Carta de Lectores

Carta de Lectores

La cincuentena

12|05|20 10:45 hs.

Señora directora: 


Hace más de cien años fue lo que, erróneamente, se denominó Gripe Española. Fue una pandemia que se llevó miles y miles de personas. En este 2020 nos enfrentamos a otra pandemia. 

A pesar de todos los avances tecnológicos y científicos, aún queda mucho por conocer de este ya tristemente famoso coronavirus. 

A nosotros, simples mortales, solo nos queda cuidarnos y confiar en los que más saben sobre el tema. Ser responsables y respetuosos de las normas, por nosotros y por los otros, debe ser la consigna. 

Se ha puesto de moda, y está bueno, que se aplauda a quienes se encuentran en la primera línea de esta singular batalla: médicos y todo el personal de salud en primer término, pero también fuerzas de seguridad, choferes, recolectores de residuos, y tantos y tantos cuyas tareas se consideran imprescindibles. 

Sin embargo, no he leído, quizás se me haya escapado, ni una mención a los docentes, de todos los niveles, que, de un momento a otro, sin previa preparación, se vieron obligados a reconvertirse en maestros y profesores a distancia, algunos mediante internet y wifi, otros enviando copias y fotocopias a sus alumnos, incluso algunos se las ingeniaron para utilizar alguna radio local para llegar a alumnos que carecen de acceso a computadoras o tablets. No faltará quien me diga que lo hacen desde sus hogares, y es cierto, pero también lo es el hecho de que pensar, organizar, planificar y hacer llegar una tarea atractiva y comprensible a alumnos a los que, incluso, muchos no habían tenido tiempo de conocer, les lleva mucho tiempo y dedicación. 

Y antes de que algún crítico salte diciendo que a su hijo solo le mandaban pavadas para resolver, les digo que debe haber, como siempre, gente más y gente menos comprometida con la tarea. Mi experiencia me permite afirmar que, afortunadamente, siempre hay más en el HABER que en el DEBE. 

Un reconocimiento, también, a todos los padres y madres que tuvieron que reconvertirse en maestros de sus hijos, acompañando, más que nunca, este proceso. 

Y ahora sí, aplaudo a todos los que se comprometen en esta epopeya que a todos nos toca, sin distinción alguna. 
Ya vendrán tiempos mejores… 

Alicia Hurtado 
DNI 5.630.982