El Jueves Santo se conmemora la Ultima Cena y la instauración de la Eucaristía

Sociales

Jueves y Viernes Santo

La Última Cena y la pasión del Señor

09|04|20 11:34 hs.

 El Jueves Santo se ubica entre el Domingo de Ramos y el Domingo de Resurrección y Pascua. Este día da inicio a lo que se conoce como Triduo Pascual que finaliza el domingo con la conmemoración de la Resurrección de Jesús. La religión cristiana celebra durante el Jueves Santo la última cena de Jesús con sus discípulos y la instauración de la Eucaristía. 


Fue durante la última cena donde Jesús instituyó la Eucaristía que desde entonces se convirtió en uno de los momentos más relevantes de una misa. En la historia bíblica, el Jueves Santo fue el día en que Jesús lavó los pies de sus discípulos y celebró la Última Cena. 

Después de la cena se conmemora la oración que hizo Cristo en el huerto de olivos de Getsemaní y el comienzo de su agonía. Ya que fue entonces el momento en que Judas lo traiciona y Jesús es apresado. La tradición cristiana celebra el Jueves Santo con una Misa Crismal por la mañana de ese día. 

Esta misa consiste en la consagración del Santo Crisma, a la vez que se bendicen otros óleos a usarse durante los sacramentos principales. Durante este día, los sacerdotes renuevan las promesas que hicieron cuando se unieron a la orden. 

En la tarde del Jueves Santo se celebra una misa vespertina donde tienen lugar los Santos Oficios. Es durante la tarde del Jueves Santo que finaliza el período de Cuaresma y comienza el Triduo Pascual, y el color que predomina durante esta celebración es el blanco eucarístico.

Jornada de mañana 
El Viernes Santo toda la Iglesia Católica se une en penitencia, abstinencia y ayuno para conmemorar la pasión del Señor. Entre las actividades de ese día están el Vía Crucis, el Sermón de las Siete Palabras del Señor Jesús en la Cruz; las procesiones con la imagen de Cristo y de su Madre Dolorosa, entre otros. 


Cargando la cruz. Giovanni Battista Tiepolo-1738


Ese día la Iglesia no celebra la Eucaristía y ningún sacramento, a excepción de la Reconciliación y de la Unción de los Enfermos. 

La celebración litúrgica conmemora la Muerte del Señor, se realiza también la celebración de la Palabra que concluye con la adoración de la Cruz y con la Comunión Eucarística, consagradas el Jueves Santo. 

El Viernes Santo se invita además a acompañar al final de la adoración de la cruz una pequeña conmemoración de la Virgen María, la Madre dolorosa, que estuvo a los pies de la Cruz. 

Un año diferente 
Por los efectos de la pandemia de coronavirus, no hay misas ni cultos presenciales de la Iglesia Católica u otras expresiones de fe. Sí se realizaron en las últimas semanas ceremonias religiosas de manera virtual. 

Será en consecuencia una Semana Santa y un Domingo de Pascua distintos, con la esperanza en que las dificultades por la pandemia se puedan superar.