Policiales

El joyero continúa imputado por tenencia ilegal de arma

Liberaron a los dos aprehendidos y continuarán investigando al joyero

01|06|20 09:17 hs.

Los casos violentos de los últimos días siguen sin sospechosos ni aprehendidos. Tras la liberación de Maximiliano Salazar, alías Vieja, e Iñaki Irigoyen, los dos aprehendidos en la tarde del sábado, sólo el joyero quedó imputado, pero del delito de “tenencia ilegal de arma”. 


Al mismo tiempo, fuentes judiciales indicaron que continuarán investigándolo por su presunta vinculación con la reducción de cosas robadas en el mercado negro. Salazar e Irigoyen habían sido arrestados en la mañana del sábado por el personal de la DDI que, instruído por el fiscal Carlos Lemble, realizó cuatro allanamientos en distintos inmuebles de nuestra ciudad y una céntrica joyería, donde permanecieron hasta bien entrada la noche del sábado.

Sin embargo, en la mañana de ayer la señora Franzosi, no pudo identificar ninguno de los elementos robados entre los componentes secuestrados en los distintos registros domiciliarios y, esa circunstancia, le impidió al doctor Carlos Lemble, titular de la UFI N°13, avanzar en la imputación de los sospechosos.

Tal como informaron fuentes judiciales, la señora Graciela Franzosi no identificó entre los elementos secuestrados objetos de su propiedad, como así tampoco las prendas de vestir incautadas en las casas de los sospechosos, por lo que al fiscal no le quedó otro camino que liberarlos. Por el momento, se aguardaba el resultado de pericias en sus celulares. 

Lo que queda 
Durante los procedimientos del sábado, se allanó la casa y la joyería de un vecino identificado como Carlos Mercalli. El hallazgo de un arma motivó el inicio de una imputación por “tenencia ilegal de arma”. Sin embargo, existirían distintos testimonios que aparentemente lo vinculan con la compra y venta de elementos robados. 

Precisamente es esta la teoría que el Ministerio Público Fiscal no terminó de descartar y sería la única línea investigativa vigente tras una ardua jornada de sábado. 

Esta pesquisa se inició tras el violento asalto sufrido en su casa de la avenida Almafuerte 115, donde reside Graciela Franzosi, una jubilada de 73 años a la que, en la madrugada del pasado martes, sujetos desconocidos le rompieron a patadas la puerta de calle para entrar a su casa y perpetrar un violento atraco, donde la golpearon y le hicieron vivir una pesadilla antes de robarle una cadenita de oro. 

La violencia del hecho y la comisión de otro caso en la mañana del viernes siguiente, trajeron preocupación a los vecinos de Tres Arroyos que viven una seguidilla delictiva en la ciudad.