Después de 77 días, el Concejo Deliberante volvió a sesionar ayer bajo el cumplimiento de las medida

La Ciudad

Sesionaron tras 77 días

La elección de los delegados provocó un fuerte contrapunto en el Concejo

22|05|20 08:48 hs.

Una vez más, el tema de la designación de los delegados de las localidades generó un marcado contrapunto en el Concejo Deliberante, que ayer, después de 77 días, volvió a sesionar. 


El bloque del Frente de Todos presentó un proyecto de comunicación dirigido al Departamento Ejecutivo para convocar a consulta popular a la hora de la elección de los delegados y, en caso de Claromecó, a su director. El planteo, ya con tintes históricos de parte de la oposición, no encontró adhesiones en el resto del cuerpo deliberativo.

El Movimiento Vecinal, como era de esperar, rechazó la propuesta. Desde Juntos por el Cambio, en tanto, tomaron la misma posición que el vecinalismo, lo cual, automáticamente, provocó que la iniciativa presentada por el peronismo haya quedado descartada. 

El punto en cuestión fue el que más controversia tuvo en la maratónica jornada legislativa de ayer, en la cual, durante casi tres horas y media, los concejales abordaron un orden del día compuesto por 18 puntos, en su mayoría fueron pedidos de informes al Ejecutivo municipal, nacional y provincial. 

En la reanudación de las sesiones, y como era de esperar, ya que se trataban de expedientes que en su momento tuvieron su favorable despacho de comisión, el Concejo, por unanimidad, avaló las medidas tomadas por el Ejecutivo en torno a los beneficios impositivos que la comuna lanzó en forma reciente.

En el paquete se incluyó la postergación por 120 días del incremento de la Tasa de Servicios Urbanos (un 7,5 por ciento) y la suspensión de la cuota dos de la Tasa Unificada, una disposición dirigida para aquellos comercios que no hayan facturado durante el período de cuarentena por el coronavirus. 

El Concejo, además, también dio luz verde en torno a otros ítems relacionados con la situación financiera de la comuna en medio de la pandemia.

Se aprobó el adelanto que el municipio recibió en materia de Coparticipación. Unos 36 millones de pesos destinados al pago de sueldos. 

Además, y a modo de respuesta por los servicios prestados desde la comuna cuando asistió a los adultos mayores y vecinos que concurrieron a entidades financieras, se le dio curso favorable al incremento de la tasa a instituciones bancarias. Pasó del 2,5 al 4 por ciento, unos diez millones de pesos.

El contrapunto
Claramente, el contrapunto de la jornada lo protagonizaron el Movimiento Vecinal y el Frente de Todos. Ambos dejaron en evidencia sus diferencias con respecto a la forma reinante a la hora de la elección de los delegados en las localidades. 

Si bien se trata de una iniciativa histórica del peronismo local, y que incluso fue uno de los puntos salientes de la plataforma electoral de 2019, desde el Frente de Todos se insistió con la idea de que las localidades deberían elegir a sus representantes. 


En un pasaje de la sesión ordinaria, el presidente del cuerpo, Werner Nickel (a la derecha de la imagen), le pidió a los ediles ser más concisos en sus exposiciones


No obstante, en el vecinalismo defendieron la modalidad actual, centrada en que es una potestad del intendente el hecho de elegir a los referentes del municipio en los pueblos, y rechazaron la propuesta peronista. 

Tras recordar que la iniciativa ya había sido desestimada en anteriores épocas por el vecinalismo, Martín Garate (Frente de Todos) dio sus argumentos para defender la nueva presentación. “Estamos y estaremos siempre a favor de impulsar la participación democrática para facilitar la participación de la comunidad”, sostuvo el concejal, quien, de manera contundente, agregó: “Pedimos que -los delegados- se elijan de manera directa y que sean representantes auténticos de los vecinos; no meros representantes del Ejecutivo que cumplen funciones de operador político o administrativo del municipio. Sería un salto de calidad”.

Y en su alocución, el concejal fue categórico cuando dijo: “Es una demanda histórica de las localidades. Tres Arroyos ha hecho el camino diferente al no darles autonomía, participación y poder a los delegados. Los presupuestos se limitan al combustible, cubiertas y gastos administrativos de las delegaciones, no teniendo capacidad de ejecutar ninguna obra. Este debería ser el primer paso y el segundo es darles potestad económica para que puedan actuar como verdaderas descentralizaciones".

La propuesta del Frente de Todos no encontró aliados en el Concejo. El Movimiento Vecinal la rechazó automáticamente. A la hora de fundamentar esa posición, Claudia Cittadino dijo: “La postura histórica del Movimiento Vecinal es que el intendente es quien debe elegir a sus auxiliares, tanto los secretarios como los delegados. Ellos -por los delegados-, son la palabra del intendente en las localidades y escuchan los reclamos o las inquietudes de los vecinos”. 

La presidente del bloque oficialista, y luego su par Francisco Aramberri, en tanto, remarcaron que “mientras el Movimiento Vecinal siga siendo gobierno, la postura será esa. Hay delegados que fueron por listas opositoras a las nuestras y hoy son delegados”. 

Desde Juntos por el Cambio solicitaron que el proyecto se aborde en comisión, al considerar que, según expresó Enrique Groenenberg, “hay aspectos para analizar”. 

La idea fue desestimada por el peronismo, que aludió cuestiones administrativas. Ante eso, la bancada del macrismo pidió un cuarto intermedio de la sesión. Y en la reanudación del debate, Juntos por el Cambio insistió en su idea inicial, pero fue rechazada. Al tiempo que el proyecto original corrió la misma suerte. 

Estacionamiento medido 
Tras el despacho que el proyecto tuvo de la Comisión de Obras Públicas, el Concejo aprobó ayer la modificación de la ordenanza referida a los espacios para ascenso y descenso de personas en el sector de estacionamiento medido, puntualmente en cercanías de entidades bancarias e instituciones.

"Servirá para ordenar el tránsito, que suele ser caótico, y esperando que tenga aceptación en las conductas y que mejore el flujo en la comunidad. Se espera que el Ejecutivo delimite esos espacios para que no sean invadidos con otros usos”, subrayó Sebastián Suhit, del Frente de Todos. 

Por su parte, Roberto Fabiano (Juntos por el Cambio), tras mencionar que el bloque acompañaba la idea, fue más allá del cambio aprobado. Planteó que "no es necesario aplicar el cobro al estacionamiento medido porque el comercio atraviesa un momento de poca venta. Hoy sobra ordenamiento pero faltan autos. La ordenanza de estacionamiento medido apunta a ordenar el tránsito, no a recaudar”.