Las caras del nuevo Borneo. Henky Zwaal y Leonardo Bulla (Caro Mulder)

Claro, Reta y Orense

Temporada

Borneo “estaba destruido”

15|02|20 15:54 hs.

Parador Borneo, ubicado en Avenida Costanera entre 11 y 32, está transcurriendo una nueva etapa, luego de cambios y modificaciones que se realizaron a partir de la incorporación de Leonardo Bulla como encargado y Henky Zwaal como asesor comercial externo. La zona central de la playa de Claromecó pertenece, por la concesión, a Diego Fernández que desde el mes de noviembre encomendó el trabajo a estos dos hombres en pos de impulsar uno de los balnearios más importantes con los que cuenta la localidad. 


Leonardo Bulla es de San Isidro y su plan de vida era vivir en Claromecó “no sabía qué era lo que iba a hacer pero sabía que yo me venía, mi vida terminaba acá” y fue que llegó la propuesta de Diego que no dudó en aceptar. “Es un lugar maravilloso” que visita desde hace diez años y eligió como su lugar de residencia.

Colocaron metros de deck nuevo y repararon el que había y lo que ellos llaman “chiringo”, un espacio por fuera en el que se vende cerveza tirada además de otros tragos


Cuando pisó Borneo antes de comenzar a trabajar se dio cuenta que “estaba destruido, en el invierno hubo una sudestada que se llevó el deck y había problema de filtraciones” por lo que arrancó junto al equipo con un arduo trabajo a fin de poner el local en marcha para la temporada que venía. Colocaron metros de deck nuevo y repararon el que había y lo que ellos llaman “chiringo”, un espacio por fuera en el que se vende cerveza tirada además de otros tragos, fue trasladado hacia otro costado del edificio lo que permite disfrutar de hermosas tardecitas además de la puesta del sol. 

A pesar del tiempo que no acompañó y fue intermitente, “estamos trabajando mucho de noche. Una vez que la gente nos empezó a conocer viene a cenar; antes lo fuerte era al mediodía y ahora ya no tanto” por lo que en el balance general Leonardo indica que la respuesta de los veraneantes y locales que visitan el parador ha sido positiva. “Está lindo, les gusta la decoración, cómo lo hemos dejado además de ofrecer una carta amplia con precios realmente accesibles”. El buen servicio combinado con valores no tan abultados atrae al turismo que “tiene que cuidar el dinero, porque hoy sale mucho ir de vacaciones”, motivo por el que continuarán por el mismo camino, “significa que estamos haciendo las cosas bien”.

Proyectos 
Leonardo y Henky están residiendo en la localidad y trabajarán el restaurante en el invierno “vamos a abrir viernes, sábado y domingo para que se mantenga, si no estás encima se viene abajo”, además de mencionaron que continuarán las mejoras edilicias para “ponerse a tono con la temporada venidera”. 

Leonardo y Henky están residiendo en la localidad y trabajarán el restaurante en el invierno “vamos a abrir viernes, sábado y domingo para que se mantenga, si no estás encima se viene abajo”


Las reformas que requiere Borneo son muchas “debemos renovar el deck viejo, cambiar muchas maderas que quedaron provisorias y la idea es hacer dos baños más, externos, para las personas de la playa”, además, si bien cuentan con dos duchas indica que “son pocas” por lo que intentarán construir otra. “Además, cositas que van surgiendo todo el tiempo, para que no llegue noviembre del año que viene y tengamos que estar a los apurones”. Si bien saben que todavía no existe el Borneo deseado, el camino es largo y los pasos gigantes. 

El turismo 
Leonardo transcurre su primera temporada como encargado de un parador, por lo que las comparaciones se ponen difíciles. Consultado, indica que a ellos los perjudica si el tiempo está feo pero que intentan buscar opciones para atraer a visitar el lugar como el happy hour que realizan en la terraza, las clases de yoga semanales y los shows de noche junto a bandas de diferentes estilos. A su vez expresó que le parece que “hay una historia con que las personas no bajan en los paradores sino en las bajadas públicas, no usa el servicio quizás por miedo a los precios”, y las actividades antes mencionadas generan movimiento que los hacen conocidos. 


En Borneo se renovará el deck viejo. Cambiarán muchas maderas que quedaron provisorias y se harán dos baños externos más (Caro Mulder)


Asimismo indica que la promoción en el invierno también es importante “hay muchas cosas para hacer no solo en el verano aunque todo en su justa medida”, para no sacar eso que tiene Claromecó y que lo hace especial: la tranquilidad. 

Además, expresa que con la nueva gestión de Julián Lamberti en la Dirección de Turismo “creo que la zona va a mejorar mucho” ofreciendo diferentes propuestas, brindarle a la “gente de acá cosas para hacer porque también es justo darles su lugar”. Los sunsets impulsados por la Dirección de Turismo fueron de las opciones más reconocidas, promoviendo tanto al parador como a compartir momentos entre amigos y familia junto a música en la playa. 

Lo que habían implementado como servicio adicional que tuvo que finalizar el día de ayer, fueron las clases de surf de la escuela Panas. Tenían gran éxito y brindaban divertimento a todos aquellos principiantes y aficionados que decidían entrar al mar. Lamentablemente, debieron ser suspendidas con poca información luego de que desde la delegación indicaran que “eso no podía hacerse en zona recreativa”.