La Ciudad

.

Cruces entre el oficialismo y el peronismo por el tomógrafo

14|02|20 09:06 hs.

La salida de servicio del tomógrafo en el Centro Municipal de Salud generó un fuerte cruce en el seno de la comisión de Acción Social. Fue entre el concejal del Frente de Todos Julio Federico y su par del vecinalismo Claudia Cittadino, quienes, en forma acalorada, intercambiaron posturas con respecto al tema. 


En forma previa al inicio del encuentro, el primero de este año de la mencionada comisión, desde el peronismo expusieron su preocupación por el cumplimiento de la vida útil de un insumo del tomógrafo, el cual se encuentra fuera de servicio desde hace aproximadamente un mes. Desde el bloque hablaron de "falta de previsibilidad", al considerar que de antemano se sabe que este tipo de tecnologías cumplen con un ciclo. En el oficialismo, en cambio, desestimaron esa apreciación, sobre la cual no estuvieron de acuerdo. 

El concejal Juan Gutiérrez (Frente de Todos) expuso su preocupación por la falencia presentada en el Hospital Pirovano, donde, desde hace más de un mes, el tomógrafo no está disponible. Lo mismo sucede en los efectores privados, en los cuales, por distintos motivos, tampoco se puede brindar la necesaria prestación.

"Tenemos un problema muy importante con eso. El tomógrafo del hospital hace un mes que está fuera de servicio y lo que en su momento fue una solución parcial con el tomógrafo de Tecnoscan también está en la misma situación. En consecuencia, ninguno de los tomógrafos que hay en la ciudad está funcionando", expresó el edil. 


En forma previa a la reunión de la comisión de Acción Social, los concejales del Frente de Todos Graciela Callegari, Juan Gutiérrez y Tatiana Lescano expresaron su preocupación por el tomógrafo del hospital


Gutiérrez, quien es neurocirujano, afirmó que en la Clínica Hispano Argentina tampoco se brinda el servicio. "Tengo entendido que allí van a cambiar el equipo que hoy tienen, pero eso va a demorar un par de meses", sostuvo. 

En sus consideraciones, el concejal del Frente de Todos dijo: "Esto se tendría que haber previsto. La salida de servicio del tomógrafo del hospital tiene que ver con la finalización de la vida útil del tubo del tomógrafo. Eso es conocido y todos saben que tiene un tiempo de uso. Eso se agota y deja de funcionar. Hace unos cinco años pasamos por la misma situación". 

"Claramente es un tema de previsión. Pensamos que el tubo podría estar en Tres Arroyos, en stock, y ya haberse hecho la reposición. Eso no demanda más de dos o tres días; y de esa forma, nos evitaríamos pasar por este momento", remarcó. 

El tomógrafo del Centro Municipal de Salud, marca Toshiba, es de última generación, y cuya reposición del tubo que ya cumplió su ciclo demanda una inversión aproximada a los 80 mil dólares (unos siete millones de pesos). 

"Como médico, digo que esta falta del tomógrafo es un aspecto muy sensible porque, por ejemplo, gran parte de la población de PAMI hace los estudios por imágenes en el hospital", sostuvo. 

En tanto, se detuvo en otro aspecto clave en salud pública, sobre lo cual contar con el servicio de tomografías es fundamental. "Hay que tener en cuenta el trabajo en emergencia. Uno, como médico, puede decir que cuando tiene un paciente en estado crítico, puede hacer el estudio en media hora en caso de tener el tomógrafo disponible. De otra manera, sucedería que dicha revisión se haga totalmente fuera de tiempo", expresó.

Desacuerdo del oficialismo 
Por su parte, Claudia Cittadino, presidente de la comisión de Acción Social, se mostró en desacuerdo con el punto de vista expuesto por el Frente de Todos, que habló de "falta de previsibilidad". 

"El tubo tuvo un desgaste natural. El costo de su reposición es muy elevado y se hicieron trámites ante el Ministerio de Salud que llevan tiempo. También se presupuestó para reponerlo y estamos derivando a los pacientes. No se rompió por mal uso sino que es una cuestión de desgaste", dijo la edil.

Y en ese sentido, agregó: "El Hospital, por cuestiones del Tribunal de Cuentas, no puede guardar dinero para determinadas cosas. El tomógrafo es un estudio de alto impacto en la población y el Hospital intenta derivar a los pacientes con un costo”, finalizó.