Deportes

Gustavo Barrionuevo y Alejandro Ciappina al podio

Los que se ubicaron bien arriba

10|02|20 10:11 hs.

A las 10.30 de la mañana de ayer Gustavo “Paisa” Barrionuevo capturó un lindo ejemplar de corvina rubia, y en el ambiente de la pesca hubo muchos que se pusieron felices por ser un pescador reconocido quien lideraba el concurso. Pero por esas casualidades de la vida, el Paisa se tuvo que conformar con el segundo lugar ya que después de 13 años volvió a salir una negra concursable, la de Carlos Alzogaray. 


Tras el podio, amablemente Barrionuevo dialogó con LA VOZ DEL PUEBLO y sobre la situación que haya salido una negra reconoció: “Y bueno, capaz era al revés... el muchacho tenía una de tres kilos y yo sacaba una negra. Estamos expuestos hasta que termina el concurso, no digamos por desgracia porque yo me voy recontra contento con el premio que me llevo, clasificar acá es el mundial de los pescadores”. Y sin dudas que ser segundo en Las 24 es un gran mérito, algo que describió como “un logro importante más allá de lo monetario o como en este caso el auto, el logro más que nada es lo que yo consigo como pescador que es lo que me apasiona”. 

El apellido Barrionuevo suele aparecer en la clasificación en diferentes concursos, pero “lamentablemente nunca pude clasificar en Las 24”, reconoció. 

La alegría de adjudicarse un auto 0 kilómetro es doble, ya que el Paisa en principio no se iba a anotar y fue un familiar quien terminó inscribiéndolo. “En realidad no venía, pero el cuñado de mi señora me regaló la entrada y le dije que si ganaba algo íbamos a medias. Así que lo venderemos y repartiremos el premio como corresponde. Invertir algo en la casa, renovar el auto y también el cajón de la pesca”, adelantó entre risas sobre el destino del premio. 

Para capturar la corvina Barrionuevo comenzó en el Tercer Salto y Medio y en la madrugada se mudó al Médano Blanco donde tuvo el pique. Sobre el mismo detalló: “Picó al revés, picó saliendo. Me aflojó, tensé el nylon, me volvió a aflojar y cuando la clavé me di cuenta que era buena la corvina. Tuve la gentileza de la gente que se brindaron en todo momento para que yo pudiera sacar el pescado, la camaradería que te da esto de la pesca que por más que es una competencia a la hora que se trae un pescado te dicen 'te saco' o 'te ayudo', buscan la forma de estar presentes. Así que le agradezco a todos”. Mientras que al preguntarle a quién se lo dedica, dijo: “Siempre a mi familia, a mis amigos que somos pocos y siempre nos manejamos en grupitos con mi hermano, el Polaco y nunca olvidarse de las raíces que me trajeron a la pesca que son la familia Valerio”.

El tercero, Alejandro Ciappina 
Las 24 Horas de la Corvina Negra son para disfrutar, pero para el pescador también para estar un día entero con la caña en la mano como el caso de Alejandro Ciappina de La Madrid. Luego de casi 23 horas de perseverancia, a las 13.50 de ayer llegó la corvina que le permitió ser dueño de un cero kilómetro y subirse al tercer escalón del podio. 

Entrar en la clasificación no es nuevo para él, pero si estar tan arriba ya que en dos oportunidades había logrado entrar en la ganchera; “una en la variada y otra en la corvina, pero lejos”, afirmó en diálogo con este medio. 

Para Ciappina, que llegó el viernes junto a 7 amigos, se instaló en el Médano Blanco y disfrutó de todo el folclore de Las 24, estar tantas horas junto al mar es normal. “Con mi hermano pescamos las 24 horas, de no ser que esté muy feo que nos ha pasado que no se puede tirar la caña. Nos gusta tanto que se nos hace cortito, de hecho él había pescado una a las 10 de la noche que estaba en la ganchera así que estábamos medios entusiasmados y nos quedamos toda la noche”.

Con aproximadamente 10 años de participar, Ciappina volverá a La Madrid con un 0 kilómetro, que ya tiene destinatario. “Mi idea es regalárselo a mi mujer, vamos a ver cómo se dan las cosas. Se porta tan bien que se lo merece, se banca tantas de estas cosas, yo ahora me vine solo, la dejé a ella con mis dos hijos y entiende que esto para mí es una pasión”, finalizó. 

El mejor tresarroyense
Ayton Lay fue el mejor tresarroyense clasificado, quedando en el quinto lugar con una corvina de 2,598 kilogramos. Feliz con su actuación en su segunda participación, el pescador dialogó con LA VOZ DEL PUEBLO y contó: “El año pasado no había pescado nada y ahora tuve la suerte de agarrar esta corvina a las 9 y media de la noche. La primera hora que la pesqué muy ansioso, después se me pasó un poco y las últimas tres o cuatro horas antes que termine me estaba muriendo”. 

Instalado cerca de las piedras de Franganillo, Lay estuvo acompañado por familiares y amigos. “La noche bien, siempre haciendo el aguante los chicos”. Mientras que sobre el pique recordó: “Me acerqué a la caña, la tenía cruzada. Empecé a traer, encaño y la siento pesada, empiezo a traer y pegó un par de cabezazos, le avisé a un amigo que traía un pescado; cuando la vimos que estaba llegando a la costa parecía chiquita y cuando terminé de sacarla del agua era grande y le dije a los chicos que vayan a buscar el control”.   



Premios especiales
Además de los premios repartidos por clasificación en los certámenes y por sorteo, hubo recompensas especiales. Vallejos, a la izquierda de la foto, se consagró como la mejor dama clasificada, Mateo Scornaienqui de Bahía Blanca, al centro, fue el mejor cadete clasificado y Ayrton Lay, de Tres Arroyos, a la derecha de la foto, fue el mejor tresarroyense clasificado