Internacional

Fue realizado por expertos australianos

Covid-19: un estudio advierte sobre posibles contagios a partir de los celulares

19|05|20 14:16 hs.


Mientras la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que por el momento no se tienen pruebas concluyentes de que el Covid-19 se propague por el contacto con objetos y superficies infectadas, un nuevo estudio enciende la alarma sobre los teléfonos móviles. 

Un equipo de científicos australianos puso la mirada sobre los celulares, los que podrían ser como una especie de “caballos de Troya” para que el coronavirus llegue a nuestro organismo. Y por eso recomiendan efectuar descontaminaciones periódicas para detener la transmisión. 

La investigación, dirigida por Lotti Tajouri, de la Universidad Bond en Australia, revisó 56 estudios de 24 países en donde se analiza las diferentes cepas que acechan en las pantallas vidriadas. Así, descubrió que los móviles albergan una amplia gama de microorganismos, incluidos varios con resistencia a los antibióticos. 

El estudio fue publicado en la revista Travel Medicine and Infectious Diseases. Si bien todos los estudios son anteriores a la pandemia actual, los autores sostienen que el virus responsable de Covid-19, el SARS-CoV-2, probablemente esté presente en teléfonos móviles y otros dispositivos de pantalla táctil de pacientes con coronavirus. 

“Tienen control de temperatura, los guardamos en nuestros bolsillos, somos adictos a ellos. Mientras hablamos, depositamos gotitas que pueden estar llenas de virus o bacterias. Comemos con ellos, por lo que damos nutrientes a estos microorganismos. Y lo más preocupante: nadie, absolutamente nadie, lava o descontamina su teléfono. Son como hoteles cinco estrella para que los microbios prosperen”, previene Tajouri. 

La tasa promedio de contaminación en los celulares, se calcula que ronda el 68%. La revisión sistemática encontró que los microbios de estafilococos dorados y E. coli estaban entre los huéspedes más comunes tanto en la parte del cristal como en la funda. 

“Presumimos que el nuevo coronavirus Covid-19 que se está extendiendo actualmente está presente en los teléfonos móviles. A diferencia de las manos, estos dispositivos no se lavan regularmente y dado que se descuidan desde una perspectiva de bioseguridad, pueden actuar como caballos de Troya y propagar patógenos invisibles no deseados, incluidos virus como la gripe y el SARS-CoV-2”, sostiene Mariana Campos, del Harry Butler Institute, de la Universidad Murdoch. 

En epidemiología se denomina fómite a todo material carente de vida que puede ser el vehículo de un patógeno, como el coronavirus. 

La transmisión mediada por fómite es una vía crítica para causar enfermedades infecciosas tanto en entornos comunitarios como en el transporte público. 

Coronavirus y smartphones 
 La contaminación de superficies y equipos es una fuente bien documentada de infecciones, donde las personas interactúan con los espacios circundantes y facilitan la transmisión de microbios. Hay una delgada línea que une al coronavirus con el transporte y los smartphones. 

“El contagio extraordinariamente rápido que ha desconcertado a los científicos podría residir dentro de estos teléfonos móviles que propagan Covid-19 en todas partes a gran velocidad. Ya que están en todas partes, viajando por el mundo en aviones, cruceros y trenes. Si limpiamos nuestros teléfonos a diario y esto marca la diferencia, entonces podríamos con esta pequeña curva de acción reducir la epidemia y salvar vidas”, indica el estudio. 

Los teléfonos móviles tienen una alta frecuencia de uso, a menudo están en contacto con manos y caras, mientras están en funcionamiento, a menudo pueden calentarse a temperaturas que favorecen la supervivencia y posiblemente el crecimiento de microorganismos. 

Como para entender esta correlación, el estudio sostiene que, por distintas circunstancias, las personas tocan sus dispositivos unas 5.000 veces al día, lo que en promedio, da un uso continuo de unas tres horas diarias. (DIB).

Te interesaría leer