Sociales

.

“Para que los pacíficos hagamos un poco de ruido”

09|02|20 17:40 hs.

La referente de El Arte de Vivir, Beatriz Goyoaga dialogó con LA VOZ DEL PUEBLO sobre los objetivos y actividades de esa ONG internacional, de la que dijo: “Está abocada a crear una sociedad sin violencia con menos estrés y más valores” y de la jornada que se realizó ayer en Villa Gesell con el fin de meditar y reflexionar sobre los hechos ocurridos en esa ciudad, tras el crimen de Fernando Báez Sosa a la salida del boliche Le Brique. 


“Esta es una forma de hacer algo para que los pacíficos hagamos un poco de ruido, porque si solo nos quedamos a mirar y decimos: ‘¡Pobrecito niño!’ y apagamos el televisor, dejamos de mirar o no pensamos en toda la gente que se mata en la ruta por personas que conducen alcoholizadas, seguimos así como sociedad. Y como las cámaras de televisión nos han mostrado grotescamente lo sucedido, nosotros, los pacíficos, nos manifestamos para decir que ‘este es un problema de la sociedad, de la falta de valores y todos somos responsables, también los periodistas, los educadores’” expresó Goyoaga a este diario. 

El mensaje que los referentes organizadores dejaron durante todo el evento de ayer es que “no es necesario ni la violencia ni emborracharse para estar bien o para ser más fuertes”. 

En este contexto, la Fundación El Arte de Vivir organizó una jornada de concientización en la ciudad balnearia, a fin de llevar un mensaje de paz y solidaridad para los jóvenes y sus familias, así como para acompañar a los padres de la víctima fatal. 



Con el lema "Tomar consciencia", cientos de voluntarios de la fundación internacional se trasladaron desde la Ciudad de Buenos Aires y otros puntos del interior en caravana para organizar el evento libre y gratuito. 

La jornada, que contó con el apoyo del municipio, incluyó clases de yoga, una meditación masiva y música en vivo. 

En tanto, la meditación on line por la paz, tuvo lugar cerca de las 18 y también se replicó en todas las sedes que tiene la organización a lo largo del país. 

Los fundamentos 
La experimentada periodista Beatriz Goyoaga contó que la ONG, de la que forma parte, considera que “no solamente los chicos son responsables de lo ocurrido en Villa Gesell, sino que son víctimas, tanto el niño asesinado como los que lo mataron. Somos los adultos, padres, abuelos, tíos, los maestros de escuela, los políticos, educadores, periodistas, la policía, los bomberos, los sponsor que proponen que la gente se llene de alcohol, los responsables de estos niños”, expresó. 

Asimismo manifestó que El Arte de Vivir trabaja en las escuelas y tiene como objetivo llegar a más escuelas, más clubes, más entrenadores de todos los deportes “para que los chicos bajen un cambio y no necesiten emborracharse para poder salir, no pensando en no tomar, sino de hacerlo conscientemente”.

El evento 
En este marco es que ayer se realizó la jornada “Tomar Consciencia” en la ciudad de Villa Gesell, en la calle 113 y la playa, de 16 a 20, mientras que la meditación on line, que se llevó a cabo a través de un link que circuló mundialmente por Whatsapp comenzó a las 18 y participaron unas 25 mil personas que se conectaron a través de una plataforma “meditando por Fernando porque cuando se medita se baja siete cambios”, explicó la coordinadora.

Del evento participó Lucas Groglio, fundador de “Coctelería Consciente” que también tiene una escuela de barman, quien enseñó y recomendó a la gente qué y cómo beber. Tal como lo hace desde las entidades que dirige.





La función 
La instructora y periodista explicó que El Arte de Vivir trabaja en 156 países y son miembros del Ecosuc, una organización de las Naciones Unidas, y tiene rango de Consultor en la OMS por las técnicas que se enseñan para bajar la ansiedad desde hace 40 años a nivel mundial y 25 años en Argentina, con sedes desde La Quiaca hasta Ushuaia, “acercando permanentemente distintos programas en las escuelas, cárceles, a la gente en situación de calle”. 

Esta organización humanitaria, educativa y sin fines de lucro está dedicada al servicio social y a mejorar la vida de las personas a través de cursos para el manejo de la mente. Inspirada en el mensaje de Sri Ravi Shankar “Por una sociedad libre de estrés y violencia” y sus enseñanzas prácticas.

“La mayoría de los que hemos hecho los programas de El Arte de Vivir practicamos respiración y meditación y brindamos parte de nuestro tiempo al voluntariado”, manifestó Beatriz. 

Hay 10 mil instructores en América Latina y 37 mil en el mundo “de los cuales muchos jóvenes menores de 30 eran adictos -relató Beatriz- y hoy han dejado las drogas y muchas veces son ellos los que dan los cursos”. 

Finalmente la coordinadora del evento en Villa Gesell expresó que “el caballito de batalla de esta ONG es la respiración y la meditación y luego mecanismos de inteligencia emocional, ayuda humanitaria para que la gente también salga a ayudar a otro luego de conocer este sistema”, expresó.