imagen ilustrativa

Carta de Lectores

Escribe Karina Olthoff

Una espera inhumana

31|05|20 11:35 hs.

Señora directora:


Soy Karina Olthoff, vecina de Tres Arroyos, tengo 48 años y soy paciente oncológica de cáncer de mama con metástasis en cabeza, mediastino, pulmones, hígado, y huesos. Soy docente y la obra social que poseo es IOMA. Mi oncólogo Alejandro Ferro recetó los primeros días de abril para mi tratamiento el medicamento Palbociclib 125mg. Pero recién después de 43 días pude comenzar a tomar la droga recetada. Ese fue el tiempo que debí esperar para que fuera autorizada la compra del medicamento esencial para mi tratamiento. 

Mi oncólogo, que enseguida me atendió y me dio el tratamiento, hizo que saliera muy contenta de la entrevista. El me generó muchísima confianza y quedé sorprendida con la rapidez en la que se me pudo aplicar la primera quimioterapia. ¡Eternamente agradecida DOC! Lo que vino después fue angustia y desesperación por la burocracia y un entramado difícil de descifrar que hizo que el medicamento tardara casi un mes y medio en llegar a mis manos. 

Cuando me enteré de mi diagnóstico comencé a leer y encontré un libro de Stella Maris Maruso y empecé a hacer todo lo que decía. ¡Gracias Stella! 

No fue un proceso fácil, a veces estaba negativa, despidiéndome, y otra positiva. Una lucha contra la enfermedad, más el sufrimiento de quienes me acompañan, como mi esposo, mis hijas, mi mamá, que lloraba y se hacía la pregunta constante de por qué no le había tocado a ella padecer la enfermedad en lugar de a mí. 

Todo un dolor y una situación que se hizo más angustiante porque la droga vital para mi tratamiento no me llegaba. 

Quiero agradecer la gestión de Matías Fhurer y de su madre, la diputada Nacional Alma “Chani” Sapag; y del diputado provincial Pablo Garate y su equipo de trabajo, los únicos del arco político de Tres Arroyos que tomaron el asunto con la seriedad que se merecía, hicieron gestiones y destrabaron el trámite para que IOMA habilitara la compra del medicamento. 

Este año 2020 nos trajo una lección de la mano del Covid 19, con esta noticia nos llenamos de miedo pensando que nos íbamos a morir si contraíamos el virus. Ese mismo miedo sentí yo cuando me dieron el diagnóstico de cáncer. No quería morir, quería vivir. 

Felicito a nuestro Presidente Alberto Fernández por priorizar la vida antes que la economía, muchos están en desacuerdo, pero como dice el dicho: del cajón no sale nadie, por más que te lleven los africanos con sus bailecitos divertidos. 

Elba Karina Olthoff