La Ciudad

Infosalud

¿Cuándo se deben atender a niños en la guardia?

23|05|20 12:05 hs.

El Servicio de Pediatría del Centro Municipal de Salud adhiere a las recomendaciones que realiza la Sociedad Argentina de Pediatría en el contexto del Covid-19. 


En tiempos de pandemia las instituciones de salud debieron reestructurar sus servicios a fin de cuidar la salud de los pacientes no respiratorios y al mismo tiempo cumplir con los protocolos necesarios para el tratamiento de todos aquellos que presenten fiebre más tos y/o dificultades para respirar.

Puntos centrales 
En este sentido se debe concurrir a la guardia de pediatría en tiempos de pandemia en los casos que se enumeran a continuación.
 -Si el niño o niña tiene fiebre (38ºC axilar) y además:
 -Es menor a tres meses.
 -Tiene enfermedad crónica grave.
 -Se acompaña de dolor de cabeza intenso y vómitos recurrentes.
 -Respira con dificultad. Rechaza el alimento. Pierde la conciencia. 
 -Se sacude o se pone rígido. 
 -Si tiene vómitos y: 
 -Es recién nacido o el vómito es verde o contiene sangre.
 -Parece confundido pero está despierto. 
 -Tiene antecedente de traumatismo o tiene sed, ojos hundidos, la boca seca u orina poco.
 -Tiene dolor abdominal continuo e intenso. 
 -Si esta agitado y se le hunden las costillas al respirar. Rechaza el alimento.
 -Se escucha ruido respiratorio y/o quejidos. 
 -Se pone morado al toser y/o hace pausas al respirar. 

 En consultorios 
Al mismo tiempo el servicio de pediatría recomienda que ante la necesidad indispensable de concurrir con niños a instituciones de salud, vacunatorios o consultorios médicos: 

Siga las siguientes pautas: 

En pacientes estables evaluar la espera fuera del espacio de atención, hasta que llegue el turno de ser atendido. 

No llevar elementos que se puedan contaminar como libros, juguetes o bolsos innecesarios. 

Concurrir acompañado de un solo adulto, preferiblemente menor de 60 años y sin factores de riesgo. 

Cumplir con el distanciamiento recomendado de 1,5 metros o 2 con el resto de las personas con las que se comparte el mismo espacio. 

Utilizar barbijo. No debe utilizarse en niños menores de 2 años. Ni en aquellos niños que por limitaciones motoras o intelectuales no puedan sacárselo por sus propios medios. Por ejemplo niños con discapacidades con estas funciones afectadas. Si el niño no se lo deja colocado; es mejor no colocárselo porque se genera una falsa confianza en la barrera, ya que el adulto lo manipula constantemente para acomodarlo o volverlo a colocar. 

Al respecto la Sociedad Argentina de Pediatría amplía la información e indica que es indispensable mantener el distanciamiento social, que solo los familiares convivientes pueden tocar al niño y que antes de hacerlo deben realizar la higiene de manos. Tanto la colocación, como el uso del barbijo o tapaboca y el retiro debe estar supervisado por un adulto. No se recomienda que los niños realicen actividad física o juegos de movilidad con el barbijo colocado. 

Realizar la higiene de manos con agua y jabón y alcohol en gel al llegar y al retirarse del centro de atención y antes y después de cada interacción. 

Es de preferencia que se comunique telefónicamente antes de concurrir para chequear el turno. No llegar más de 15 minutos antes del horario indicado. Retirarse inmediatamente después de la consulta. 

Estas recomendaciones pueden variar siempre de acuerdo a la situación epidemiológica y a los requerimientos del protocolo de la emergencia sanitaria. 

Muy importante 
Tener el calendario de vacunación al día. 

Continúe amamantando a su bebe. No hay evidencia que el coronavirus se transmita por la leche materna. Si tiene tos o estornudos utilice barbijo o tapaboca para amamantar. 

Acueste al niño siempre boca arriba. 

El lugar más seguro para que duerma el bebé es en una cuna al lado de sus padres. Si alguno de los padres tiene tos o estornudos debe alejar la cuna 2 metros para disminuir el riesgo de contagio. 

A la hora de dormir, retire todo tipo de objetos de la cuna (almohadas, juguetes, chichoneras, etc) . 

Mantenga la cabeza del bebe siempre descubierta. 

Evite el exceso de abrigo y mantenga el ambiente ventilado con una temperatura moderada. 

Si su bebe presenta una temperatura de 37,5º C o mayor, tos o rechazo de la comida consulte al pediatra a la brevedad. 

Realice los controles médicos durante el primer año de vida, en el Centro de Atención Primaria más cercano a su domicilio; solicitando turno telefónico previo. 

No fume durante el embarazo y no exponga a sus niños al humo de tabaco.