Juego de Damas colgó en sus redes su versión de “Mundo Agradable” FACEBOOK JUEGO DE DAMAS

Sociales

Redes sociales

Juego de Damas volvió a cantar “desde casa”

21|05|20 11:26 hs.

Las canciones desde casa se han transformado en la manera de poder consumir música en este 2020. Producto de la cuarentena que atraviesa gran parte del mundo, los músicos se han reconvertido y, grabando cada uno en su casa y luego mezclando el material, han logrado mantenerse presentes a través de las distintas redes sociales.


En Tres Arroyos son varias tanto las bandas como los artistas que se han sumado a la iniciativa, tal es el caso de “Juego de Damas”. 

La agrupación, integrada por Emilio Cereijo en bajo, Leo Ballone en batería, Diego Adamo en teclados, Damián López en guitarra y Julieta Maurette y Rocío Tosetti en voces, ya ha subido dos videos que obtuvieron muy buena repercusión: “Lunes por la madrugada” de Los Abuelos de la Nada y “Mundo agradable” de David Lebón.



Para contar cómo se vive esta situación, este medio dialogó con Adamo, quien explicó que están “con mucha ansiedad de volver a juntarnos, nos salimos de la vaina… la verdad que por primera vez siento esa sensación como de abstinencia, ¿cuánto más significa armar una canción en un ensayo? El interactuar, el charlar, el generar cosas que nos dan placer, eso estamos extrañando… mucho”. 

 Y si bien el contexto no permite las reuniones, hacer estos videos sin duda significa un bálsamo para los músicos. “Totalmente, pero por un lado es la forma de aportar algo a esta idea de concientizar que hasta hacer música se puede si te quedas en tu casa, como un granito de área más a la campaña general que se hace, y por otro lado es la sensación esta mínima de un poco de desahogo porque te genera la adrenalina de preparar la pista, de ensayar tu parte, de grabarla y después de esperar que, en este caso Damián López, arme el video”. 

En lo que respecta a la grabación de los videos, el tecladista explicó cómo es el proceso. “En ‘Mundo agradable’ lo que hicimos es, con un programita, agarrar la canción original y hacerla una especie de karaoke, sacarle las voces, y trasponerla al tono en el que la cantan las chicas. A eso Damián le agregó una cuenta de cuatro y sobre eso cada uno grabó su video, para no perdernos en el tiempo y en la afinación. Después él se encargó de hacer toda la parte del ensamble”.

Siguiendo con el tema, el músico contó que a la canción “ya la habíamos cantado y por ejemplo las chicas sabían qué voz tenía que hacer cada una, así que fue medio de memoria. En ‘Lunes por la madrugada’ trabajamos más o menos igual, salvo que las chicas lo cantan en el tono original así que solo se le agregó a la pista la cuenta de cuatro. Después el laburo de Damián es hacer toda la ingeniería, ecualizarlo, encuadrarlo y darle los toques para que no le falte nada… la magia la hace él”.

- ¿Cómo fue la elección de los temas? ¿Se buscó algo particular? 
- Sí, Lunes, porque nos parece un tema que tiene como un espíritu de buena onda y viste que a uno cada tanto le pinta el bajón con toda esta situación, entonces nos pareció que tenía un poco de buena onda, es más, después Emilio descubrió que la canción en una parte dice 'pateando en una ciudad vacía'; casi inconscientemente lo elegimos y tenía esa frase. A Mundo Agradable lo elegimos porque si bien no es tan alegre tiene como un mensaje esperanzador, nos pareció que era para mandar una idea de algo como 'vamos a bancarla que todo puede mejorar'.   

- ¿Tienen pensando hacer alguno más o va saliendo sin planearlo? 
- Va saliendo, la verdad que no nos hemos propuesto hacer uno más, por ahí en algún momento a alguno se le ocurre y arrancamos de nuevo... también habíamos pensando hacer algo en formato acústico como para variar un poco, pero hoy por hoy no tenemos programado ninguno.  

En el final de la charla, Diego Adamo se refirió al futuro y brindó su opinión sobre qué sucederá con el ambiente artístico. En ese sentido, manifestó su deseo de poder este año, aunque sea, retomar los ensayos. “Nosotros ya tenemos como 2 o 3 fechas que se nos han ido cayendo; una era ahora el 16 de mayo que la gente del TARHC nos había convocado para tocar en un Encuentro de Veteranos de rugby, hacer un tercer tiempo, y al principio pensábamos que para mayo llegábamos y vemos que para mayo no, así que lo que más nos mueve ahora es la idea de poder juntarnos a ensayar, yo creo que para fin de año, hablo de octubre o noviembre, tiene que volver todo a su cauce. La verdad que para nosotros es una cuestión más de realización personal y del placer de tocar, nos preocupa más la gente que vive de esto”.

Al respecto, contó que “la otra vez lo escuchaba a Pedro Aznar que decía 'hay 15 tipos cada vez que yo hago un show', son 15 tipos, 15 familias con 3 ó 4 personas que dependen de que esa actividad siga adelante y ellos viven de eso... yo gracias a Dios tengo mi trabajo, mi mujer también y la olla la tiramos igual, pero preocupan los músicos, los artistas, los sonidistas, toda la gente que apostó a esto como un medio de vida y se le va a hacer largo. Sería un hipócrita si me quejara económicamente, esto está hecho por una cuestión de realización, de sentirse bien haciéndolo, pero espero que le encuentren la vuelta por la gente que vive de esto”, finalizó.