La Ciudad

Reconocimiento de sus pares, aprecio de la comunidad

El último día de trabajo de José Luis Liébana: 38 años junto a los más vulnerables (videos)

29|05|20 13:53 hs.


Algunas fotos pertenecen a recuerdos, no son actuales


José Luis Liébana, a los 25 años ya era supervisor de enfermería, en un hospital con un solo supervisor por turno; tenía más de 70 personas a cargo. 

El recuerda sus inicios en la sala de pensión donde dice aprendió sobre todo. “Allí veías pacientes quirúrgicos, niños o adultos mayores con las patologías más dispares. Luego fui supervisor en Emergencia pero siempre quise trabajar con el adulto mayor. Isabel Di Rado la jefa a quien José Luis adora y agradece, me decía que era muy joven para trabajar en Geriatría. Sin embargo al poco tiempo fue mi lugar hasta hoy, que es mi último día”. 



Del ejercicio de su profesión y del tiempo y del cuidado que le ha dedicado al adulto mayor; temática en la que se ha especializado, aun hasta hoy asistiendo a congresos internacionales y compartiendo su tiempo con la docencia a la que paralelamente le dedico 15 años; y así fue responsable junto a los licenciados Isabel Di Rado, Juan Carlos Caruso y Mabel Elías de la formación de los enfermeros de nuestro distrito. A ellos y a sus eternas compañeras Nora Vázquez, Viviana Valsano, Matilde Aguirregaberia y Patricia Barrientos son algunas de las personas a las que José Luis elige agradecer muy especialmente este viernes, en su último día de trabajo. 

Siempre generoso quiere mencionar a aquellos con los que compartió su vida y su carrera. Hoy el equipo interdisciplinario del Geriátrico municipal está conformado por el doctor Benicio Arias como jefe y por las licenciadas Vanesa Cranca, Noelia Stornini; y su secretaria Josefa Gómez que trabajan de manera conjunta con 37 personas que completan el equipo de salud a cargo de la contención, el cuidado y la rehabilitación de los residentes. 

José Luis define estos tiempos como muy felices, “uno dedica su vida a lo que quiere y ama como en mi caso mi profesión y uno cree que nadie ve lo que uno hace sin embargo, el reconocimiento que recibí con el Agua Clara y hace pocos días tener en mis manos un libro en el cual se retratan historias de enfermería y en el cual participan prestigiosos colegas de la región. Estar seleccionado, y que una experiencia mía esté en esas paginas, compartidas con la licenciada Isabel Di Rado, máxima referente en nuestro distrito, con Mabel Elías y con Carina Pardiñas; es un mimo al alma. Este libro es un hermoso cierre a mi carrera. Ahora disfrutare de lo que más me gusta los viajes, el sol, de la familia y de la amistad. 




En el mediodía de este viernes, de forma espontanea, José Luis se encontró a la salida con un sentido aplauso de sus compañeros quienes lo esperaron en calle Córdoba para demostrarle sus sentimientos, con todas las medidas de seguridad que requiere la pandemia. 

Unos segundos que permanecerán en la memoria de José Luis y del personal del Centro de Salud. Este aplauso y la entrega de obsequios intentan ser un abrazo mediado por la distancia. 

Por su parte, las autoridades de Salud desean expresar su agradecimiento a su excelente labor, a su dedicación y a toda una trayectoria basada en la escucha y el cuidado. 

Expresan que ha sido un honor compartir parte de su tiempo. “Buena vida José Luis”, fue el cierre del licenciado Diego Rodríguez en este sentido aplauso. La institución compartió con la comunidad, videos con testimonios y fotos que reflejan lo que sienten por José Luis.  

Te interesaría leer