Opinión

Edgardo Esteban (*)

Malvinas y las generaciones venideras

05|04|20 11:22 hs.

Hablar de Malvinas es hablar de este sentimiento que tiene el pueblo argentino, con una causa que nos une como nación. Hablar de la causa Malvinas es ver que no hay un pueblo, una ciudad, por más pequeña que sea, que no tenga un monolito, una escuela, una calle, que recuerde a nuestros héroes caídos en 1982. 


No hay músico de rock que no tenga una canción dedicada a la causa Malvinas o no hay hinchada de fútbol que no tenga una bandera, que recuerde o que homenajee justamente esta lucha que tenemos como parte de nuestra identidad. 

Es hablar también de este reclamo que tenemos como nación, a través de los foros internacionales, a través de Naciones Unidos, con la única alternativa posible que es la de la paz. 

Reclamando no solamente nuestro derecho soberano que ya lleva 137 años de usurpación, sino lo que significan esos cinco millones de kilómetros cuadrados de nuestra plataforma marítima austral, con esa reserva ictícola e hidrocarburífera tan importante. 

Lo que significa esa base militar que tiene un control de los pasajes bioceánicos, Atlántico-Pacífico, de esa pretensión que tiene el Reino Unido de controlar nuestro mar austral, pero también la discusión del pacto antártico y sus reservas y sus recursos naturales. 

Desde esa perspectiva, esta lucha permanente tiene que ser una cuestión de Estado, más allá de los gobiernos de turno. Una parte de la historia, un pasado que nos marca como identidad, también un presente y tratando de transmitir este fervor, este sentimiento y este amor que tenemos por la causa Malvinas los que estuvimos allá, particularmente a las generaciones venideras, mirando hacia el futuro. 

(Extraído de un video de Télam). 
(*) Ex combatiente de Malvinas, periodista y director del Museo Malvinas y Atlántico Sur