Agustín Bayúgar llegó a Blanco y Negro como refuerzo para la segunda fase

Deportes

Agustín Bayúgar, refuerzo de Blanco y Negro

“No costó meterme ni adaptarme al equipo”

13|02|20 11:26 hs.

Convencido de buscar nuevos horizontes y proyectado a probar suerte en una competencia superior, Agustín Bayúgar decidió aceptar la propuesta del técnico Fernando Rosanova para sumarse a Blanco y Negro de Coronel Suárez, equipo que está peleando bien arriba en el Torneo Provincial de Clubes de Básquet y que tiene como objetivo ingresar al Final Four. 


Ayer, precisamente, se cumplió un mes que el tresarroyense se sumó a Blanco y Negro; y la adaptación al campeón oficial de la ATB fue la mejor. “La verdad que no costó meterme ni adaptarme al equipo; ya conocía a varios chicos, a la mayoría los había enfrentado y todos son de ‘10’”, comenzó diciendo Agustín sobre sus primeros días en Suárez y sus primeros juegos en la formación de Rosanova que, consecuentemente, fue quien lo pidió: “Eso también ayudó, lo mismo que las características de juego que tenemos”, aseguró. 

El inicio de la segunda fase fue con tres triunfos seguidos, y el ambiente habla de ello; por capacidad de plantel y aplicación a la hora del trabajo, los resultados parecen lógicos. “Estamos tranquilos con esos tres triunfos; pero la verdad es que se trabaja mucho. Tres turnos todos los días; la relación es muy buena y Fernando Rosanova nos da un plus extra porque está ahí constantemente para que no bajemos la intensidad”, destacó el escolta. 

Bayúgar admite que “no hay presiones, sí que el objetivo sería entrar al Final Four; básicamente porque nos vemos con esas posibilidades. Este es un plantel con buen recambio; hay dos jugadores por puestos. En entrenamiento nos damos cuenta de ello, porque a veces los suplentes le ganamos a los titulares” confiesa, y para muestra de ello, en la última victoria sobre Racing, la banca le dio 39 de los 104 puntos. 

Y dentro de ese esquema, a Agustín le piden “mucha defensa, correr toda la cancha, y en ataque cuando tenga mi posibilidad ir para adentro; estamos trabajando mucho con el tiro externo, y de a poco vamos mejorando. Tengo que medirme más, en Huracán el juego pasaba mucho por mí; acá sé que mi papel es otro, pero me siento muy cómodo”, destaca. 

No obstante, sus minutos en cancha son importantes; en el debut ante Sporting sumó 14, ante Sarmiento 20 y en la última fecha frente a Racing, 24. “Vamos mejorando”, dice admitiendo su progreso, aunque “yo venía de jugar 40’ por partido en Huracán; pero entiendo que llegué a un equipo armado y que en mi posición tiene muy buenos jugadores; por eso es que estoy conforme”, valora. 

La entidad suarense se mueve en un nivel profesional, hoy viaja a La Plata para descansar y enfrentar mañana a Atenas. “Este club está armado de una manera bárbara; es para destacar la organización. Haber salido campeón del Oficial de la ATB fue una fiesta para el club y un desahogo para los jugadores”, reconoció. 

A Bayúgar, que tiene en sus espaldas varios Huracán-Costa Sud, le tocó vivir la experiencia del clásico suarense. “Lo de la gente es algo hermoso, alientan los 40 minutos. El clima que se vive es divino”, admitió con algo de sorpresa. 

A fines de 2019 decidió darle prioridad en su vida al básquet, y en este primer mes del cambio, la verdad, no le va nada mal. “Cuando Rosanova me habló no lo dudé; le dije a mi viejo ‘quiero irme como sea’, porque sabía al club que venía, donde tengo amigos como Quiroga y Soave; y el gran equipo que somos”, valoró. 

En cuanto a su futuro, su relación con Blanco y Negro “es hasta abril, después veremos. La verdad que la estoy pasando bárbaro, tanto adentro como afuera de la cancha. La competencia es muy picante, muy linda; en nuestra zona cualquiera le puede ganar a cualquiera. Se juega a otra intensidad, lo mismo que los entrenamientos. Esto recién está empezando, ahora vamos a La Plata con las mejores expectativas para seguir manteniendo este buen andar”, destacó Agustín Bayúgar, un tresarroyense que está dando sus primeros pasos en otro nivel con fuerza y seguridad.