La Ciudad

Patricia Zubillaga organiza eventos

Reinventarse para poder seguir adelante

05|05|20 16:56 hs.

Patricia Zubillaga cuenta con 10 años de trayectoria dentro de los servicios de organización de eventos y catering. La trayectoria le ha generado una importante clientela, lo que se traduce en una agenda generalmente ocupada. Hoy, la realidad es distinta. “Está muy complicado, hay que asumir que nosotros, como mínimo y ojalá sea antes, este año no vamos a poder hacer eventos” expresa en un principio, refiriéndose a la realidad que le toca vivir. “En un evento están todos pegados y de la manera en que hay que manejarse es muy complicado” agrega.


- ¿En qué momento te encontró esta cuarentena? 
- En uno difícil porque tenía la agenda llena, gracias a Dios, y la sigo teniendo, pero son eventos que no se pueden hacer, que están suspendidos y con los que están agendados de ahora en más tenés que ser consciente porque tampoco se le puede posponer la fecha a un cliente, porque eso es jugar con la ilusión de la otra persona. Es totalmente incoherente posponer fechas porque nosotros no tenemos ni idea de cuándo vamos a arrancar. Yo las que tengo suspendidas no las moví a ninguna fecha y las que siguen viniendo, que tengo agendadas, tampoco, más allá que los eventos, casi todos te diría, los voy a hacer porque están señados, pero hay que tener conciencia de que no le podes dar una ilusión a la gente. 

Muchas personas me están llamando, pidiéndome presupuestos por ejemplo para octubre, septiembre. Yo te puedo pasar el presupuesto, pero no tomar el evento porque no sé si lo vamos a trabajar en septiembre. 

Y si bien el aislamiento genera incertidumbre, el plano económico también juega su parte. “Los precios subieron mucho. Yo puedo pasarle un presupuesto a la gente pero no sé si le podré respetar el precio, algo que siempre hice, porque como vienen aumentando las cosas no podes jugar”, afirma. 

El no saber qué va a pasar no detiene a Zubillaga. “No me voy a ahogar en un vaso de agua, siempre fui una mujer buscavida” explica, contando que “siempre hice de todo pero mi fuerte es la cocina; yo amo cocinar más allá de que brinde un servicio integral. Ahora vamos a llevar eso al delivery, aunque no es lo mismo cocinar para más de 100 personas que hacerlo por menú, por porción. Es la manera de seguir laburando”. 

La idea en este caso, es diferenciarse del resto. “No voy a hacer un pastel de papas porque eso lo compras en una rotisería; además le estás sacando ventas a un comercio que también necesita remarla. Lo mío es vender lo que yo hago, que no lo hace todo el mundo. Hay que ingeniárselas para no hacer un menú que puedas hacer en tu casa y adaptarte a cobrar precios módicos”, explica. 

Pero este proyecto no es el único que ocupa los pensamientos de Patricia Zubillaga hoy en día. A la hora de llevar adelante un evento, la organizadora cuenta con un amplio personal que es contratado para fechas puntuales. “La mayoría tiene otro trabajo y eso es un extra” dice, aunque explica que “solo tres trabajan conmigo y no tienen otro trabajo. Siempre estoy pensando a ver cómo pueden remarla y salir adelante, hacer algo hasta que podamos volver a trabajar, porque donde arranque voy a tener mucho para hacer, pero hay que esperar” finaliza.