Ulises Sanguinetti sigue con sus entrenamientos, y buscó alternativas

Deportes

Ulises sigue corriendo, pero en su casa

“Desde el living a la cocina”

09|04|20 11:41 hs.

Ver pasar corriendo a Ulises Sanguinetti a un ritmo envidiable por diferentes sectores de la ciudad era una postal habitual para Tres Arroyos antes de la pandemia del coronavirus. Hoy con la cuarentena obligatoria el atleta, lejos de quedarse de brazos cruzados, busca alternativas para seguir activo, poder mantenerse bien físicamente y guiar a sus alumnos de la Escuela Municipal. 


Un día promedio de entrenamiento para Sanguinetti constaba de correr "alrededor de 24 kilómetros”, algo que en una casa chica se hace difícil, pero no imposible. 

Para detallar un poco cómo se está manejando por estos días con las dificultades para entrenar, el atleta dialogó con La Voz del Pueblo y contó: “Hoy hice un doble turno. El primer turno fue un entrenamiento de saltar la soga, primero se hace una entrada en calor, después se hacen varias series de saltar la soga con ejercicios y después volver a correr otra vez, con eso hago una simulación de los entrenamientos de pasadas. Y a la tarde hice 10 kilómetros adentro en un circuito de 50 metros aproximadamente que abarca desde el living a la cocina y un pedacito de un patio, ir y volver continuamente". 

Sin dudas una prueba a la constancia que supera la dificultad de vivir en una casa chica. “Entre el patio y la casa en total son 50 metros haciendo la curva. Es muy chiquito, pero con tal de no quedarme entreno igual acá adentro”, afirmó Sanguinetti. 

Para buscar alternativas de entrenamiento, el atleta local que es el principal referente de la ciudad en la disciplina recibió una bicicleta fija que le prestó Iván Belén. “Hay días que le meto un turno a la bicicleta. Si bien no me gusta demasiado la bici, no estoy acostumbrado a eso, está bueno también", contó. 

Pero no es lo único, ya que “Peco Segovia me dio unas pesas, así que ahora voy a empezar a trabajar ejercicios de gimnasio que hace un tiempo que no lo estoy haciendo". 

Por estos días Sanguinetti trata de “correr lo más posible” y cuenta que llegó “a hacer 18 kilómetros adentro”, algo normal para él pero no dentro de una casa y con un circuito de 50 metros. “Estoy haciendo mucho más abdominales y ejercicios de fuerza que generalmente el atleta a eso no le da mucha importancia, lo deja más de lado cuando corre por afuera. En ese sentido me siento más fortalecido”, agregó.

Al tener espacio reducido, realizar el ritmo de competencia o cumplir tiempos se torna muy difícil. "Claro, eso es verdad. Se complica bastante, es imposible correr a esos ritmo por el poco espacio que hay y que me tengo que frenar continuamente porque tengo una puerta, cuando llego al patio tengo que hacer una frenada a cero. Aclaro que corro con mucha precaución porque sé que es riesgoso correr con tantas curvas, me freno a cero en las curvas para evitar un giro brusco que me pueda afectar algún ligamento o algo, soy muy precavido y le digo a la gente que tenga mucho cuidado, que más que nada traten de mantenerse y no hagan ninguna locura, no se pueden buscar ritmos de carrera. Haciendo la soga o la bici, es otra cosa, se pueden aumentar un poco más las pulsaciones que haciendo esos trotes adentro", detalló.


Ulises Sanguinetti sigue con sus entrenamientos, y buscó alternativas como pedalear en una bicicleta fija que le prestó Iván Belén


La Escuela Municipal 
Ulises Sanguinetti es el profesor de la Escuela Municipal de Atletismo, y por estos días continúa con su labor vía internet. “Con los chicos tengo una comunicación diaria, tenemos un grupo de WhatsApp y les estoy mandando todos los días la actividad por ahí. Son trabajos similares a los que estoy haciendo, siempre pensando a la edad que tengan, también hacen trabajos de soga, bicicleta hay pocos que tienen, pero hay algunos circuitos de ejercicios variados con corridas en el lugar que están muy buenos para activar”, informó.

Sobre esta práctica de hacer atletismo conectados por internet, agregó: “El otro día hicimos una videoconferencia, éramos entre 15 y 20, y todos haciendo el ejercicio de abdominales que yo lo iba dirigiendo, también espinales y flexiones de brazo, y estuvo muy bueno". 

El seguir conectados en grupos también puede ser una ayuda para mantener la motivación. "Claro, en estos momentos difíciles lo más lindo es tratar de simular también lo más parecido a estar en grupo posible y esa fue una linda alternativa y muchos me dijeron que les había gustado mucho la clase", indicó el atleta. 

Objetivos y retorno 
El primer semestre del 2020 poco a poco se va yendo sin actividad, y eso cambia la planificación de Sanguinetti. "Los principales objetivos para el primer semestre eran correr los campeonatos provinciales, defender el título de pista, y correr un 42 kilómetros. Ahora vamos a tener que rever qué maratón se correr cuando se levante esto y cuál correr", reconoció. 

Sobre la posibilidad de volver a la acción, dejó su pensamiento: “Lo que veo es que muchas carreras se van cancelando. Por ejemplo una de las más tradicionales del año que es Fiestas Mayas el 25 de mayo ya se dio de baja, eso habla que hasta que no termine el invierno no creo que haya carreras, por agosto lo veo yo. Yo tengo mucha esperanza que en mayo se levante aunque sea para que podamos correr, que todos podamos correr normalmente y no acá (por su casa) que la zancada que yo hago normal corriendo por afuera acá imposible porque estás continuamente frenándote".

El virus está generando dificultades a todos, “cuando saltó esto por primera vez nunca habría pensado que podía llegar a complicarme tanto, me tocó todo, no puedo entrenar al grupo que tengo y tampoco puedo competir. Es realmente complicada la situación, pero igual uno lo que tiene que hacer hoy en día es darle prioridad a la salud y como dicen todos quedarse en casa y que pase esto y cuando todo esté bien volver a la normalidad", dijo con esperanza Sanguinetti.