Ya sin gas, la planta de calle Chaco espera la reactivación

La Ciudad

Reuniones

La ex Laso volvería a producir en formato de cooperativa

07|02|20 09:29 hs.

La reciente determinación de los trabajadores de la ex Laso para convertir en una cooperativa a la fábrica de alimentos, recibió el apoyo del Grupo de Empresas Sociales y Trabajadores Autogestionados de la República Argentina (GESTARA). 


Y según anticipó el diputado provincial Pablo Garate a La Voz del Pueblo hay una serie de pasos a dar en el corto plazo para hacer el intento por volver productiva a la pyme cuyos propietarios dejaron en suspenso –y sin salarios- la situación laboral de más de 100 trabajadores desde hace un año y medio. 

Este miércoles el legislador bonaerense junto a su hermano, el concejal Martín Garate y el Presidente del Consejo de Administración de Policoop, Pablo Escudero, participaron de una reunión con Eduardo "Vasco" Murua, Director Nacional de Empresas Recuperadas de la Dirección de Economía Social; y Leonardo Duva, Presidente de GESTARA, en la Jefatura de Gabinete de la Nación.


Buscando apoyo. El diputado (FR) Pablo Garate con su hermano Martín Garate (Todos) y el Presidente de Policoop, junto al Director Nacional de Empresas Recuperadas y al presidente de GESTARA.



La presencia de Escudero tuvo que ver con exponer la “exitosa” experiencia generada en el ex Sanatorio Policlínico que fue recuperado en el contexto de una experiencia similar a la que enfrentar los empleados de la ex Laso.

Pasos
“Ahora se debe tomar conocimiento del estado del concurso de la empresa en Buenos Aires que es donde se van a producir ciertos actos jurídicos que tienen que ver con plantear la viabilidad productiva y su continuidad en manos de los trabajadores, que los abogados especializados en empresas recuperadas van a hacer hoy”, contó el diputado a este diario. 

“Muchas veces se habla de asistencialismo, estamos planteando la vuelta a producir de dos plantas, la vuelta al trabajo de los empleados y los beneficios que esto significa para sus familias”, explicó Garate.


Como segundo paso mencionó que la semana próxima se establecerá el acta constitutiva de la cooperativa y su presentación en el INAES. Ese avance traería aparejado además el acompañamiento de un grupo de empresas sociales que tienen experiencia “para ayudar en las formalidades necesarias para matricular rápidamente en el INAES” a la cooperativa en formación que tendría como presidente a Sebastián Anta, después de haber sido elegido en una asamblea de trabajadores.

Finalmente el tercer tema a plantear, según Garate, es la viabilidad productiva de la cooperativa. “Hay que tratar de demostrar que pueden tener la materia prima y hasta el mercado para vender lo que se produce. Es un trabajo que hay que hacer y tiene que ver con intentar que produzca. Muchas veces se habla de asistencialismo, estamos planteando la vuelta a producir de dos plantas, la vuelta al trabajo de los empleados y los beneficios que esto significa para sus familias”, explicó Garate. 

Plantas cuidadas 
En este sentido respaldó a los trabajadores de la ex Laso al sostener que “son muy conscientes y responsables, han cuidado a la empresa y ahora quieren ponerse a trabajar porque para vivir precisan cobrar”. Además destacó que la puesta en marcha de las dos plantas cuenta a favor con que “las maquinas han estado cuidadas”. 


La planta del Parque Industrial




Sostuvo al respecto que “si hoy las plantas de Tres Arroyos tienen algún valor -o están en buenas condiciones- tiene que ver con que los trabajadores, en turnos de cuatro horas cada uno, la está cuidando, la está manteniendo”.

Tras resaltar la necesidad de mantener reuniones en breve con representantes del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social, contó que lo hecho el miércoles en compañía del titular de Policoop y de su hermano fue “sentar a los trabajadores con la subsecretaría de Economía Social del ministerio de Desarrollo Social de la Nación, con el subsecretario Daniel Menéndez, a los efectos de que nos asesoren, acompañen y legitimen a los trabajadores en esta decisión”. 

“Funcionarios y asesores de empresas recuperadas nos decían que es una lástima que la planta de calle Chaco no tenga gas porque en ese momento se debían 800 mil pesos. Ahí es donde creo que Nación, Provincia y el municipio tienen que acompañar”, reclamó el diputado


“Grave perjuicio” 
Producto del encuentro con los diferentes referentes consultados a lo largo del miércoles, Garate contó que hubo “funcionarios y asesores de empresas recuperadas nos decían que es una lástima que la planta de calle Chaco no tenga gas porque en ese momento se debían 800 mil pesos. Ahí es donde creo que Nación, Provincia y el municipio tienen que acompañar para que esas cosas no ocurran porque hoy tal vez poner el gas de nuevo en esa planta cueste unos dos millones de pesos”, sentenció. 

En esa misma línea expresó que “son cosas en las que tenemos que estar quienes tenemos algún tipo de responsabilidad porque en el medio hay fuentes de trabajo”. Y agregó que la situación de alrededor de 300 trabajadores de la ex Laso y el frigorífico Anselmo representan para la ciudad en la actualidad “un grave perjuicio”.