Belén Daria y Cristina Ruíz fueron infraccionadas ayer mientras buscaban alimentos donados

La Ciudad

Entregan 70 viandas diarias

Pedido de ayuda de las Payasolidarias

25|03|20 08:46 hs.

Un control policial y de inspectores de tránsito demoró ayer por la tarde e infraccionó, mientras efectuaban su trabajo por la cuarentena obligatoria, a las responsables del comedor barrial Payasolidarias mientras concurrían a buscar alimentos en donación para repartir viandas a niños de diferentes barrios de la ciudad. 


El hecho ocurrió en la esquina de calles Sarmiento y Suipacha, mientras se dirigían a buscar prepizzas, fideos y fiambres a un comercio ubicado sobre una de las calles mencionadas. 

Al momento del control, Cristina Ruíz y Belén Daria que se dirigían en una moto, sólo pudieron presentar -ante el control- los datos de la personería jurídica de Payasolidarias, tal como explicó Ruíz a La Voz del Pueblo. 

Dijo además que la policía y los inspectores le aplicaron una infracción por no llevar cascos para las dos, mientras tampoco disponían de un permiso municipal para circular con justificación, en el marco de la emergencia sanitaria. 

Con vehemencia, Ruíz explicó que por la mañana de ayer el secretario municipal de Desarrollo Social, Marcelo León, llevó al comedor ubicado en calle Jujuy 1042 pan y facturas donados por panaderías. 

La payasolidaria contó también que cuando pidió a los agentes que realizaron el procedimiento que llamen al funcionario –por León- el encargado del operativo se negó bajo el pretexto de “no puedo andar llamando a nadie, porque si llamo a toda la gente que me dicen…”

Al no poder presentar el permiso, las fuerzas de seguridad le labraron una infracción porque una de las dos ocupantes de la moto no llevaba casco. “Eran como 10 efectivos, ni que fuéramos delincuentes, bajaron de una camioneta, la policía, la DDI, dos motos de tránsito. Salimos a colaborar y no voy al almacén ni para mis hijos”, dijo en un evidente estado de molestia. 

“Eso es lo que donaron las chicas de Fondeau. Pese al mal momento que pasamos estamos agradecidas! Sabemos que estábamos en infracción y no teníamos casco pero no nos trataron como se debía. Multas por ser solidarios”, expresaron para este diario al momento de compartir una imagen mostrando la donación que fueron a buscar al momento de ser interceptadas por las fuerzas de seguridad.

A domicilio 
En el marco de la cuarentena obligatoria desde el comedor decidieron enviar las viandas con alimentos a las casa de los niños que asistían diariamente, entendiendo que de ese modo “las madres no circulan con los chicos”. 


En el comedor que funciona en barrio Plan Federal, Cristina y Belén entregan unas 70 viandas diarias a chicos del barrio y de otros puntos de la ciudad



Son unas 70 viandas las que cada día reparten entre los barrios Los Aromos, Municipal, Chacra de López, Unión, Ranchos y Fonavi, que al menos hasta la noche de ayer quedaron en suspenso para el día de hoy, después que se les notificara que sin permiso extendido desde el municipio, no pueden circular. 

Para seguir ayudando
Hasta el episodio que les costó una infracción, ejerciendo la solidaridad, Cristina y Belén venían pidiendo ayuda por las redes sociales para poder reunir alimentos para asistir a niños y familias que necesitan del comedor.


Una de las premisas de las Payasolidarias es que las viandas sean nutritivas, pero la donaciones que reciben no alcanzan para cubrir a todos los que llegan, y su propia economía se ve seriamente afectada


“Estamos realizando 70 viandas por día y necesitamos mercadería para poder brindar asistencia a los nenes que concurrían de lunes a sábado. Nos hace falta pollo, carne, verduras, leche y alimentos no perecederos. Es muy importante seguir ayudando con la alimentación diaria de estos niños”, expresa la solicitud en la cuenta de Facebook.