Opinión

Editorial

Una edición especial

22|03|20 08:19 hs.

Los tiempos que transcurren, por efecto de la pandemia de coronavirus, implican –como es público conocimiento- un cambio absoluto en la vida cotidiana. El “aislamiento social preventivo y obligatorio” genera una pausa indispensable, para buscar limitar el avance de los contagios, y a su vez modifica todas las prácticas de la comunidad. 


Los medios de comunicación están incluidos dentro de las tareas consideradas esenciales, que tienen continuidad. La Voz del Pueblo busca honrar la misión de brindar información lo más precisa posible, chequeada y por ende, confiable, a nuestros lectores. Tal como ocurre desde hace más de 117 años, pero en un contexto inédito y que requiere la máxima responsabilidad de todos los miembros de la sociedad. Lo hace en su edición de papel, así como en la página de Internet y en las redes sociales Facebook, Instagram y Twitter, formatos en los que pone a disposición datos, imágenes, opiniones, análisis y videos, entre otros contenidos. 

El rol de comunicar adquiere relevancia. Para insistir en el valor básico de cumplir las reglas, fortalecer las prácticas positivas y desalentar actitudes que ponen en riesgo a toda la población. También para compartir lo que está sucediendo, como indica una frase de uso común, “en las buenas y en las malas”. 

La edición de hoy tiene 40 páginas, un número inferior a las 56 páginas que la mayoría de los domingos del año entrega La Voz del Pueblo. El cese en la gran mayoría de las actividades lleva a reorganizar los contenidos periodísticos y publicitarios. 

En este momento, más allá de todo, es clave reiterar hasta el cansancio lo que salió reflejado en tres tapas de los últimos días: “Cuidarse, cuidarnos”, “Quedate en tu casa, nos cuidamos entre todos”; y “Al virus lo frenamos entre todo, viralicemos la responsabilidad”. 

El diario está en los hogares de Tres Arroyos y una amplia región. Como siempre. Gracias por la confianza.