Sociales

El rincón de Andrés Errea

Hoteles de la ciudad

22|03|20 18:08 hs.

En esta sección, que se incluye en las ediciones dominicales de La Voz del Pueblo, compartimos hoy información e imágenes de la colección de Andrés Errea vinculada con hoteles de Tres Arroyos. Algunos de los que integraron o integran esta tarea tan importante para recibir de la mejor manera a quienes visitan el distrito. 


Comercio 
Fue el primer hotel de Tres Arroyos y comenzó a construirse un año antes de que se fundara la ciudad. 

Se lo conocía como Hotel Comercio y su propietario era don Francisco Agesta, verdadero precursor de la hotelería en nuestra ciudad. 

Este hospedaje estaba ubicado en la avenida Moreno, frente al Mercado de Abasto. Fue construido con paredes de barro y techos de junto; contaba con varias habitaciones para pasajeros y con dependencias de servicio. 

Al fallecer don Francisco Agesta, el hotel pasó a manos de sus hijos hasta que fue adquirido por don Pedro Pocoits. 

Este establecimiento fue punto de reunión de los “notables” del pueblo y ha quedado en el recuerdo como un símbolo de nuestra “patria chica”. 

Lilaz 
El Hotel Lilaz fue fundado en 1885 por Pedro Lilaz y Josefa Mollard, quienes fallecieron en 1898 y 1922 respectivamente. 

Luego quedó en manos de don Francisco Lilaz, quien nació en 25 de Mayo, en la provincia de Buenos Aires. Vino con sus padres cuando estos se trasladaron a Tres Arroyos y quedó al frente del negocio, tras la muerte de su progenitor. Su esposa era doña María Bao. 



Estaba ubicado en Lucio V. López y Sarmiento.

Colón 
El propietario del Hotel Colón, ubicado en avenida Rivadavia y Pueyrredón, era Tomás Piscicelli, antiguo y apreciado vecino de Tres Arroyos. 



Nació en Italia, en el pueblo de Casa Languida, en la provincia de Chietti. Sus padres eran don Antonio Piscicelli y doña Santa Di Rocco. 

Llegó al país en 1900 a trabajar, permaneciendo algún tiempo en la capital federal, y más tarde probando fortuna en pueblos de la provincia de Buenos Aires. En 1913 se trasladó a Tres Arroyos, donde se radicó definitivamente. 

Plaza 
Los dueños del Plaza Hotel era Amador y Venancio García, españoles nativos del pueblo de Rivadeo, en la provincia de Lugo. 

Llegaron a la Argentina en 1908 y 1906, respectivamente, iniciándose con el modesto Hotel Cuatro Naciones. 



El nuevo y soberbio Plaza Hotel, fue inaugurado el 4 de noviembre de 1928, constituyéndose en uno de los mejores de la provincia de Buenos Aires por sus espléndidas arañas, ornamentos y decoraciones de magnitud. 

Las habitaciones, el hall central y demás dependencias constituyen una verdadera muestra de excelente sentido práctico y refinado gusto arquitectónico. 

Sus instalaciones están situadas en calle Chacabuco 443.

París
Kristen Krogh llegó procedente de Terndrup, Dinamarca, en el año 1913, y se instaló de inmediato en Tres Arroyos.

Tres años después adquirió el París Hotel, que en esa época pertenecía a Benito Echegoyen. En ese tiempo, el negocio estaba ubicado en las calles 25 de Mayo y 9 de Julio. El 1º de marzo de 1931, pasó a Colón 359, donde pasó a ser uno de los grandes hoteles de la ciudad. 

Contaba con planta baja y alta, con 35 habitaciones a todo confort y gusto, y un hermoso salón comedor. 

Trabajaban 15 empleados, cantidad que podía aumentar de acuerdo al trabajo, todos bajo la dirección de Arnoldo Velázquez, quien se desempeñaba como gerente. 

La Catalana 
Andrés Más y Bartolomé Roig eran los propietarios de Hotel La Catalana. Ambos españoles, nacidos en el pueblo pueblo de Campos del Puerto, en la magnífica isla de Mallorca. Llegaron a América en 1906. 

En primer término, estuvieron en Bahía Blanca trabajando como obreros, hasta 1910, año en que se trasladaron a Buenos Aires. En 1914, abandonaron la capital federal y decidieron buscar trabajo en la provincia de Buenos Aires. En tales circunstancias, llegaron a Tres Arroyos en 1914, año en que fundaron La Catalana. 



Se encuentra en la céntrica esquina de Maipú y Chacabuco. 

Vasconia 
Otro establecimiento que integra la historia de la hotelería en nuestra ciudad es Gran Hotel Vasconia, que funcionó en Lavalle y 25 de Mayo. 



Son algunos de los comercios del rubro. Hay otros exponentes reconocidos que se sumaron con posterioridad y forman parte en la actualidad del mercado tresarroyense. El desafío es ser muy buenos anfitriones con todos los que llegan a esta comunidad, darles la bienvenida y que tengan ganas de regresar.