Los controles son valiosos para preservar la salud. En este caso, evaluación sobre diabetes

La Ciudad

InfoSalud

¿Qué es importante hacer?

22|02|20 09:11 hs.

Primero hay que pensar en dormir por lo menos ocho horas diarias. Alejar las pantallas y generar un ambiente sin luz ni ruidos y propicio para generar un buen descanso. Acostarnos a un horario que nos permita levantarnos descansados. Es tan importante en los adultos como en los niños. Es uno de los factores más importantes para encarar el día, con un buen estado general. 


La alimentación también es un componente al que se le debe prestar especial atención. Tomarse el tiempo, es fundamental. Como, que comemos y cuando es relevante. Consumir alimentos para arrancar el día permite disminuir el cansancio, el dolor de cabeza, tener mejor humor. Esta comida debe contener una infusión, cereales o lácteos, cereales, frutas y es muy importante la ingesta de dos litros de agua por día. Siempre evitar las gaseosas y los alimentos ultraprocesados. Buscar las golosinas de arroz o variantes más saludables.

“Lo más importante es crear el hábito en los más chicos. Generar la necesidad. Luego una vez que estas pautas están incorporadas en lo cotidiano ya no significan un esfuerzo”, resumen Wanda y Alejandra. 

“El ejercicio es otra de las conductas fundamentales. Hoy los niños son cada vez más sedentarios, están quietos y comen y generamos personas obesas. Por lo que un chico obeso hoy tiene un altísimo porcentaje de ser un adulto con otros problemas asociados como el colesterol, la diabetes, la dislipemia, la hipertensión, por lo cual hay que educar a los niños para que no lleguen a eso. Hay que tomarse el tiempo ‘para hablar’ Ya que los niños son un reflejo de los adultos con los que están en contacto”, indica Alejandra Lantero. 

La educación para la vida cotidiana y sus cuidados es una parte fundamental en los niños que debe darse en el hogar y también en las escuelas.

“Por suerte en nuestra ciudad, somos muy convocados para formar a los niños en hábitos saludables. Esto es para destacar por parte de los equipos escolares”, destaca. 

Se evidencia el compromiso de trabajar sobre los hábitos saludables, el medio ambiente, las adicciones, el tránsito. Todo lo que hace que tengamos una mejor calidad de vida. Los niños son transmisores de contenidos y se debe trabajar para que esos contenidos lleguen a ser conductas.

"Es muy importante no generar pautas sedentarias en los niños pero tampoco propiciar niños hiperactivos que no tengan tiempo de usar su tiempo libre, de aburrirse y de pensarse, cada uno desde sus intereses”, señalan las profesionales. Lo fundamental es hablar con los niños, explicarle las ventajas de una alimentación saludable y de realizar ejercicio todos los días, sin sobresaturarse, de acuerdo a los gustos y a las posibilidades para que sea aeróbico y que permita mejorar todos los factores de riesgo modificables, que son los mencionados. 

El lavado de manos con una técnica correcta es la medida preventiva más importante para no generar transmisión de un número importante de virus y enfermedades; es una práctica sumamente sencilla y que debe fomentarse en lo diario. 

“Desde la salud pública se hace tanto foco en la niñez porque es lo que podemos cambiar. Además aconsejamos a los papas en los cuidados que deben tener en el hogar para la prevención de accidentes, cubrir los enchufes, no dejar ollas al alcance, las barandas en las escaleras, no dejarlos solos sin supervisión”, afirma la médica. 

Lo que heredamos, lo genético es sobre lo que no podemos modificar desde la conducta, si desde el tratamiento. Luego de que el niño deja el pediatra, es importante resaltar que deben continuarse los controles una vez al año y también los adultos deben controlarse la vacunación. Además cuando cada persona llega a la consulta del CAPS se realiza una consejería y luego dependiendo del estado general se le indican los chequeos que correspondan, según los protocolos. Además, luego de los 50 años se recomiendan realizar estudios endoscópicos, para analizar el tubo digestivo, entre otras cuestiones de importancia y que generan patologías bastantes frecuentes. 

En el caso de las mujeres se las orienta en los controles ginecológicas y se le solicitan los estudios pertinentes; también se les realiza el Pap. 

Estas pautas detalladas, brindan un panorama de las evaluaciones que se realizan en cada control médico y también de los cuidados que de forma autónoma cada persona puede incorporar a su vida para elevar su bienestar y calidad de vida. 

“Desde la enfermería se resaltan entre las consultas más habituales las ulceras, el acompañamiento en la medicación, la vacunación; y se realizan los domicilios que sean necesarios para las personas que no pueden deambular, ya que el fortalecimiento de la autonomía es una de las funciones más importantes de la atención primaria; al paciente que puede deambular, se le realiza el soporte necesario para que concurra a la sala y tome una actitud activa en su tratamiento”, sostiene la licenciada Lantero. 

“Según las bases de la carta de Otawa, documento fundacional de la Atención Primaria en el mundo; la salud se produce cuando se devuelve a la gente el poder para efectuar las transformaciones necesarias que aseguren un buen vivir y se reduzcan las causas que atentan contra la salud y el bienestar, y por este cumplimiento es por lo que se trabaja de forma cotidiana en los Centros de Atención Primaria de nuestro distrito”, finalizan las profesionales.