Deportes

Un repaso de la última década

Fútbol: 10 años, cuatro campeones

29|05|20 17:59 hs.

La última década del fútbol tresarroyense tuvo dos grandes protagonistas, Huracán y Once Corazones. 


Desde el 2010 a la actualidad el Azul de Indio Rico es el más ganador, al sumar cinco títulos, el Globo lo sigue con tres y los únicos dos que cortaron la hegemonía fueron Quilmes en 2017 (le ganó la final a Independencia) y Colegiales en 2019 (superó al Albo). 

La segunda década del siglo XXI necesita una presentación, ya que parte de la historia se empezó a escribir en 2009. Es que los dos equipos más ganadores de los últimos diez años tuvieron su primer enfrentamiento esa temporada, donde Huracán le ganó a Once Corazones en una definición que constó de tres finales y dejó una espina clavada en el Azul de Indio Rico. 

Lejos de conformarse con ese subcampeonato, el equipo comandado por Ariel Alberca buscó en el 2010 lo que el Globo le había arrebatado el año anterior, y así consiguió su primer título de Primera División en su historia. El Torneo Apertura se lo adjudicó Olimpo, y Once Corazones logró llegar a su segunda final consecutiva al ganar el Clausura. 

La definición comenzó en Indio Rico, donde el encuentro terminó igualado 1 a 1 con los goles de Santiago Alvarez para el Aurinegro y Matías Morresi para el Azul. La revancha se jugó a los 7 días, el 24 de octubre de 2010, y Once ganó 2 a 1 de visitante logrando dar la vuelta olímpica. Conrado Stornini anotó los dos goles del Azul, y aunque descontó Alvarez no fue suficiente para Olimpo. 

En Once Corazones jugaron aquellas finales: Mario Alvarez; De la Canal, Guevara, Gustavo González y Prendel; Torlaschi, Mayco San Román y Morresi; Maciel San Román; Leoz y Stornini. En la ida habían jugado Saad y Guevara en lugar de Mayco y Maciel San Román. 

Mientras que desde el banco ingresaron Jensen en Indio Rico y Luna en Tres Arroyos.

2011: Huracán 
En 2011 el título viajó en Globo, y el subcampeonato fue una vez más de Olimpo. Huracán había ganado el Apertura y el Aurinegro el Clausura, mientras que la definición necesitó de tres partidos para conocer al campeón. 

En el Complejo Aurinegro se impuso Huracán por 2 a 1 con los goles de Gallo y Videla, mientras que descontó San Martín. La revancha fue un sábado por la noche en el Bottino (en ese momento el Globo jugaba el Argentino A), y Olimpo se impuso por 2 a 0 con los goles de Alvarez y San Martín. 

El tercer partido fue al sábado siguiente en el Bottino, Huracán ganó 5 a 3 y gritó campeón. En el primer tiempo marcaron Ferretti, Gallo, Videla y Barroca para el Globo y San Martín para el Aurinegro; en la segunda parte cerraron el juego Gallo para Huracán y Gonzalo Gastelú y San Martin para Olimpo. El partido se jugó de noche con un público que rondó las 400 personas. 

El técnico de Huracán era Leonardo Estévez, y en el partido final jugaron: Reinoso; González, Martínez, Wehrhahne y Uzidinger; Monte, Gallo, Irigoyen y Barroca; Videla y Ferretti. Luego ingresaron Pedone, Caro y Ciccioli. 

2012 y 2013: Once Corazones 
Para el 2012 ingresó un nuevo equipo en la lucha, Independencia. El Ventarrón y Once Corazones disputaron una definición llena de goles donde terminó logrando su segundo título del año el Azul de Indio Rico.

Tras ganar el Apertura Independencia y el Clausura Once Corazones llegó el momento de dirimir el título entre los dos mejores equipos del año. El Ventarrón había ganador el Preparación ese año y en la suma general hubo apenas un punto de diferencia, 37 para los de Indio Rico y 36 para los chavenses. 

En Chaves en el primer partido empataron 4 a 4. Stornini, Casalla y Maciel San Román -2- hicieron los goles de Once; mientras que Marcelo, Fuentes, Duguine y Tavernini para Independencia. A la semana fue la revancha en Indio Rico, y Once ganó 4 a 1. Mayco San Román, Guevara, Morresi y Torlaschi hicieron los goles del campeón, mientras que Arteagabeytia hizo el del Ventarrón. 

Del primer título en la historia del Azul pudieron repetir el logro Alvarez, Prendel, Guevara, De la Canal, Torlaschi, Mayco y Maciel San Román, Morresi y Stornini. Mientras que se sumaron a la gloria Casalla, Troncoso, Piloni, Pignol y Fernández. 

