudar de una manera distinta”, a la vez que menciona que quien busca evolucionar en base a la formación “merece un premio y ser considerado” y en eso se trabajará. La expresión también tiene que ver con los incorporados este año, chicos nuevos que “vienen con otra mentalidad, vieron oportunidades que jamás esperaron tener y eso lo ven”.