Foto gentileza Sociedad Rural Argentina

El Campo

La Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (Ceea)

A 12 años de la 125, la Mesa de Enlace pidió “no repetir la historia”

12|03|20 11:37 hs.

La Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (Ceea) emitió ayer un comunicado en conmemoración de los 12 años de la implementación de la Resolución 125 que implementaba las retenciones móviles, ocurrida el 11 de marzo de 2008, y que generó una protesta del campo que se extendió durante cuatro meses hasta que el Congreso votó en contra de su transformación en ley. 


La Mesa de Enlace recordó que aquel esquema impositivo tenía “fines confiscatorios” y “coronaba una serie de aumentos de retenciones de los principales productos agropecuarios en los meses previos, que se sumaban a un conjunto de obstáculos y prohibiciones a las exportaciones”. 

“Todo ello se daba en un contexto de precios internacionales mucho más altos que los actuales, que no pudo aprovecharse, y que le hubiera permitido a los productores y al país generar una situación mucho más favorable. Se trató, sin dudas, de una oportunidad perdida”, enfatizaron las entidades ruralistas. 

Y también recordaron que “esta voraz e inconstitucional medida tomada por el Poder Ejecutivo en 2008, estuvo acompañada por una escalada verbal y discursiva en la que se identificaba al sector agropecuario como enemigo a vencer y se caricaturizaba y desvalorizaba a los productores con expresiones degradantes”. 

La actualidad 
“Hoy, a 12 años de este conflicto, resulta imperativo reflexionar para no repetir la historia”, continuó la Mesa de Enlace en su comunicado. Sobre este punto, indicó que “muchos productores se han visto obligados a adoptar medidas de protesta frente a un nuevo escenario crítico” y cuestionó que “en un contexto internacional de precios a la baja de los productos del campo, todos los niveles del Estado nos someten a una presión fiscal inaguantable”. 

El ruralismo recordó que esta situación ocurre justo “cuando se hace sentir una fuerte sequía que va a impactar seriamente en los rindes generales, con pérdidas totales en muchos casos, lo que hace que se ponga en riesgo no solo la situación de los productores en el presente, sino fundamentalmente las siembras de la campaña próxima y la subsistencia de muchos en los campos”. 

“Es necesario establecer alternativas y no volver a desatar esa escalada verbal, pues este fue un recurso que no funcionó en el pasado. Debemos trabajar para no alimentar una grieta que debiéramos superar como nación, de una vez por todas”, destacó la Mesa. También rememoró que, en 2008, la protesta agropecuaria tuvo apoyo de pobladores urbanos porque “los argentinos ven al campo como una parte indivisible de su identidad nacional”. 

“Cuando se maltrata a los productores agropecuarios en 2008, se castigaba a todos los argentinos por igual. Prueba de ello fueron los actos masivos y populares de Rosario y del Monumento de los Españoles de aquel año, en los que confluyeron por igual productores de todo el país y ciudadanos y habitantes de zonas urbanas y suburbanas que sintieron, al igual que nosotros, que se estaba cometiendo una enorme injusticia”, dijo el ruralismo. 

Y finalizó: “Es por eso que, al cumplirse doce años de aquel conflicto, vale la pena plantearse otros caminos para no repetir una historia que nos perjudicó a todos”.