La temporada siguiente Once Corazones cosechó su primer bicampeonato consecutivo al vencer en la final a Olimpo. En el primer partido final, que se jugó en Tres Arroyos, ganó 1 a 0 Olimpo con un gol de San Martín. En Indio Rico se recuperó Once al ganar por 3 a 1 con los goles de Stornini -2- y Casalla; Alvarez anotó para Olimpo. 

Mientras que la definición fue en la noche del miércoles 27 de noviembre de 2013 en el Bottino. Tras igualar 1 a 1, Once se impuso en los penales por 3 a 1. Los goles fueron en el segundo tiempo suplementario, Puertas para Once primero y luego empató Alvarez para Olimpo. Fue el bicampeonato de Once, que esa noche llegó a su tercer título en 4 años.

Los jugadores que lograron su primer título en la institución de Indio Rico ese año fueron Heim, López, Raimondi, Copló y Puertas. 

2014: Huracán 
La definición del título 2014 fue inolvidable, ya que fueron cinco partidos consecutivos entre Huracán y Once Corazones para conocer al campeón. 

El formato del campeonato ese año se modificó, ya que hubo un campeonato largo (todos contra todos a dos ruedas) donde se impuso el Globo y luego un playoffs donde celebró el Azul. Entre ambos fue la definición al mejor de tres partidos. 

La final del playoffs arrancó el domingo 30 de noviembre en Indio Rico y fue empate 2 a 2. La revancha fue el jueves 4 en el Bottino, y el Azul ganó por 3 a 2 para llevar la definición a la final del año. 

La historia siguió el 14 de diciembre en Indio Rico con el primer partido de la final del año, y el local ganó por 2 a 1 con goles de Stornini -2- para el Azul y Heim en contra para Huracán. 

La revancha fue nuevamente en horario nocturno, un jueves, y Huracán se impuso por 1 a 0 con el gol agónico de Fritz a los 47 minutos del segundo tiempo. 

La serie se cerró el 23 de diciembre en el Bottino, donde recurrieron a los penales para romper la paridad. Fue 2-2, en el primer tiempo marcaron Boquín (H) y Casalla (OC), y en la segunda mitad a los 39 nuevamente Boquín parecía darle el título al Globo, pero a los 51 apareció Morresi que estiró la definición. En los penales el Globo se impuso por 4 a 2. 

Ese año Huracán comenzó con el bahiense Daniel Florit como entrenador, y fue sucedido por Leonardo Gómez. Mientras que en el último partido para el Globo jugaron: Fernández, Irigoyen, Di Croce, Maciel, Pereyra, Caló, Fritz, Alcodoy, Barroca, Ferreti y Boquín. Luego ingresaron Domínguez, Ovando y Vega. 

2015 y 2016: Once Corazones 
El segundo bicampeonato de Once Corazones fue en las temporadas 2015 y 2016 y sin la necesidad de jugar la final del año. En aquellas temporadas llegó a su quinta estrella y también fue la última celebración. 

 En el banco de suplente continuaba Ariel Alberca, y el 2015 lo dominó de principio a fin ya que no necesitó de finales del año ya que ganó los dos chicos. El Apertura se lo adjudicó con comodidad, mientras que el Clausura igualó con Huracán y necesitó un desempate. 

En Indio Rico ganó Once por 3 a 1 con los goles de Morresi, Pérez y Casalla; Cattanio había abierto el marcador para el Globo. La revancha se jugó en el Bottino, y tras el empate sin goles Once fue campeón del Clausura y del año. 

En el Bottino jugaron, Alvarez, Prendel, Heim, Aguilera, Sabatini, Monforte, Cabral, Morresi, Pérez y Rivera; luego entraron, Dupuy y Copló. 



Al año siguiente Once Corazones ganó la fase regular (fue torneo largo) y luego se quedó con el playoffs. 

En la fase regular el Azul gritó campeón con una fecha de anticipación y terminó con 39 puntos en 18 partidos (12 partidos ganados, 3 partidos empatados y 3 partidos perdidos). En los playoffs definió con Huracán Ciclista (segundo en la fase regular), primero ganó en Chaves 1 a 0 con el gol de Mascota Pérez y a la semana en Indio Rico igualó 2 a 2 para cantar por segunda vez bicampeón y llegar a su quinta estrella en siete años. Los goles de ese partido fueron de Rivera y Pérez para el Azul y Sueyro y Pego para el Globo chavense. 

