Por calle Cangallo, frente a la plaza del Barrio Villa Italia, se efectuó el allanamiento positivo

Policiales

Buscan esclarecer el hecho

Dos robos seguidos a una misma familia y a 40 cuadras de distancia

16|03|20 07:34 hs.

“No sabemos si es casualidad, no creo. Pero ellos se conectan, nos conocen; y estamos a cuarenta cuadras”, dijo Andrea Luna con resignación y desconfianza a LA VOZ DEL PUEBLO después de haber descripto cómo encadenadamente primero ella y luego su hijo, fueron víctimas de un saqueo en sus viviendas durante la noche del sábado. 


Ella tiene su casa hace tres años sobre calle Claromecó al 800, donde sufrió dos hechos sucesivos, considerado prácticamente como aviso de lo que terminaría ocurriéndole 24 horas después. “El hecho grande fue ayer (por el sábado) entre las 17 y las 20 cuando me fui de mi casa y nos encontramos con la sorpresa. Pero el viernes entraron entre las 19.30 y las 20.30 y se llevaron tres garrafas de 10 kilos”, comenzó Andrea con los detalles de los hechos. 

Explicó que se dieron cuenta del primer robo al momento de cocinar porque no tenían gas. “Fuimos al almacén, compramos otra garrafa. Y ahí nos dimos cuenta que ya no la teníamos. La usamos, la metimos adentro, la guardamos y el sábado se llevaron también esa”, relató. 

Pero no sería todo. Los malvivientes también se llevaron un Smart TV de 42 pulgadas, otro de 32 pulgadas, una Play 3, más otros objetos que iban descubriendo entre los faltantes de la casa, y que detectaban después de ordenar todo el desastre que le dejaron en el interior del inmueble. “Aparentemente son todos apellidos conocidos para la policía. Estamos esperando que actúen, por los comentarios y mensajes que nos van llegando –porque no nos quedamos quietos- hemos hecho publicaciones por las redes sociales para evitar la reventa”, mencionó la víctima del hecho. 



Agregó posteriormente, en un pedido de solidaridad hacia la comunidad, “que la gente no compre porque mientras la gente compra esto no se va a acabar. Es una actitud bondadosa para todos, nadie está exento de que le pueda pasar”, expresó la mujer aún consternada en la tarde de este domingo. 

Mientras contaba lo ocurrido en su casa, llegó visiblemente alterado su hijo, Gastón Coringia, la víctima siguiente durante la noche del sábado, pero a 40 cuadras de allí, en calle Solís al 110. “Estaba colaborando con la situación de mi vieja, que le robaron. A ella le avisaron, porque le robaron primero las garrafas y al día siguiente han mirado todo y entraron a robarle. Y cuando estábamos acá tratando de solucionarle limpiándole todo, para que no sea tan chocante la vuelta de la famosa denuncia, me llamaron por si estaba en mi casa, porque estaba la puerta abierta”, precisó. 


Gastón Coringlia


El “Chori” reconocido DJ de la ciudad, contó a este diario que le sustrajeron “un controlador Denon 4000, único en Tres Arroyos. Ese modelo no lo tiene nadie. Y la computadora Sony Vaio. Desenchufaron la potencia, me revolvieron todo. Lo único que ruego es que no se lo compren, para que se termine todo esto”, exclamó el joven uniéndose al pedido hecho por su madre para que la comunidad no compre elementos robados. 

Con mucho enojo e indignación tras haber pasado la noche sin dormir, advirtió tener información sobre quienes pudieron haber sido los responsables del robo. “En Tres Arroyos nos conocemos todos, estamos desde las 12 sabiendo que anduvieron ofertando las zapatillas, los televisores por re poca plata en el mismo barrio y recién ahora salió el allanamiento. Esto sucedió cuando había dos patrulleros para todo Tres Arroyos”, resaltó. 

Por esos momentos, tanto Andrea como Gastón, contenían la bronca por el golpe de la invasión a su propiedad y por los elementos que les fueron sustraídos, sabiendo además que en el mismo barrio estaban intentando venderlos en la calle sobre la misma plaza barrial.

Allanamiento 
Mientras finalizada la entrevista con las víctimas de ambos robos, un allanamiento con resultado positivo se desarrollaba sólo a unas cuadras de la vivienda en la que se cometieron los robos del viernes y del sábado, Claromecó al 800. 


Por calle Cangallo, frente a la plaza del Barrio Villa Italia, se efectuó el allanamiento con resultado positivo. En esa misma zona ofrecían, a la venta, elementos robados


En medio de violentos disturbios callejeros de los que participaron policías que realizaban el procedimiento y vecinos de una vivienda ubicada en calle Cangallo, frente a la plaza del Barrio Villa Italia, muchos vecinos fueron testigos del acontecimiento para el que, en principio, fueron necesarios unos cuatro patrulleros de la policía, Investigaciones y hasta de refuerzos del Comando de Prevención Rural (CPR).