La Ciudad

Aniversario de Tres Arroyos

Industria, comercios y servicios

24|04|20 09:15 hs.

Una de las características relevantes de Tres Arroyos es el aporte del valor agregado a la materia prima. La industrialización, en buena medida, de su propia producción agrícola. También la ganadería cuenta con un lugar significativo. 


En este agregado de valor hay mucho trabajo local, oficios que se conservan y adaptan a los nuevos tiempos, profesionales que encuentran lugares donde ejercer sus conocimientos, empresarios que mejoraron las plantas fabriles por creer –con razón, pese a todo- en un futuro mejor. 

El Parque Industrial se expandió de manera notoria en las últimas décadas, más allá de los vaivenes de la economía nacional. La ampliación del predio, la radicación de nuevas firmas y el crecimiento de muchas otras con más tiempo en el lugar, son el reflejo de la sinergia que se produjo entre los sectores público y privado. 

Una parte no menor de los empleos en la ciudad está relacionada con este espacio cada vez más grande, ubicado hacia el sur de la ciudad. Hay que sumar, del mismo modo, la tarea permanente de otras plantas que no están dentro del Parque y hacen su aporte a la producción local. 

Es igualmente muy interesante y motivadora la historia de los comercios. Los inmigrantes y generaciones posteriores tuvieron un rol destacado en la apertura de las primeras tiendas, con rubros diversos, en el afán de abastecer a los vecinos con mercaderías. 

Algunos con décadas de trayectoria permanecen en manos de los sucesores, hijos y nietos de los fundadores. 

En la etapa más reciente, se han observado emprendimientos novedosos con la participación de jóvenes, inversiones y la apuesta a avanzar. 

Son innumerables los rubros, así como la incidencia en la mano de obra resulta significativa. 

En los servicios, hay –por citar un ejemplo- compañías de seguros más que centenarias o bancos que nacieron en el ocaso del siglo XIX. 

Los protagonistas tradicionales y aquellos que se incorporaron posteriormente, en muchas otras actividades además de las mencionadas, se han ido adaptando a los cambios. 

Un entramado que le da fortaleza a Tres Arroyos, aún en medio de los inconvenientes que está provocando la pandemia de coronavirus.