Ese año jugaron el último partido para Once Corazones Alvarez, Diez, Heim, Gómez, Aguilera, Monclá, Cabral, Gómez, Dupuy, Pérez y Rivera. Ingresaron desde el banco Copló, Morresi y Stornini. 

2017: Quilmes 
Luego de ocho años de hegemonía entre Once Corazones y Huracán (del 2009 al 2016), Quilmes logró imponerse. El Cervecero cortó en el 2017 una racha de 20 años sin ser campeón, y tuvo que trabajar mucho para ser nuevamente dueño del fútbol tresarroyense. 



La temporada para Quilmes no había comenzado de la mejor forma, ya que el Apertura pasó sin grandes resultados y el ganador resultó Huracán (ganó los 9 partidos que disputó). Pero para el Clausura el conjunto de Omar Espinal, con una base de jugadores de la casa, se prendió a la pelea y se adueñó del chico en una lucha sumamente pareja con el Globo.

La primera fase se definió en cancha de Boca, donde Quilmes venció a Huracán y se aseguró un lugar en la final del año. Luego llegaron los playoffs, donde Independencia llegó a la final y venció al Cervecero, forzando la definición por el título al mejor de tres. Pero Quilmes se quedó con la corona en apenas dos partidos tras ganar 2 a 1 de local (convirtieron Di Croce y Aramendi para el Cervecero y Duguine para el Ventarrón) y lograr un empate 1 a 1 de visitante (goles de Zaragoza para el campeón y Auzmendi para los chavenses). 

El equipo tenía como entrenador a Omar Espinal, y en Chaves el 17 de diciembre de 2017 jugaron Luengo, Marín, J. Espinal, Leyes, C. Espinal, Lustau, Viera, Di Croce, Prieto, Aramendi y Zaragoza. Luego ingresaron Gutiérrez, Knudsen y Montovio. 

2018: Huracán 
Cuatro años más tarde de los cinco partidos para conocer al campeón 2014, en el 2018 la definición nuevamente la protagonizaron Huracán y Once Corazones. 

 El año fue atípico, ya que el Globo, con la conducción de Leonardo Gómez como entrenador, dominó la Primera Fase, donde fue campeón tras ganar el Clausura y superar en la final a Huracán Ciclista (había ganado el Apertura). Mientras que Once, que tuvo un año irregular en la primera etapa, ganó el playoffs y consiguió la chance de ir por el título. 

Más allá de la diferencia que había habido a lo largo del año entre uno y otro equipo, la definición fue pareja, necesitó de tres partidos y recién se quebró en los penales en favor del Globo. 

Fueron tres empates consecutivos 1 a 1. El primero en el Bottino con los goles de San Román (OC) y Zubillaga (H), el segundo en Indio Rico con los tantos de Vanniewenhoven (H) y San Román (OC) y el tercero en Olimpo con las conquistas de Monges (OC) y Vannieuwenhoven (H). Por ese motivo hubo que recurrir a los penales en el Complejo Aurinegro, y tras 14 penales Huracán ganó 5 a 4. 

Los elegidos por Gómez para jugar el último partido del 2018 fueron: Serén, Rodríguez, Wehrhahne, Zanel, Uzidinger, Alcodoy, Fritz, Ciccioli, Domínguez, Elizondo y Vannieuwenhoven. Luego ingresaron, Henríquez, D’Annunzio y Zubillaga. 

2019: Colegiales 
La historia más conocido es la del Escolar, que es el campeón vigente del fútbol tresarroyense. Colegiales tuvo un año brillante, y tras una reñida lucha con Huracán se consagró campeón tras 11 años (la última vez había sido en 2008). 



La paridad entre el campeón y el subcampeón fue a lo largo del todo el año, porque el Apertura se definió con una desempate que quedó en poder del Globo en la cancha de Olimpo (ganó 2 a 1). En el Clausura logró el título el Escolar, y forzó la final. 

La definición se abrió en el Bottino con goleada del local por 4 a 1; goles de Ciccioli, Elizondo, Domínguez y Zubillaga para Huracán y Videla para Colegiales. En el Zubiri el Escolar se impuso por 1 a 0 con el tanto de Amado. Mientras que en la cancha de Olimpo, y tras igualar sin goles, Colegiales festejó en los penales donde se impuso por 6 a 5. 

El técnico campeón fue Guillermo Sauce, quien sucedió a Sergio Amestoy (tuvo un interinato de un partido Darío Gil), y en la definición formó con Alonso, Di Rocco, Sanabria, Plaza, Silcan, Barrionuevo, Montero, Cárdenas, Biera, López y Videla. Luego ingresaron Sacone, Amado y Moro.