Sociales

Marisa y Carlos

La pareja, el motor en todo

09|02|20 16:11 hs.

En todo el camino recorrido siempre se ha destacado por sobre toda las cosas la pareja pues en esto Carlos cuenta que “desde que yo empecé a subir a los escenarios es saber que iba más adelante. Pero siempre le dije a Marisa que en el momento que ella vea que voy queriendo subir más rápido de lo que corresponde sea la primera que me tiene que dar el tirón de orejas. Yo sé que lo va a hacer, la que me va a decir ‘pará que te estás pasando o pará que te está cambiando tu forma de ser por esto’. Y yo lo que intento es que no cambie mi persona por algo que se empiece a dar. Disfrutarlo pero en su justa medida, no que me supere, que me hagan hacer otras cosas que no corresponde o que van fuera de lo que soy como persona. Eso lo tenemos bien en claro desde el primer momento que subí a un escenario ella es la que va a estar con los pies sobre la tierra como para decirme pará, es un convenio de pareja que tenemos entre ambos”. 


En muchos aspectos y de las veces en que hemos estado hablando, Carlos ha destacado que su mujer es la principal jurado. La que dice hasta acá, esto está mal, esto está bien, te estás equivocando o al revés quien marque que si da otro pasito más va a estar mejor. 



Marisa lo siente como una manera de apoyarlo; “sé qué es lo que le gusta a él. A mí personalmente me gusta cómo lo hace –dice mientras se miran como si estuviesen en la intimidad-; le pone el corazón porque él es súper humilde. A veces no se la cree mucho y yo lo veo, que ensaya, le pone pasión y para mí eso se tiene que ver. Además la gente responde y vos te das cuenta en el aplauso entonces hay un ida y vuelta. Sus canciones me llegan al alma, me encanta como las canta y veo que eso no me lo produce solo a mí por ser la señora sino que le llega al público. Pero es muy humilde, si le preguntan se queda ahí tranqui sólo te dice que sí. A mí me gusta lo que hace, compartirlo”.

Cambio de vida
El que un día haya pasado esto que “el electricista” Carlos Martínez empezó a cantar, un poco por iniciativa y sugerencia de su mujer en la pareja ha modificado cosas. Además de descubrir una faceta diferente dentro de la pareja por no solamente llevarse bien por ser compañeros de vida o porque uno sabe decirle al otro cómo piensa o qué se puede hacer. Sino compartir algo que para Carlos es empezar con una cosa nueva y para Marisa, encontrar que la persona que tiene al lado hoy por hoy canta y tiene que ver con su vida profesional. “Sí –contesta Marisa- tiene otra faceta que se está ampliando. Por suerte la compartimos, nos gusta y por ahí hemos descubierto que le da más tiempo para preparar cosas, por ahí yo lo ayudo con la elección de las canciones o colaborar con el organizarse”. 



“Yo creo que nos ha potenciado en esto de estar unidos, creo que de todo lo que compartimos y estábamos bien se sumó algo más que nos hace bien a los dos” agrega Carlos. Demostrando una vez más esto del “equipo” que han formado y transformado a través del tango canción y les ha llevado a trabajar en pos de ello como el caso de las últimas presentaciones en cuanto a escenografía, vestuario, afiches…

El tango en el caso de la familia los ha llevado a que todos apoyen, están cuando pueden o a la distancia acompañando. Con el primer CD ya editado -“Pasión por tango”- a full en todo momento o que su nieta Ema con 2 años ya esté cantando tango (el tema “Tarde”). Es como que “él está llevando el tango a la familia, ya está instalado entre nosotros y eso me hace muy feliz”, dice Marisa en el final.