Policiales

Crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell

La fiscal imputó a los ocho rugbiers detenidos como coautores del homicidio

17|02|20 18:32 hs.

 La fiscal que investiga el crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell imputó a los ocho rugbiers detenidos por el hecho como coautores del asesinato y ampliará el miércoles la indagatoria de todos ellos, a quienes acusará por el doble agravante del concurso premeditado de dos o más personas y de la alevosía, como así también de las lesiones que les provocaron a los amigos de la víctima, quienes también fueron atacados a golpes. 


Hasta el momento, solo Máximo Thomsen y Ciro Pertossi estaban imputados como autores, mientras que Lucas y Luciano Pertossi, Matías Benicelli, Enzo Comelli, Blas Cinalli y Ayrton Viollaz estaban acusados de ser "partícipes necesarios" de crimen ocurrido a la salida del boliche Le Brique. 

Ahora, Zamboni le solicitó al juez de Garantías David Mancinelli que sean imputados como "coautores", delito que contempla una pena a prisión perpetua. Para la funcionaria judicial, todos los rugbiers se abalanzaron sobre Báez Sosa y lo golpearon en distintas partes del cuerpo. Tuvieron, dijo, el objetivo de darle muerte y aprovecharon que estaba indefenso. 

En esta nueva instancia, la fiscal sostuvo los ocho "acordaron darle muerte a la víctima" para lo cual distribuyeron "funcionalmente el rol de cada uno para la comisión del hecho". En ese sentido, citó que, a su criterio y según surge de las pruebas recopiladas en su investigación, acordaron darle muerte "cumpliendo de ese modo el plan premeditado, dividiéndose las tareas".

A Thomsen, Ciro Pertossi, Comelli, Benicelli y Cinalli les atribuye el ataque, abalanzados por detrás para sorprender a Báez Sosa. "Aprovechando que se encontraba de espaldas e indefenso y actuando sobre seguro en virtud de la superioridad numérica y física", sostuvo. Y remarcó que se aprovecharon del estado de indefensión de la víctima y siempre "con el fin de darle muerte y cumplir lo pactado" le aplicaron "varias patadas en su rostro y cabeza". 

En tanto, a Lucas y Luciano Pertossi, y a Viollaz les asigna el rol de generar una suerte de barrera que impedía a los amigos de Báez Sosa lo defendieran. En este aspecto resaltó que los golpean y citó nombres y lesiones constatadas a ellos aquella misma madrugada del pasado 18 de enero, frente a la discoteca Le Brique. 

En cuanto a Alejo Milanesi (20) y Juan Pedro Guarino (19), excarcelados la semana pasada, la fiscal pidió que sigan imputados como partícipes necesarios del crimen. Según explicó en su nueva imputación, ambos jóvenes ayudaron a los autores del crimen "incrementando la superioridad numérica, previo acuerdo a tal fin, cooperando en la huida de los mismos para lograr la impunidad del hecho (por el homicidio).

Fiscal recusada 
La decisión de Zamboni se conoció el mismo día en que el abogado defensor de los imputados, Hugo Tomei, recusó a la fiscal. Tomei había denunciado a Zamboni por "privación ilegítima de la libertad, falsedad de instrumento público e incumplimiento de los deberes de funcionario público". 

A su entender, no se cumplió correctamente con las formas que establecen los artículos 308 al 315 del Código Procesal Penal de la provincia de Buenos Aires. (DIB) FD