El Presidente de la FIFA, el italiano Gianni Infantino, junto a Mauricio MAcri

Carta de Lectores

Escribe Jorge "Lupa" Capristo

De la corrupción de la FIFA a la integridad de la comisión del hospital tresarroyense

03|02|20 15:17 hs.

Señora directora: 


De la corrupción de FIFA estamos todos enterados (o casi todos) y no sólo los futboleros. En estos días sorprendió nuevamente esa institución mundial, cuando ya creíamos que eran suficientes los hechos de corrupción que pesan sobre ella. 

Entre otros, actualmente está con prisión domiciliaria en Estados Unidos el señor Alejandro Burzaco, en un piso de varios metros cuadrados muy cómodo por hechos de corrupción asumidos, incluso, tengo entendido que devolvió algunos millones de dólares a la parte privada de la FIFA que integraba. 

Para los futboleros, Burzaco es el señor de gorrita que con un Handy el día del gas pimienta en la Bombonera, desde adentro del campo de juego intentaba (por orden de Angelici/Macri???) que el partido continuara aún con los jugadores de River en un estado sumamente delicado por el efecto del gas. 

Saquen sus propias conclusiones: Macri-Angelici-Burzaco… 

En estos días, la corrupta entidad, designó como presidente de la Fundación FIFA a Mauricio Macri. Enterado de tal designación me dediqué a informarme qué desarrollo cumple dicha fundación, relativamente nueva. Funciona hace dos años. Su principal objetivo es trabajar (raro que convoquen a Macri para trabajar…) por los niños y jóvenes de menos recursos y que tengan oportunidades de crecimiento e integración a través del fútbol. 

No es necesario recordar lo que hizo el ex presidente (aunque ahora culpe a sus funcionarios y aliados… yo diría cómplices) con los sectores de menores recursos. 

Para este objetivo la Fundación se propone recaudar 1.000 millones de dólares. 

Acaso estos “muchachos” de la FIFA le van a dejar 1.000 millones de dólares para que las administre Macri??? Pero claro, por ahí, la FIFA quiere llevar dinero a un paraíso fiscal, por ejemplo Panamá Papers. Y para ello, qué mejor que Mauricio!!! 

No es necesario recordar el 80% de pobres que dejó el ex presidente Macri en su anterior gestión, además de ser enemigo de las asociaciones civiles en el fútbol. 

Lo que si deberíamos recordarle a la FIFA que ponen a administrar dinero a una persona con 214 causas judiciales. Pero ellos también podrían decirnos a los argentinos que en diciembre de 2015 asumió el cargo de presidente de la Nación una persona procesada.

El pueblo argentino echó a Mauricio Macri del club Atlético Boca y especialmente del gobierno en forma democrática. Creo que el fútbol argentino tiene la oportunidad histórica y está a tiempo de intentar a través de gestiones en conjunto, que la FIFA revea el nombramiento, pues la mayoría de los argentinos no nos enorgullece esta situación. Además, que se manifiesten mediante declaraciones públicas, no sólo la gente del fútbol, sino también distintos estamentos sociales, para que la FIFA concretamente deje de ser un “aguantadero” (este término no es un capricho de quien escribe). Por ejemplo, Joao Havelange ex presidente de la entidad y uno de los traficantes de armas más grandes del mundo, nombró como vicepresidente cuando terminó la dictadura en nuestro querido país, al militar argentino Carlos Alberto Lacoste quien ejerció interinamente y de facto la presidencia de la Nación durante un período de 11 días que se desarrolló en el autodenominado Proceso de Reorganización Nacional.

Creo que si el cargo por el cual fue designado Macri, significa que va a tener que viajar y estar afuera del país, le deberíamos estar agradecidos a la FIFA… Por lo menos hasta que la Justicia cite al ex presidente. 

Salvando las grandes disparidades y tratando de hacer una comparación de virtudes y honestidad, los tresarroyenses tenemos que estar tremendamente agradecidos porque realmente somos afortunados de saber que cuando colaboramos, de la forma que lo hagamos, con la Comisión Amigos del Hospital Pirovano, el que administra el dinero es Eugenio “Coco” Galilea y su equipo de probos colaboradores… QUE GRAN DIFERENCIA!!! 

Jorge “Lupa” Capristo