El Campo

.

La cebada cervecera con condiciones poco atractivas para la siembra 2020-21

08|05|20 09:48 hs.

Cervecería y Maltería Quilmes (del grupo belga AB InBev) lanzó las condiciones comerciales para realizar contratos de producción de cebada cervecera en la campaña 2020/21. Y se trata de una propuesta similar a la del ciclo pasado. 


El precio de fijación será determinado por la compañía, el cual, según establece el contrato, será publicado todos los lunes con la denominación “precio cebada AB Inbev”. El precio base por publicar se ubicará en un rango con un mínimo y máximo de 125 y 205 US$/tonelada con entrega en Puán, Tres Arroyos, Bahía Blanca, Quequén o Buenos Aires. 

Según se especifica, las fijaciones realizadas con anterioridad al 30 de junio de 2020 se realizan con un precio de 150 US$/tonelada más las bonificaciones que correspondan, aunque las mismas no podrán superar un precio final de 210 US$/tonelada.

“La bonificación por proteína se realiza en un rango proteico de 10,1% a 13,0% con el valor máximo de 10 US$/tonelada para el rango ubicado entre 12,0% y 13,0%. También se bonifica por calibre (granos no retenidos en zaranda de 2,2 milímetros), grano con daño comercial y quebrados y/o pelados”, se indica. 

Al 31 de agosto la fijación mínima obligatoria es del 15%, mientras que al 31 de octubre esa proporción es del 40% y al 31 de diciembre de 2020 del 55%. La fecha tope de fijación es establecida el 31 de mayo de 2021. 

Los especialistas en el cultivo cervecero consultados por LA VOZ DEL PUEBLO coincidieron en que “se trata de condiciones poco atractivas para el productor”, y esto tiene que ver con que la industria está obligada a reducir el área de cebada debido a que este mundo en modo coronavirus impactó de lleno en el consumo de cerveza. “Las malterías en todo el mundo con suerte están produciendo un 50% del nivel habitual en respuesta a la caída del consumo social de cerveza, ya que están cerrados bares, restaurantes y no se pueden realizar reuniones ni fiestas”, aseguró un analista de mercados. “Las condiciones son muy parecidas a las del año pasado, ocurre que la forrajera tiene menor precio, entonces el piso que en 2019 era de 145 dólares, ahora es de 125, y como a esos valores son de quebranto lo que hacen es dejarte fijar el 40% con 150 dólares más el plus, que serían 160 tres arroyos, 165 en Bahía Blanca o 170 en Quequén”, explicó uno de los especialistas consultados. 

“Las condiciones son como para que se caiga el área. Las malterías tienen que achicar entre un 25 y 30% la superficie, entonces tampoco les interesa ofrecer un convenio muy atractivo”, aportó un ingeniero que la zona de Puán.