Policiales

Dramático relato de Graciela Franzosi

Asalto muy violento a una vecina: “Cada cosa que no encontraban me daban una trompada”

28|05|20 13:06 hs.


En la madrugada del martes, minutos después de la una, Graciela Franzosi fue sorprendida en su casa por dos delincuentes encapuchados, que ingresaron tras romper a patadas la puerta del frente. 

La vivienda se encuentra ubicada en avenida Ameghino 115, donde la víctima dialogó con La Voz del Pueblo. La mujer estaba acostada, leyendo, cuando “a la una y cuarto de la madrugada patearon la puerta, quedó marcada la zapatilla porque tenía barro. Y la rompieron. Cuando me levanté, ya los tenía adentro”. 

Es jubilada y en este sentido, explicó que “no tengo una actividad como para que piensen que puedo tener plata. La policía preguntó si yo había cobrado algo. Después me dijeron que seguramente fue al voleo, no sé si sucedió así o si a uno lo vigilan”. 

Tras el ingreso de los delincuentes, “uno me agarró del cuello y el otro revolvía. Sumamente agresivos, golpeadores, pedían plata, plata, plata, dame plata. Me dieron vuelta la casa”. 

En la propiedad no había dinero y al advertir que no iban a conseguir obtenerlo, “vieron unas alhajitas que yo tenía, que no eran muchas tampoco, y medio se conformaron con eso”. 

 Quien la tomó del cuello tuvo una actitud muy violenta. “Pensé que me mataba”, afirmó la vecina. Dijo que “los dos estaban encapuchados, con campera oscura, pasamontañas, guantes. Parece que el que mandaba es el que me agarró a mí, porque le daba órdenes al otro, ‘andá, vení, hacé, fíjate’. De repente, me soltó y dispararon como lo que son”. 

Estuvieron más de media hora, “revolvieron todo. Estaba la ropa tirada, cosas que son de uno, es algo íntimo” Describió que “cada cosa que no encontraban me daban una trompada. Muy agresivos, no son personas como para estar en la calle. Pero es lo que nos toca vivir”. No sabe con certeza si estaban armados o no. 

Dos días después, un ojo evidencia el impacto de los golpes y siente dolor porque “me pegó por todos lados, el tórax y otras partes del cuerpo”. 

 Por segunda vez 
En julio del año pasado, Graciela Franzosi también fue víctima de un asalto en la misma casa, donde vive desde que nació. “Comparando con esta vez, en aquella oportunidad resultó más leve. Un delincuente entró por la parte de atrás, pero no me golpeó. Tampoco consiguió dinero”. 

 Lo que falta 
Personal de la Policía Comunal tomó intervención, se realizaron pericias con la participación de efectivos de Científica. Graciela Franzosi fue atendida en el Hospital Pirovano y el miércoles la analizó el médico de Policía. “Recién me llamó la abogada de las víctimas. Me dijo que están trabajando”, comentó. 

El asalto de julio no se esclareció, mientras que sobre este último delito, expresó un anhelo: “No quisiera tanto que me devuelvan nada como que a ellos los encontraran”.

 Finalmente, puso de manifiesto que “lo que queremos creo que la mayoría de la gente, aunque no le haya pasado nada, es tranquilidad. Que uno sea dueño por lo menos de estar tranquilo en su casa, ya que no puede salir a la calle. Pagamos nuestros impuestos, necesitamos vivir en paz”. 

Te interesaría leer