Policiales

Consecuencias de un amplio operativo en Tres Arroyo

El origen de la causa de pornografía infantil, la "deep web" y la acusación al detenido

27|05|20 07:56 hs.


Un joven de 18 años fue detenido por la Policía Federal tras un allanamiento en el que se le habrían detectado imágenes y videos de pornografía infantil difundidos a través de la red social Facebook, informaron fuentes judiciales. 

El sospechoso, cuyos datos filiatorios se mantienen en reserva, fue arrestado por orden del juez de Garantías subrogante, doctor Carlos Mazzini, a instancias de un requerimiento de la doctora Natalia Ramos, titular de la Fiscalía de Género, quien en la jornada de este miércoles le tomará declaración según lo establece el artículo 308 del Código Penal, acusado de “promoción y distribución de pornografía infantil”, un delito tipificado por el artículo 128 de la Ley 27.436 (26.388 modificada).

La investigación que culminó con la detención de este joven, nació en función de un reporte enviado a Tres Arroyos por la ONG The National Center For Missing & Exploited Children, un organismo internacional dedicado a combatir este flagelo que, en este caso, detecta consumidores del producto, quienes además lo comparten en sus redes. 

Un delito que, según comentó la doctora Ramos a LA VOZ DEL PUEBLO, ya tiene numerosos antecedentes en Tres Arroyos. “Hay muchas causas de pornografía infantil en Tres Arroyos. Son causas que manda esta ONG, reportes sobre gente que sube o comparte videos. Ellos te los mandan y se inicia una investigación para ver de dónde surge, teniendo en cuenta la IP y demás. La idea de estos allanamientos es conocer a la persona que comparte esas imágenes o videos de pornografía infantil”, explicó mientras la Policía Federal allanaba una vivienda ubicada sobre la calle Rondeau al 300. 

Antes las causas se trabajaban en Bahía Blanca y, a partir de 2019, las empezó a trabajar la Fiscalía local. Sin embargo, si bien hay casos de consumo y difusión de estas imágenes, no hay indicios de producción de las mismas, “generalmente lo que tenemos es casi siempre internacional. Nunca se pudo acreditar la producción de ningún video en Tres Arroyos. Generalmente son fotos o videos que circulan en la deep web”. 

 Lo peor de la web 
Precisamente, es en la denominada “deep web” (web profunda), donde pueden encontrarse este tipo de videos. Para llegar a ellos, los interesados deben acceder a ciertas palabras clave y números de teléfono que terminan facilitando la localización de los usuarios en el futuro, 

“La gente que hace pornografía infantil es más fácil de encontrar que lo que uno se imagina. Entrás en YouTube con ciertas claves y abajo hay teléfonos que uno los puede agendar y comparten videos pornográficos. La pornografía infantil está en todos lados y es muy sencillo llegar”, comentó la fiscal con preocupación, antes de referirse específicamente al contenido explícito de la “deep web”, “en la deep web hay de todo, desde una persona que se ofrece a matar a alguien, hasta pornografía de lo que quieras. En este caso, son videos o fotos que se comparten por Facebook o Instagram y que este organismo identifica. Luego hace la denuncia y la causa llega al lugar de donde se comparte”, señaló. 

Al referirse al procedimiento llevado a cabo en nuestra ciudad, Ramos valoró la tecnología con la que llegó la Policía Federal y la celeridad en la tramitación de la causa que esa circunstancia produce, “lo que se hace es ver qué es lo que tiene la persona en sus dispositivos. Lo bueno de esta oportunidad, es que la Policía Federal vino con un vehículo que le permitía analizar el dispositivo secuestrado en el mismo lugar. Hacen la pericia y me dejan el resultado”, comentó, antes de informar en el cierre que, si bien la causa de la víspera es la tercera de 2020, en nuestro distrito, se inician un promedio de entre cinco y diez causas anuales con esos reportes.  

Te interesaría leer