Laura Castro, presidenta de la Asociación Cultural y Educativa Claromecó

Claro, Reta y Orense

CLAROMECO

El Instituto Secundario necesita ayuda

05|04|20 11:15 hs.

Las consecuencias de la cuarentena establecida por la pandemia del coronavirus, además de dramas sanitarios incluyen serios problemas económicos. Una institución educativa muy importante para Claromecó siente especialmente este contexto tan particular. Se trata de su único colegio secundario. 


Desde la Asociación Cultural y Educativa Claromecó (ACEC) advierten sobre lo comprometida que se encuentra la situación del Instituto Secundario Claromecó, debido a la falta de ingresos con los cuales poder hacerle frente a las diferentes erogaciones, como por ejemplo el pago de las cargas sociales de sus 32 trabajadores. La presidenta de la asociación que administra la entidad educativa del ámbito privado, Laura Castro, contó a La Voz del Pueblo además que están pendientes de que puedan darse los intentos por pasar el Instituto la gestión del Estado. 

Una muestra clara de las dificultades es que no logran tener al día el pago de las cargas sociales. Ese ítem les representa 40 mil pesos mensuales, de un total de 75 mil que además se destinan al pago del resto de las necesidades a cubrir. 

“La subvención del colegio es del 100 por ciento, nos tenemos que hacer cargo de los gastos operativos. Desde un traslado, luz, gas, alarma, Internet, cargas sociales, limpieza, roturas, librería, seguros y otros gastos”, enumeró Castro.

A cargo de la mencionada asociación se encuentran 32 empleados comprendidos entre el equipo directivo, profesores, preceptores, equipo de orientación docente, y la bibliotecaria. 

En consecuencia, con la falta de ingresos por actividades especiales como rifas, fiestas y un concurso de pesca, -generadas para recaudar fondos- hasta se ve de reojo el futuro pago de servicios como luz y gas. 

“Nos quedamos sin ingresos y de 182 alumnos que son habremos podido cobrarle a 20 familias, como mucho. Y no puedo salir a obligarla a la gente a que pague. La cuota social es no obligatoria”, dijo ciertamente angustiada. 

Respecto a la presentación de la carpeta para estatizar a la institución, que ya fue presentada en febrero al gobierno bonaerense, dijo Castro que tiene esperanzas en poder tener respuestas positivas pese al actual contexto donde la pandemia demanda toda la atención y recursos. 

El Instituto Secundario Claromecó comenzó a funcionar en 1973 y hasta 1975 fue gestionado por el Estado. Tras sufrir un repentino cierre, reabrió sus puertas pero bajo gestión privada. 

Desde el 7 de octubre de 2005 funciona donde fue erigido, sobre la intersección de calles 11 y 20. Su construcción tuvo lugar con el esfuerzo de gran parte de la población, según recordó Castro. 

“La comisión que presido descuenta que vamos a tener el apoyo de toda la esfera política, desde el intendente municipal, hasta de los legisladores provinciales para que la ansiada estatización sea una realidad”, expresó. 

“Hacia fines de febrero, el diputado Pablo Garate había solicitado una audiencia en La Plata para contar la realidad actual del Instituto Secundario, pero días después comenzamos con la aparición del Covid-19 y ahora son otras las prioridades”, reconoció Castro quien además –por intermedio de Roberto Fernández, pro secretario administrativo de la Cámara de Diputados de la provincia- le pidió al diputado Carlos Cuto Moreno una gestión para poder avanzar con la audiencia. 

En 2019 
Castro recordó que durante 2019 el Instituto Secundario de Claromecó “viajó como nunca”: Alumnos marcaron su presencia en el Concejo Deliberante Estudiantil , en las Olimpiadas, la Feria de Ciencias, la Fiesta del Color, con su asistencia también en la presentación de una obra de teatro en Inglés, en las jornadas de Buenos Aires Debate. “Todos los viajes fueron realizados con mucho esfuerzo mediante rifas, tapaditas, ferias del plato y también los profes han puesto su vehículo y dinero para combustible, y en algunas oportunidades la delegación ha colaborado con combustible y dinero para viajes”, indicó. 

De la experiencia anual destacó como un logro la creación del Club de Ciencias ‘Custodios Creactivos’, y que fue reconocido a nivel distrital y regional.

“No puedo dejar de mencionar que se logró también -en la última sesión del Concejo Deliberante- el otorgamiento a la comisión que presido, de la cesión definitiva de los terrenos que ocupa el colegio”, concluyó. 

La pandemia y su incidencia en la economía, no ha hecho más que profundizar los inconvenientes del secundario de Claromecó. El pase a manos del Estado es la salida que solicita su comunidad educativa. Los miembros de la Asociación están muy preocupados y ocupados, buscando la manera de revertir un panorama complicado.