Vera Barrantes, referente de Zoonosis del municipio de Pringles

La Región

Coronel Pringles

“Lo primero es priorizar la vida del animal”

24|02|20 11:37 hs.

La comunidad de Coronel Pringles se ha visto conmovida ante la aparición de perros envenenados en las calles de la ciudad. Ante esta situación, la veterinaria Vera Barrantes, referente del área de Zoonosis de la Comuna, explicó a la comunidad todo lo que hay que saber para actuar de manera diligente y eficaz.


Síntomas 
Sobre este punto, Barrantes indicó: “Considerando todos los casos de animales envenenados que hubo en estos tiempos, es importante aclarar de qué manera deberíamos actuar ante la presencia de un perro envenenado. Primero debemos conocer cuáles son los síntomas, para poder informarlos al veterinario”. 

Según indicó, los síntomas de envenenamiento son los siguientes: hipersalivación, mirada perdida, temblores musculares, incoordinación, incontinencia y vómitos. “Si encontramos al animal con estos síntomas –prosiguió Barrantes- más allá de que sepamos de qué veneno se trata, lo que tendremos en claro en ese momento es que el animal está con síntomas de intoxicación y tenemos que actuar. Si el animal no presenta síntomas exagerados y está consciente, lo que debemos haces es provocar el vómito, con agua con sal”. 

Asimismo señaló que “lo primero que tenemos que hacer es llamar a nuestro veterinario, en el caso de que el perro sea nuestro. Si encontramos un animal en la calle y no es nuestro, que son casos que han ocurrido en estos días, la medida es la misma” ya que “lo que tenemos que priorizar es atender la salud de ese animal e intentar salvarle la vida”. 

“Es importante hospitalizar al animal, dado que el cuadro se afronta con distintas medidas. Si bien hay una droga que es la que usamos para contrarrestar los efectos del veneno que suponemos se está utilizando (Lannate) hay muchos tratamientos que debemos combinar”, resaltó la profesional. 

Manipulación 
“Si encontramos un animal muerto en la vía pública, que está dentro del área donde se producen los envenenamientos y, si lo vamos a manipular, siempre hacerlo con guantes o en su defecto con bolsas de nylon en las manos” señaló Barrantes, añadiendo que “debemos protegernos de las secreciones del animal y que éstas no tomen contacto con las mucosas de la boca, ojos o alguna herida que podamos llegar a tener en las manos”. 

Además aclaró que esta medida debe tomarse en cualquier caso, sea el animal de nuestra propiedad o no. 

Tenencia responsable y prevención 
Más adelante, Barrantes comentó: “Quiero aprovechar esta situación para hablar de qué manera podemos prevenir todos estos episodios de envenenamientos y volvemos a lo primordial, que en este caso sería la tenencia responsable de nuestras mascotas”. 

“La mejor manera de que nuestro perro no sufra un caso de envenenamiento, de ser atropellado o de la situación que sea, es tenerlo en nuestro domicilio y si pasea con el propietario, hacerlo con collar y con correa”. 

Denuncias 
Por último, la referente municipal de Zoonosis explicó que “una vez que resolvemos el tema de los cuidados del animal, avanzamos hacia la parte legal, dado que el envenenamiento está dentro de la Ley 14.346, que habla del maltrato animal y actos de crueldad” y resaltó que “se debe realizar una denuncia a nivel de la policía y de la fiscalía, es una denuncia penal que debemos hacer porque hay una ley que nos avala”. 

“Hay manera de comprobar cuál es el veneno –continuó Vera Barrantes- tanto en el animal vivo como en el animal muerto y toda esta información la podemos brindar a la comunidad a través de Zoonosis. Además, existe un protocolo a seguir”. Para finalizar, Vera Barrantes expresó que “lo primero es priorizar la vida del animal y luego hacer la denuncia (policía y fiscalía) correspondiente”.