Fundada en mayo de 1923, la estación es referente en tecnología e investigación y goza de un enorme

El Campo

Aniversario

Con la misión de sembrar futuro

21|05|20 09:16 hs.

La fecha exacta de fundación no está definida. Para algunos fue el 18 de mayo de 1923, cuando fueron compradas las tierras. Para otros, el 21 de mayo, día en que en la reunión de directorio de la Cooperativa de Seguros La Previsión se informa sobre lo actuado. Lo cierto es que para toda la comunidad agropecuaria, la Chacra Experimental Integrada Barrow acaba de cumplir 97 años. Excusa perfecta para repasar la vida del establecimiento que es referente en tecnología e investigación y que está ubicado en el kilómetro 487 de la ruta 3, ahí nomás de Tres Arroyos. 


Además de tener dos fechas de nacimiento, la Chacra cuenta con otras particularidades que la diferencian de las restante estaciones experimentales. Es 33 años más antigua que el INTA y 26 que el Ministerio de Desarrollo Agrario de la provincia de Buenos Aires, que hoy están a su cargo, y es la única experimental del país que fue creada por productores, que estaban nucleados en la ya desaparecida cooperativa La Previsión. 

A eso hay que sumarle que a casi 50 años de su fundación, los descendientes de los productores que la gestaron, hicieron un aporte significativo y Barrow se transformó en la primera estación en contar con una cooperadora para recaudar fondos. 

Cuenta con otra rareza: ostenta el privilegio de que el convenio entre el ministerio bonaerense y la Nación, representada por el INTA, resultó exitoso.

Al servicio de la región 
El objetivo de su fundación fue fomentar la tecnología y aumentar la producción de una amplia región. La función de la chacra es investigar distintos aspectos que hacen a la producción y tratar de buscar soluciones a problemas que hay en su zona de influencia, compuesta por los partidos de Tres Arroyos, Gonzales Chaves, San Cayetano y Coronel Dorrego -alrededor de 1.800.000 hectáreas productivas-. 

Si bien son variadas las líneas de trabajo que se siguen en la chacra, hay una idea madre de la que se parte: fomentar el sistema mixto de producción, tarea complicada en tiempos en los que mandan los granos. 

Laboratorio modelo 
En el mes de julio el Laboratorio de Calidad Industrial de Granos de la CEI Barrow cumplirá 58 años. Inició sus actividades en la ciudad de Tres Arroyos en julio de 1962 en dependencias de la Cooperativa La Pampa. Al momento de su creación había en el país sólo unos pocos laboratorios dedicados a la calidad de los cereales. 

Hacia fines de esa década se trasladó a la Chacra de Barrow en 1992. La preocupación por la calidad de los granos existió desde hace mucho tiempo en la Chacra.

En la década del ‘20 ya el ingeniero agrónomo Brunini imprimió un fuerte impulso a estos estudios. Bajo la dirección del ingeniero agrónomo Bartolomé Schelotto ese anhelo se hizo realidad creándose el laboratorio de Tecnología Cerealera a cargo del ingeniero químico Manuel Deán.


Situada en el corazón triguero de la provincia, la Chacra es la referencia obligada en el cereal


Su objetivo principal era evaluar el comportamiento de los trigos, aunque desde los comienzos se analizaron también muestras de cebada, lino, avena, colza, soja, girasol y especies forrajeras. Por tratarse de un cultivo regional, el Laboratorio es único en el país para la evaluación de la calidad de sémolas y fideos elaborados con trigo candeal.

Aunque las principales demandas provienen de las propias líneas de investigación de la Estación Experimental, la tarea de análisis para clientes externos tales como otros criaderos de semillas, industrias, empresas de insumos, profesionales y productores representa el 35% del trabajo anual. 

La cooperadora 
La chacra es propiedad del Ministerio de Desarrollo Agrario y operativamente depende del INTA. Pero hay una tercera pata fundamental para que el proyecto se sostenga: la cooperadora. Fundada el 8 de noviembre de 1969 por 23 entidades agropecuarias (cooperativas, sociedades rurales, filiales federadas, etc.) de la región, su aparición fue fundamental en la vida del establecimiento por dos motivos: hizo efectiva la previsión de la Ley 4.417 de reinvertir en las chacras experimentales las recaudaciones por venta de sus producciones y fortaleció la imagen solidaria y participativa, con una fuerte interacción con el medio que desde su fundación mantuvo la estación. A 97 años de su fundación, la chacra continúa con el legado de sus fundadores y cumple una importante función para los productores de la zona.   

            00000000000000000000000000000000000

De fechas y nombres
En mayo de 1923 la Previsión Cooperativa de Seguros funda la Chacra Experimental La Previsión. Este emprendimiento nace del seno de la comunidad preocupada por mejorar los conocimientos tecnológicos del sector agropecuario. 

En 1942 la propiedad es transferida a la provincia de Buenos Aires, adquiriendo el nombre de Chacra Experimental Benito Machado. 

A partir de 1958 se denomina Chacra Experimental de Barrow. En 1962 el Ministerio de Asuntos Agrarios firma el primer convenio con el INTA. Esta etapa de colaboración alcanza su máximo compromiso en 1992, integrando la Chacra Experimental al Centro Regional Buenos Aires Sur del INTA. 

En 1969 se crea la Asociación Cooperadora, integrada por entidades de productores agropecuarios. 

La Actualidad 
La Chacra Experimental Integrada Barrow pertenece al Ministerio de Desarrollo Agrario de la Provincia de Buenos Aires y funciona como Unidad Operativa por convenio con el INTA, formando parte del Centro Regional Buenos Aires Sur.